Wallapop

Wallapop es una aplicación de venta por Internet de segunda mano que nació en 2013 en España, en ella los vendedores ponen un anuncio de aquellos productos que ya no utilizan y otro usuario de la plataforma podrá verlo, si está interesado en comprar ese producto se pondrá en contacto con el vendedor mediante el chat de esta aplicación. De esta forma, el vendedor puede ganar dinero extra con un artículo que ya no utiliza y el comprador lo obtiene a un mejor precio.

 

En Wallapop se puede encontrar cualquier tipo de articulos, los cuales se organizan en secciones como ropa, librería, tecnología, deporte, ocio, bicicletas, consolas y videojuegos, niños y bebés, coleccionismo, decoración, coches y muebles, entre otras. A su vez, dentro de cada una de estas secciones encontramos subsecciones, por ejemplo, dentro de la sección de ropa encontramos apartados específicos para camisetas, camisas, pantalones, sudaderas, cazadoras, zapatillas, accesorios, etc.

 

Todas las secciones se pueden filtrar con aquellos parámetros relevantes en cada caso, por ejemplo, en la sección de muebles es relevante el tamaño, el color o el estado del producto.

 

 

Compra y venta en Wallapop

 

Un aspecto que diferencia a Wallapop de otras aplicaciones de compra y venta de artículos de segunda mano es la opción de geolocalización; ahora los usuarios pueden filtrar aquellos vendedores o compradores que interesen en base a su ubicación. La geolocalización de Wallapop permite hacer mucho más accesible la venta y evitar los gastos de envío, que según el tamaño y el peso del paquete pueden ser algo elevados.

 

En Wallapop se puede marcar el estado del producto entre las siguientes opciones: nuevo (conserva etiqueta o está sin abrir), como nuevo (no tiene ningún rasguño y se conserva perfectamente), bueno (puede tener algún rasguño o imperfección), aceptable (tiene daños visibles aunque es apto para su venta) y lo ha dado todo (el estado es bastante malo pero el valor del producto o exclusividad hace que se pueda vender).

 

Los vendedores deben ser honestos con el estado del producto, así como en las fotos que publiquen de los mismos. El precio que se adjudica a cada artículo debe estar acorde a su estado, el valor real que tuvo en su momento de compra y el que puede tener ahora.

 

Aquellos compradores que se han interesado en un artículo determinado pueden guardarlo en su lista de favoritos o decidir hablar mediante el chat de la aplicación con el vendedor. En este chat pueden preguntar más datos sobre el producto y se puede acordar un lugar para realizar la compra y venta. si el vendedor ha marcado la opción de envío, podrá solicitar que te lo mande a tu domicilio, en este caso tendrás que abonar el precio de los gastos de envío que correspondan a ese tipo de paquete.

 

Los envíos a domicilio implican pagar por transferencia bancaria, en estos casos es esencial que revises las reseñas del usuario y su seguridad en el pago. Wallapop aconseja no salir de la aplicación al realizar estas transacciones como forma de garantizar que no se producen fraudes o poder solucionarlos rápidamente.

¿Que te ha parecido?

Deja un comentario