¿Tus oídos son importantes para mantener el equilibrio?

La capacidad de equilibrio es algo que la mayoría de la gente da por sentado. Sin embargo, si usted padece un trastorno vestibular o experimenta mareos, puede parecerle un gran esfuerzo mantener su cuerpo erguido. El oído interno es responsable del equilibrio y el movimiento, por lo que cuando esta parte del cuerpo funciona mal, las personas pueden sentirse inseguras sobre sus pies. Un trastorno vestibular puede deberse a un problema físico o a una enfermedad subyacente que afecte a la presión arterial o al uso de medicamentos. Si notas que pierdes el equilibrio con más frecuencia de lo habitual, habla con tu médico sobre las posibles causas y opciones de tratamiento.

Un trastorno vestibular es una condición en la que hay un mal funcionamiento del oído interno.

Un trastorno vestibular es una condición en la que hay un mal funcionamiento del oído interno. Este órgano es el responsable del equilibrio, por lo que cuando no funciona correctamente, el sentido del equilibrio puede estar alterado. El oído interno está formado por los canales semicirculares y tres órganos otolíticos (o «piedras»). Los canales semicirculares detectan los movimientos de la cabeza; los órganos otolíticos detectan los cambios de gravedad.

El oído interno es el órgano responsable del equilibrio, por lo que si no funciona correctamente, puedes sentirte inestable sobre tus pies.

El oído interno es el órgano responsable del equilibrio, por lo que si no funciona correctamente, puede sentirse inseguro sobre sus pies. El oído interno contiene canales semicirculares y otolitos. Los canales semicirculares están conectados a tres partes del cuerpo distintas pero relacionadas entre sí:

  • Los ojos
  • Los músculos de la cabeza y el cuello (incluidos los músculos faciales)
  • Los sensores que detectan la gravedad

Es normal que las personas con un trastorno vestibular tengan dificultades con el equilibrio.

El sistema vestibular es el responsable de nuestro sentido del equilibrio. Está formado por el oído interno, que contiene tres canales semicirculares y una cámara llena de líquido llamada utrículo; células especiales en estas partes del cuerpo que responden al movimiento; y nervios que llevan la información de estas partes al cerebro.

Aunque no hay una prueba que diagnostique definitivamente un trastorno vestibular, es probable que el médico pida una serie de pruebas para descartar otras afecciones.

Aunque no hay ninguna prueba que diagnostique definitivamente un trastorno vestibular, es probable que el médico pida una serie de pruebas para descartar otras afecciones. Las pruebas pueden incluir análisis de sangre, exploraciones de imagen y una exploración física. Las pruebas serán diferentes para cada paciente en función de los síntomas que experimente. El médico utilizará toda la información de las pruebas para determinar el mejor curso de acción.

Los trastornos vestibulares pueden controlarse o incluso recuperarse, pero el tratamiento depende de la causa del problema en primer lugar.

El sistema vestibular es el responsable del equilibrio. El sistema vestibular está formado por el oído interno y el cerebro, que trabajan juntos para ayudarle a mantener el equilibrio.

Los trastornos vestibulares pueden estar causados por diversos factores, como el envejecimiento y los traumatismos craneales, la genética, los medicamentos y las enfermedades como la enfermedad de Ménière o el síndrome de Meniere (un tipo de vértigo) y la diabetes. Algunas personas padecen los síntomas durante toda su vida, mientras que otras sólo experimentan problemas en determinados momentos de su vida, como durante el embarazo o después de una enfermedad.

Las causas más comunes de los mareos son la presión arterial baja y los efectos secundarios de los medicamentos.

  • Las causas más comunes de los mareos son la presión arterial baja y los efectos secundarios de los medicamentos.
  • El mareo es una causa común de mareo que puede tratarse con remedios de venta libre como Dramamine® o Bonine®.
  • Las infecciones del oído interno también pueden causar mareos, por lo que debe acudir a su médico si cree que ese puede ser su caso.
  • Los trastornos del oído (por ejemplo, la enfermedad de Meniere) pueden provocar vértigo y náuseas que pueden durar horas o días. Los vértigos causados por esta enfermedad pueden dificultar el mantenerse erguido o caminar con normalidad.
  • La ansiedad y las migrañas son otras dos causas comunes de vértigo en los adultos (más información sobre ellas a continuación).

Es posible que no te des cuenta de lo importantes que son tus oídos hasta que dejan de funcionar correctamente.

En este artículo hemos aprendido que el oído interno es un órgano responsable del equilibrio. También es responsable de la audición y del procesamiento de la información sobre el movimiento.

El oído interno es un órgano asombroso que trabaja junto con los ojos y otros sistemas corporales para ayudarte a mantener el equilibrio y a escuchar los sonidos que te rodean.

Si tienes problemas para mantener el equilibrio o para oír correctamente, habla con un médico de inmediato para que te ayude a diagnosticar cualquier problema antes de que empeore.

Conclusión

Tener un trastorno vestibular puede ser muy frustrante. Si experimenta mareos e inestabilidad, es importante que busque ayuda lo antes posible. Cuanto antes busque tratamiento, más eficaz será para mejorar su calidad de vida.

Deja un comentario