Trofología

El término de trofología está relacionado con el tratado o la ciencia de la nutrición según la RAE, la trofología es una disciplina que analiza la acidez de los alimentos y la combinación de sus valores nutricionales de la forma más adecuada. No se puede hablar de la trofología como una ciencia en sí puesto que no utiliza métodos empíricos ni tiene una base científica concreta.

 

La trofología se encarga también de estudiar el género de los alimentos, algo que sí que tiene una base científica si hablamos de determinadas frutas y verduras, por ejemplo, los pimientos tienen un género muy marcado; un pimiento hembra tiene 4 o más lóbulos y un pimiento macho tiene 3 lóbulos o menos.

 

Expertos en trofología

 

Los expertos en trofología (trofólogos) se encargan de analizar el orden en el que se deben ingerir los alimentos a lo largo del día, así como la forma más adecuada de combinarlos entre sí para potenciar sus propiedades. Esta técnica permite conocer aquellos alimentos que se pueden utilizar como medicina preventiva, es decir, su consumo puede evitar futuras enfermedades.      

 

En caso de hablar de medicina preventiva, se puede decir que tiene una serie de efectos positivos de cara a evitar enfermedades en un largo plazo. Hay que tener en cuenta que no se puede frenar el desarrollo de enfermedades genéticas con la ingesta de determinados alimentos o combinando su orden.

 

Críticas hacia la trofología

 

El rigor científico de la trofología está en duda debido a la escasa efectividad de los pocos procesos empíricos que se han desarrollado para demostrar los efectos positivos para la salud de combinar diferentes alimentos. Hasta el momento no hay estudios controlados que avalen que existen beneficios claros para la salud realizando esta práctica, tampoco se puede afirmar que la trofología ayude a perder peso, mucho menos que sea recomendable hacer dietas combinando determinados productos y excluyendo otros.

 

 

Estudio en combinaciones de alimentos

 

La trofología ha establecido una serie de combinaciones de alimentos que se deben evitar si se quiere potenciar el valor nutricional de cada uno de ellos. No es recomendable mezclar las proteínas con otras proteínas, tampoco con la fécula o sus derivados, los dulces, las grasas de tipo vegetal o animal y alimentos ácidos (frutas ácidas, leche, yogur, queso). En el caso de alimentos con contenido en féculas, no es recomendable mezclarlos con alimentos ácidos o con alto contenido en azúcar.

 

Aquellos alimentos con menos contenido en grasa de cualquier tipo van a tener menor concentración ácida, aunque es complicado determinar un valor de acidez en comparación con la grasa sin recurrir a técnicas científicas.

 

Se puede decir que la trofología es una disciplina restrictiva en cuanto a la combinación de alimentos, lo cual a la larga termina siendo contraproducente puesto que deriva en una carencia de algunos nutrientes. A su vez, no es sencillo analizar la composición de cada uno de los alimentos que se ingieren en el día a día y evitar las combinaciones no recomendadas por la trofología.

¿Que te ha parecido?

Deja un comentario