¿Todo podría funcionar con energía solar?

Durante la última década, hemos visto un aumento en el uso de la energía solar. Y claro, es muy bueno para el medio ambiente y permite ahorrar dinero en las facturas de los servicios públicos. Pero, ¿sería posible hacer funcionar todo -literalmente todo- sólo con energía solar? Exploremos juntos esta cuestión.

Sólo un pequeño porcentaje de la energía solar que llega a la tierra puede convertirse en electricidad.

La eficiencia de los paneles solares depende del tipo de panel y de su orientación. Los paneles fabricados con un material llamado silicio amorfo tienen un índice de eficiencia de entre el 12 y el 18%, mientras que los paneles de silicio cristalino suelen tener un índice de entre el 15 y el 23%. También puede verse afectada por su ubicación. Las células solares son menos eficientes en regiones con altos niveles de radiación UV, como los desiertos o las zonas cubiertas de nieve (ya que absorben más calor).

La energía solar no es rentable para todos los países, especialmente para aquellos con muchos días nublados o pocos días soleados.

No está del todo claro si la energía solar es rentable para todos los países. Algunos países tienen muchos días nublados o pocos días soleados, y esto hace que la energía solar sea menos eficiente. El coste de construir suficientes paneles solares para satisfacer la demanda de energía puede ser demasiado alto para algunos países. Por otro lado, algunos lugares con mucha luz solar (como California) están utilizando la energía solar a lo grande y ahorrando dinero en sus facturas de electricidad.

Algunas personas están trabajando en formas de hacer que la energía solar sea más rentable, incluyendo mejoras en las baterías

Algunas personas están trabajando en formas de hacer que la energía solar sea más rentable, incluyendo mejoras en las baterías. El problema de las baterías es que son caras y requieren mantenimiento, pero pueden utilizarse para almacenar energía solar (como cualquier otro tipo de energía).

Las baterías tienen su utilidad. Por ejemplo, un Tesla Model S tiene un paquete de baterías de 80 kWh que puede recorrer unos 320 kilómetros con una sola carga, lo que es suficiente para la mayoría de los desplazamientos sin tener que preocuparse de repostar en la gasolinera. Pero imagina que todos tuviéramos coches con baterías de 200 kWh.

La energía solar tiene que almacenarse en baterías porque aumenta la electricidad, que no es constante

Uno de los mayores retos de la energía solar es que no funciona las 24 horas del día. Sólo puede recoger energía durante el día, cuando hay luz solar. Por eso hay que almacenarla en baterías, porque la electricidad no es constante.

Las baterías almacenan la electricidad para poder suministrar energía por la noche y cuando no hay luz solar, pero no son 100% eficientes en el almacenamiento de energía, sólo un 80%. Eso significa que el 20% de su capacidad puede perderse en forma de calor cada vez que se recargan con energía solar.

Cuando se estudian las células que utilizan la energía solar, hay que fijarse en el «módulo solar» o «matriz solar», que recibe los rayos del sol y los convierte en electricidad de corriente continua (CC). El inversor convierte la CC en electricidad de corriente alterna (CA), que alimenta tu casa.

El panel solar es la parte que capta la energía del sol. La convierte en electricidad de corriente continua (CC), que alimenta tu casa. El inversor convierte la corriente continua en corriente alterna (CA), que alimenta tu casa.

La cantidad de energía que necesitas depende de dos cosas: la cantidad de sol que entra en contacto con tu panel solar y el tipo de luz solar que convierte.

A estas alturas, probablemente tengas una idea bastante clara de la cantidad de energía solar que necesitas. La cantidad depende de dos cosas: la cantidad de luz solar que llega a tus paneles solares y lo bien que la convierten en energía. Veamos ambos factores.

La luz solar llega a la Tierra de dos formas: directa y reflejada. La luz directa es la que incide directamente en los paneles sin que rebote en nada más; la luz reflejada es la que rebota en otros objetos antes de incidir en ellos (como cuando el sol se refleja en la nieve). Ambos tipos son importantes para obtener una estimación precisa, ya que algunos tipos de materiales absorben más la luz directa que la reflejada (el vidrio frente a la nieve), mientras que otros tienen diferentes tasas de absorción para cada tipo de luz (el metal frente al vidrio).

Los paneles solares funcionan mejor cuando están orientados hacia el sol. Incluso funcionan durante los meses de invierno, siempre que reciban luz solar. Sin embargo, los paneles captan menos energía si están a la sombra. Por ejemplo, si un árbol crece y bloquea parte de su acceso a los rayos del sol, perderá la generación de energía hasta en un 25% con el tiempo.

Los paneles solares funcionan mejor cuando están orientados al sol. Incluso funcionan durante los meses de invierno, siempre que reciban luz solar. Sin embargo, los paneles captan menos energía si están a la sombra. Por ejemplo, si un árbol crece y bloquea parte de su acceso a los rayos del sol, con el tiempo perderá la generación de energía hasta en un 25%.

Conclusión

Si está pensando en instalar paneles solares, quizá merezca la pena explorar primero otras opciones. Por ejemplo, si su casa o negocio tiene un tejado grande que recibe mucha luz solar durante el día pero no tiene mucho espacio para los paneles. Esto puede funcionar bien para generar energía sin hacer grandes cambios en el diseño de tu casa.

¿Que te ha parecido?

Deja un comentario