tiene sentido oponer la ciencia y la religion

GESOP, noviembre de 2022.

Ahora se muestra el informe de desenlaces de la octava edición del Barómetro de la Bicicleta en España. que la Red de Ciudades por la Bicicleta ha solicitado a GESOP, y que se efectúa periódicamente desde 2008.

Ética, ciencia y religión

La ciencia puede considerarse como una actividad humana y como una manera de conocimiento. En el primer caso, como toda actividad humana, cabe preguntarse si su práctica debe ajustarse a las normativas de la ética y en el segundo si sus entendimientos aportan algo a estas normativas. Lo primero se aplica asimismo, con mayor fundamento, a la técnica como app práctica de la ciencia a las distintas pretensiones humanas.

Por otro lado, toda religión comporta normativas de los hábitos y tiene, por consiguiente, una dimensión ética. Así, el inconveniente ético es ineludible al tratar las relaciones entre ciencia y religión. Las dos influyen en el campo de la ética y esto puede conducir a roces y enfrentamientos entre sí.

Compatibilidad

No solo mantengo que la fe y la ciencia no se oponen a ella, sino más bien asimismo que se complementan en el sendero para llegar a la realidad. De esta manera lo expresa el papa Benedicto XVI: «Todo cuanto verdaderamente es racional funciona con la fe revelada por Dios y con las Sagradas Escrituras». Hay entre las dos una compatibilidad que debemos estudiar a conducir. Los últimos pontificados de la Iglesia católica han insistido bastante en la racionalidad de la fe y en la cuestión del conocimiento de la realidad. Esto cuando menos expone a la generación del presente que esta cuestión no debe descartarse de forma simplista pensando que tener fe es, de sede, algo irracional.

La compatibilidad entre las dos se expone en que la ciencia es una asistencia para la religión, y la religión una asistencia esencial para la ciencia. O sea de escencial relevancia hoy día, ya que en ocasiones algunos impulsores del avance científico, en su afán por la investigación, pasan por prominente la dignidad del humano. En este momento cada vez se comprende mucho más el papel de la Iglesia que pelea por llevar a cabo la ética y la ética en el campo científico y sirve como garante en la defensa del hombre y de nuestro planeta frente a una ciencia que en ocasiones los olvida.

Deja un comentario