tiene la ciencia alguna relación con la sociedad

En la ponencia Ciencia y sociedad de la Acción CRECE se ha planteado el análisis de varios de los inconvenientes centrales que brotan en la interacción del avance científico con las construcciones sociales y, especialmente, de la recepción de los individuos y conjuntos sociales (el «público») en España. Además, este trabajo ha incluyendo el estudio de las influencias que esta recepción de la ciencia por la sociedad o el público tiene sobre nuestra ciencia. En este resumen predomina un grupo representativo de las visualizaciones, conclusiones y sugerencias contenidas en el mencionado archivo. La mayor parte de las áreas de la ciencia y de su app a la satisfacción de pretensiones sociales no muestran el día de hoy un perfil problemático para el abultado del público, y muchas de ellas son vistas como precisamente buenas. No obstante, en el cuadro general de las percepciones de la ciencia y la tecnología por la sociedad de españa de este último periodo temporal resalta un aspecto diferencial en relación a otras sociedades de europa, de la mayor relevancia en el momento de conceptuar los programas de acercamiento entre ciencia y sociedad y de diálogo entre red social científica y público:

  • En lo que se refiere a la sociedad de españa, tanto los estudios de la Comisión Europea como otros llevados a cabo por instituciones privadas, coinciden en caracterizarla como entre las sociedades mucho más optimistas y con menos reservas en frente de la ciencia.
  • Este perfil ilusionado y aproblemático de la sociedad de la cual formamos parte se da, paralelamente, con un bajo nivel de entendimientos científicos de la población (conocimiento de conceptos centrales y de las maneras de operar de la ciencia), a distancia importante de la mayor parte de sociedades de europa destacadas. Dicho de otra manera, la actitud de apertura en frente de la ciencia es mucho más bien pasiva, sin correo con el ahínco personal por interesarse y también informarse, y no fué acompañada de una visión de la ciencia como ingrediente imperdonable de la civilización de la sociedad.

Te puede atraer

Descarga la publicación conmemorativa del tercer aniversario del C3, que señala sus primordiales programas y ocupaciones efectuadas.

ciencia

Las complicadas relaciones entre ciencia, tecnología y sociedad: problemas a propósito de la epidemia de COVID-19 Rosalba Viviendas

Tras la Segunda Guerra Mundial y después de los efectos de la explosión de las bombas atómicas en Nagasaki y también Hiroshima, para cuyo avance el emprendimiento Manhattan apretó las coaliciones entre gobierno, industria y academia, los científicos en una toma de conciencia en relación a las influencias de la política en la ciencia, clamaron por independencia por efectuar sus indagaciones desinteresadamente y propusieron que el papel de los gobiernos debía circunscribirse a proveer los medios suficientes para estas ocupaciones. Desde entonces, entre las racionalidades que ha influido en forma esencial a lo largo de muchas décadas, tanto en las comunidades científicas como en las políticas de los gobiernos es que, una vez generada la investigación básica, en un largo plazo vendrían las etapas experimentales y las apps del conocimiento. Entre los documentos que contribuyó a la difusión de estas ideas fue el Informe Valdemar Bush al presidente Roosevelt en 1945 (Bush, 1999), quien argumentó que la investigación básica es fundamental en todo Estado moderno para hallar sus propósitos ; destacó la trayectoria lineal en la generación del conocimiento, la preservación de la autonomía de la red social científica y una visión sobre las bondades de la ciencia (Dagnino, 1999; Jamisón, 1999; Salomon, 1999).

Esta visión, que se expandió en todo el mundo y estuvo en la base de los sacrificios por diseñar políticas de ciencia y tecnología en los países desarrollados, fue transferida a los países desarrollandose —particularmente a los latinos que empezaban la conformación de sus habilidades de ciencia y tecnología entre 1950 y 1960— formando el imaginario del papel de la ciencia en extensos espacios de las comunidades científicas en el planeta creado y desarrollandose. Como lo mantiene Brooks (1998), estas ideas tienen sus raíces en el enfrentamiento entre Bernal y Polanyi, ocurrido en Enorme Bretaña entre 1930-1950. El enfrentamiento atañía a «qué tan posible y deseable es planear la agenda de la ciencia y la tecnología nacionales en concepto de objetivos explícitos sociales y económicos». Brooks asegura que mientras que Polanyi mantenía la precisa autonomía y gobernanza de la red social científica, Bernal, en cambio, argüía sobre las considerables ineficiencias de la autonomía de la ciencia, con lo que sus provecho para la sociedad habrían de ser públicamente discutidos y debatidos (Brooks, 1998: 12).

Deja un comentario