Tabla de multiplicar del 8

De acuerdo con el plan de estudios de educación primaria, los estudiantes de los grados I a III deben dominar las tablas de multiplicar. Para algunos niños es pan comido, pero otros niños tienen dificultades para hacerlo, especialmente con los números grandes.

Sin embargo, no te preocupes demasiado, todo lo que necesitas es paciencia, voluntad y algunos trucos útiles. Nuestros consejos facilitarán la tabla de multiplicar. ¡Enséñale a tu hijo a multiplicar con algunos métodos simples y comprensibles!

Aprendiendo la tabla de multiplicar

En la mayoría de los casos, los niños aprenderán a multiplicar en los primeros tres años de primaria.

Incluso cuando un niño pequeño comprende las actividades básicas, no debe distraerse; es responsabilidad de los padres asegurarse de que continúe aprendiendo, para que, como un niño de 11 a 12 años, pueda hacer frente a cálculos más avanzados.

Un truco para aprender la tabla de multiplicar del 8

El número 8 es múltiplo de 2: por esta razón, todos los números en la tabla de multiplicar del ocho serán pares. Si cuando repites esta tabla de multiplicar obtienes un número impar, ten cuidado, ¡estás haciendo algo mal!

El número ocho también es múltiplo de 4. Podemos encontrar los primeros cinco números de la tabla de multiplicar del 8 dentro de la tabla de multiplicar del 4.

Mira la tabla: para pasar de un número al siguiente, simplemente aumenta las decenas en uno y disminuye las unidades en 2.

Tabla de multiplicar: ¿en qué clase?

La mayoría de las veces, los profesores enseñan a sus alumnos de segundo y tercer curso a multiplicar por 1, 2, 3, 4 y 5, y también por 10. Más tarde, generalmente en el cuarto curso, el resto de la tabla aparece: el 6, 7, 8 y multiplicación del 9.

El arte de multiplicar por números aleatorios más grandes, como 11 o 13. Sería fantástico si los más pequeños pudieran aprender los conocimientos básicos con la misma rapidez y eficacia.

Desafortunadamente, la facilidad de la multiplicación, como la lectura, es un asunto muy individual. Afortunadamente, existen algunos trucos útiles que facilitan el aprendizaje de la multiplicación y te ayudan a recordar las reglas básicas más rápido.

¿Cómo enseñarle a un niño la tabla de multiplicar?

¿Ejemplos? Al utilizar la técnica de multiplicar por números que tu hijo ha dominado para realizar acciones más complejas. Y así: el funcionamiento de 6 x 7 suele ser un problema para los niños.

Mientras tanto, es suficiente multiplicar 5 x 7 primero y después agregar 1 x 7; una operación de este tipo, aparentemente más complicada, puede resultar más lógica y comprensible desde el punto de vista del niño.

Lo mismo ocurre al revés, es decir, con la resta (4 x 9 es lo mismo que 5 x 9 menos 1 x 9).

¿Por qué es tan importante recordar la tabla de multiplicar? La multiplicación es la base de la aritmética, una actividad que debe dominarse a fin de hacer frente a las lecciones de matemáticas posteriores, incluida secundaria y la universidad.

En las siguientes etapas, ya no se trata de acciones individuales, sino de un componente de ecuaciones complejas, pero aun así, sin una base sólida, es difícil hablar de algún desarrollo.

Además, la tabla de multiplicar también es útil en la vida cotidiana: al comprar, en un puesto de verduras, donde sea que tengamos que pagar por los servicios.

Tabla de multiplicar – aprendizaje en línea

La regla primordial es leer la tabla de multiplicar con regularidad, repasarla y repetirla con regularidad, preferiblemente en voz alta. Si la memorización tradicional no funciona, es necesario utilizar métodos más innovadores.

Hay muchos sitios en la web donde tu hijo puede practicar sus habilidades. Algunos de ellos ofrecen sus propias técnicas de aprendizaje, por ejemplo, un plan de aprendizaje de multiplicación eficaz de varios pasos, que ya se han probado con éxito en los colegios.

Allí también encontrarás juegos de contabilidad sencillos y claros, así como ejercicios especiales para niños de 6 a 8 y 9 a 10 años. Un niño puede hacerlos de forma secuencial o aleatoria; todas las respuestas son verificadas automáticamente por el sistema.

No es ningún secreto que los niños aprenden mejor jugando. Encontrarás muchos juegos interactivos en Internet, los usuarios de Internet más jóvenes también pueden utilizar juegos de velocidad.

Cabe señalar aquí que completar las pruebas a tiempo es un método ideal para mejorar tus habilidades. Para dominar la multiplicación a la perfección, es bueno dedicar al menos un cuarto de hora al día a practicar.

El desafío de la tabla de multiplicar del 8

La tabla del 8 ya contiene números relativamente grandes. Al menos ahora, los diez dedos que tiene un niño ya no ayudan a dominar esta multiplicación tan avanzada de la pequeña tabla del 1×1.

La perspectiva de tener que contar con un número significativamente más alto persigue a muchos niños con miedo, pero solo si no se han aprendido adecuadamente los conceptos básicos.

Si, idealmente, has practicado la serie de números hasta la séptima tabla de multiplicar y te has asegurado de que los niños puedan dominarlos, entonces ya pueden multiplicar: 1×8, 2×8, 3×8, 4×8, 5×8, 6×8 y 7×8.

Ahora solo queda aprender cuanto es 8×8, 9×8 y 10×8. Si haces referencia a lo que ya has logrado con los niños, entonces puedes demostrarles que no queda mucho por hacer.

Otra forma de demostrar esto es enseñando a los niños que se han calculado hasta un máximo de 7 multiplicaciones y ahora solo se suman tres multiplicaciones más. Esperamos a partir de ahora hasta un máximo de 10.

Enséñale a tu hijo las tablas de multiplicar mientras se divierte

En lugar de memorizar números consecutivos aburridos y agotadores mientras aprende, puedes utilizar una serie de juegos y actividades que lo harán más fácil. 

También vale la pena recordar que los métodos de aprendizaje tradicionales (el adulto habla y el niño repite) son muy ineficaces para los niños que aprenden a través del sentido de la vista o el movimiento, y no solo del oído. 

Los «aprendices visuales» aprenden lo que ven más fácilmente, y otros niños necesitan actividad física mientras aprenden. Vamos a mostrarle a tu hijo cuántas formas interesantes o divertidas hay para hacer que la tabla de multiplicar sea más fácil de recordar:

  • Cada número multiplicado por 1 es ese número.

  • Para multiplicar por 10 basta con sumar 0 al número.

  • Los números multiplicados por 0 siempre obtienen 0.

  • La multiplicación es conmutativa.

  • 56 = 7 × 8 (escribe los dígitos 5, 6, 7, 8 uno tras otro).

  • Multiplicación por 9: la suma de los dígitos de cada producto es 9.

Durante estos juegos, los números consecutivos se pueden marcar con color para mostrarle al niño cuánto ya sabe y qué poco le queda por recordar.

Si un niño tiene grandes problemas para dominar la tabla, puedes demostrarle que, al final, no necesita saberlo todo; basta con conocer algunas acciones, los trucos discutidos anteriormente y la capacidad de contar muy bien rápidamente.

Trucos de tablas de multiplicar divertidos y fáciles

Un pequeño truco para simplificar las tablas de multiplicar es multiplicar siempre primero el número más pequeño por el número más grande. Por ejemplo, «8 por 3» siempre se cuenta como «3 por 8».

 

También es útil memorizar los cuadrados, es decir los números multiplicados por sí mismos, que forman la famosa «diagonal» de las tablas de multiplicar: 1, 4, 9, 16, 25, 36, 49, 64, 81, 100.

El uso de la tabla de multiplicar es muy útil para verificar siempre la exactitud del resultado. El consejo para los niños es dibujar una, quizás en cartón, para colocarlo frente al escritorio y revisarlo.

Multiplica en cuadros

Este truco funciona con números de cualquier tamaño: Básicamente, dibujas una tabla en la que cada dígito del multiplicador tiene su propia columna y cada dígito del multiplicando tiene su propia fila. Después, los campos se reducen a la mitad en diagonal.

En los campos ingresa el producto de los dos números que preceden a la columna o fila respectiva. Escribe las decenas del resultado en la mitad izquierda del campo de la tabla y las unidades en la mitad derecha.

Cuando la tabla esté completa, agrega los números que están en diagonal entre sí y anota estas sumas debajo de la tabla. Los dígitos leídos de izquierda a derecha dan el producto del problema de multiplicación.

Si la suma de las diagonales da como resultado un número de dos dígitos, debes sumar las decenas al resultado de la suma de las diagonales a la izquierda.

Cartas de dos caras: tabla de multiplicar

Perfecto para estudiantes visuales. Necesitarás tarjetas de colores similares a las que se usan para aprender idiomas. Escribe la acción en el anverso de la tarjeta y el resultado de la multiplicación en el reverso.

Cuando el niño domine al menos algunas de las actividades, podéis empezar a jugar juntos, preferiblemente con un grupo de compañeros.

Dos jugadores dividen las cartas entre ellos y se turnan para mostrar al oponente una de ellas. La tarea es dar la respuesta correcta. El jugador comprueba que el resultado sea correcto y, de ser así, le da la carta al oponente. El que recolecta más cartas gana.

Si aprender las tablas de multiplicar es un gran desafío para tu hijo, lo más importante es brindarle la ayuda y el apoyo que necesita. Los gritos, los reproches y las barreras no ayudarán: el único enfoque eficaz se basa en la comprensión y la paciencia.

Para que sea más fácil para los niños aprender y diversificarlo un poco, vale la pena apoyarse en métodos más entretenidos que los que son solamente de memoria.

 

Deja un comentario