Rusia mandará otra nave Soyuz a la Estación Espacial para ‘rescatar’ a los astronautas que se quedaron sin nave por una avería

El 11 de octubre, una nave espacial Soyuz sufrió una avería en pleno vuelo y tuvo que realizar un aterrizaje de emergencia, con los astronautas rusos y estadounidenses a bordo conmocionados pero ilesos. Ahora, la agencia espacial rusa Roscosmos ha anunciado planes para enviar otra Soyuz a la ISS a finales de este mes con el fin de «rescatar» a los tres astronautas estadounidenses, alemanes y canadienses que viven allí.’

DALL·E 2023 01 11 17.38.50 nave espacial como ambulancia

La Estación Espacial Internacional se ha quedado sin una de sus cápsulas Soyuz tras un incidente durante un lanzamiento a principios de octubre.

La Estación Espacial Internacional es una estación espacial. Lleva sin una de sus cápsulas Soyuz desde que se produjo un incidente durante un lanzamiento a principios de octubre.

No está claro cuál fue el incidente, pero fue lo suficientemente grave como para impedir que los astronautas utilizaran la cápsula. La ISS cuenta actualmente con una nave Soyuz, que llevará a los astronautas de vuelta a la Tierra, y otras dos tienen prevista su llegada a finales de este mes.

El fallo, que se produjo el 11 de octubre, impidió utilizar la cápsula para transportar astronautas y cosmonautas a la ISS.

El 11 de octubre, la nave espacial Soyuz MS-10 sufrió un fallo en el lanzamiento. El fallo se produjo poco después del despegue y causó la pérdida de dos miembros de la tripulación: Dmitriy Ovchinin y Nick Hague. Roscosmos y la NASA siguen investigando la causa del fallo, pero sabemos que ni los tripulantes ni la nave sufrieron daños y aterrizaron sin novedad cerca de Zhezkazgan (Kazajstán). Tampoco se produjeron daños en la ISS ni en su propulsor, ni en los equipos o instalaciones de apoyo en tierra.

Por último, no se produjeron daños en los sistemas de seguridad del alcance, lo que significa que ninguno de los astronautas pudo morir a causa de los restos volantes, ni tampoco los civiles que vivían cerca del aeropuerto de Baikonur, desde donde despegó poco antes de las 7 de la mañana, hora local (4 de la tarde, hora del este).

La agencia rusa Roscosmos ha anunciado planes para enviar otra Soyuz a la ISS a finales de este mes para «rescatar» a los tres astronautas estadounidenses, alemanes y canadienses que viven allí.

Roscosmos, la agencia espacial rusa, ha anunciado planes para enviar otra nave espacial Soyuz a la ISS a finales de este mes con el fin de «rescatar» a tres astronautas estadounidenses, alemanes y canadienses que normalmente ya habrían sido enviados de vuelta a casa.

El cohete Soyuz que los transportaba falló la semana pasada durante su lanzamiento desde Kazajstán. Los astronautas se vieron obligados a abortar la misión y evacuar su cápsula mientras ésta caía en picado hacia la Tierra a velocidades supersónicas. Aterrizaron sanos y salvos en una remota estepa tras una angustiosa experiencia de unos 10 minutos, pero como les quedaba poco tiempo antes de la fecha de regreso prevista para el 21 de marzo, ahora están atrapados en órbita hasta que pueda llegar otra nave desde la Tierra.

Roscosmos quiere que su nueva nave llegue lo antes posible, ¡y da la casualidad de que ya está lista para despegar! La ventana de lanzamiento se abre el 20 de abril y dura hasta el 6 de mayo (así que si quieres ver imágenes en directo de viajes espaciales a través de YouTube livestreaming, pon en marcha tus relojes de cuenta atrás).

Una nave espacial sufrió una avería a mitad de su vuelo y tuvo que realizar un aterrizaje de emergencia, con los astronautas rusos y estadounidenses a bordo conmocionados pero ilesos.

Una nave espacial sufrió una avería en pleno vuelo y tuvo que realizar un aterrizaje de emergencia, con los astronautas ruso y estadounidense a bordo conmocionados pero ilesos.

El lanzamiento se llevó a cabo desde el cosmódromo de Baikonur (Kazajstán).

Se cree que el problema se produjo durante la separación de los propulsores de la primera etapa, según lo previsto, a unos 90 segundos de vuelo a una altitud de unos 105 kilómetros sobre la superficie terrestre.

Tras separarse de la tercera etapa del propulsor, un sensor se desprendió de la segunda etapa de la nave y golpeó los paracaídas de aterrizaje.

Los dos astronautas a bordo, que se disponen a realizar un paseo espacial experimental, no corren peligro y la nave no ha sufrido daños.

Una nave espacial rusa Soyuz que transportaba a un astronauta estadounidense y a un cosmonauta ruso se ha visto obligada a realizar un aterrizaje de emergencia después de que un sensor desprendido de la segunda etapa de su cohete propulsor golpeara sus paracaídas de aterrizaje.

El incidente se produjo cuando la nave espacial Soyuz MS-10 se separó de la tercera etapa de su cohete propulsor a las 04:40 GMT (00:40 ET) durante el lanzamiento desde el cosmódromo de Baikonur, en Kazajstán, para poner en órbita a Nick Hague, de la NASA, y Alexei Ovchinin, de Roscosmos, para la Expedición 57/58. El incidente se produjo a los cuatro minutos de vuelo, cuando los sensores detectaron una separación anormal entre las etapas 2 y 3 del cohete.

La agencia rusa Roscosmos anunció planes para enviar otra Soyuz a la ISS a finales de este mes.

Esta es la segunda vez que Rusia rescata a astronautas de la ISS de esta manera. En 2018, la misma nave Soyuz se utilizó para transportar de vuelta a la Tierra a tres astronautas de Kazajistán cuando su cápsula sufrió un aterrizaje de emergencia.

Nos alegra saber que los astronautas y cosmonautas están ilesos, pero sigue siendo una situación aterradora. Estamos deseando ver cómo podrán rescatar a los compañeros que se han quedado en la ISS enviando otra nave Soyuz antes de que se les acaben los suministros.

Deja un comentario