Rosalind Franklin: su historia y descubrimientos

La historia ha relegado la figura de la mujer a un segundo plano: apenas hay escritoras famosas hasta el siglo XIX, pocas han sido las pioneras políticas y son muy reducidos los nombres que aparecen en la lista de grandes pensadoras.

El mundo de la ciencia tampoco ha sido especialmente justo con ellas: son muchas las que han desarrollado un trabajo imprescindible para conseguir los grandes avances científicos, pero estas han quedado a la sombra de sus maridos o colegas.

En algunos casos han sido incluso silenciadas y ocultadas por sus propios colaboradores, con el objetivo de ensalzar sus nombres a costa de enterrar la fama correspondiente de las mujeres que les habían acompañado en el proceso.

Afortunadamente, esto ha cambiado en los últimos años y nombres como los de Rosalind Franklin, Teresa de Jesús, Mileva Maric o Marie Curie han tomado poco a poco su papel de total relevancia en el progreso de nuestra civilización.

Por ejemplo, Rosalind Franklin tiene descubrimientos totalmente importantes desde el punto de vista de la medicina y el desarrollo de estudios relacionados con el ADN y la ciencia genética.

Algo que muy pocas personas saben, pues los grandes descubridores del ADN para la mayoría de la sociedad son, ya se puede imaginar, dos hombres: James Watson y Francis Crick.

Pero con solo rascar un poco la superficie de este campo científico se comprende que sin Rosalind Franklin el ADN sería todavía un misterio, un mito, algo que no se sabría siquiera si existe.

Conocer la biografía de Rosalind Franklin es, entonces, un acto de justicia. Además, saber sobre su vida permite comprender mucho mejor todo lo relacionado con las investigaciones genéticas.

Rosalind Franklin: conoce su biografía

Británica nacida en 1920, Rosalind Franklin fue una experta en química y cristalografía.

Se crió en el seno de una familia de origen judío y recibió una educación muy severa, en la que destacó en todos los deportes y asignaturas.

Ya desde muy pequeña demostró grandes aptitudes de sistematización y organización de ideas, por lo que a los 18 años fue aceptada en la universidad y recibió una beca para poder desarrollar sus estudios, aunque ella y su padre decidieron donar dicha cantidad a los jóvenes estudiantes refugiados como consecuencia de los desastres de la II Guerra Mundial.

Este gesto demuestra la bondad y generosidad de Rosalind Franklin, quien al terminar sus estudios universitarios, y gracias a su brillante trayectoria, consiguió enlazar distintas becas para trabajar en laboratorios de química como investigadora en diversos proyectos.

Grandes hitos marcan la carrera académica y científica de Franklin, quien compatibilizó su trabajo con una importante actividad sindical y en defensa de los derechos de las mujeres.

Reconocida también por su gran importancia dentro del movimiento sufragista por el derecho al voto femenino, Rosalind Franklin, quien en 1956, aquejada de un problema de estómago, fue diagnosticada con la presencia de varios tumores en su cavidad abdominal. Murió el 16 de abril de 1958.

Agnóstica, gran preservadora de las tradiciones judías, viajera empedernida, curiosa, amante de la naturaleza, apasionada por la política y el progreso social, la historia le debe a Rosalind Franklin el desarrollo de varios estudios de total relevancia para la evolución de nuestro mundo. Uno de ellos, el más importante, relacionado con el ADN.

Estudios y descubrimientos de Rosalind Franklin

Los primeros que pudieron secuenciar el genoma del ADN fueron los científicos Francis Crick y James Watson. Ellos pudieron formular una hipótesis muy acertada sobre cómo sería la estructura que está en todos los órganos, moléculas y células del cuerpo humano.

Gracias a ello fueron galardonados con el premio Nobel y sus nombres pasaron a estar grabados en piedra para la Historia.

¿Y qué tiene que ver Rosalind Franklin y sus descubrimientos con esto? ¡Ahí está el quid de la cuestión! Y es que Crick y Watson se basaron en un trabajo de la científica para llevar a cabo su descubrimiento.

Rosalind Franklin, experta en cristalografía de rayos X, fue experimentando con sus materiales para fotografiar la molécula del ADN, algo que logró en la ya hoy, afortunadamente, famosa ‘FOTO 51‘. A partir de esa imagen, la científica realizó mediciones y aportó datos de los que luego se aprovecharon sus colegas.

La situación no está exenta de polémicas, puesto que la historia oficial cuenta cómo un colega de laboratorio de Rosalind Franklin facilitaba los datos de sus descubrimientos a Watson, y que esto fue vital para que este, junto con Crick, pudieran formalizar su propuesta. El resto es historia.

Pero no acaban ahí los trabajos de Rosalind Franklin. A ella también se debe la evolución a grandes pasos de trabajos para comprender y combatir el polio y el virus del mosaico del tabaco, entre otras grandes hazañas. Y pese a todo, Rosalind Franklin nunca tuvo el premio Nobel.

Sin duda, Rosalind Franklin tiene una biografía maravillosa, inspiradora y valiente que debe ser recordada y puesta en valor cada vez que sea posible. Es una de esas mujeres que han abierto el camino y demostrado que pese a tener todas las circunstancias en contra, se puede lograr el objetivo perseguido.

¿Que te ha parecido?

Deja un comentario