Reseña de Enseñar con el cerebro en mente por Eric Jensen

El autor Eric colabora mucho en su pensamiento con Howard Gardner y enfatiza cómo nosotros, como educadores, debemos comprender el funcionamiento del cerebro para enseñar a nuestros alumnos de la manera más efectiva.

Eric aborda el tema de cómo la nutrición adecuada para el cerebro juega un papel importante en el rendimiento máximo del cerebro. Hace hincapié en que la escuela eduque a los padres para que tengan una nutrición adecuada y afirma que el cerebro gasta el 20% de la energía mientras realiza un trabajo que implica una tarea mental como las matemáticas, la lectura o incluso los videojuegos. Por lo tanto, un niño siempre debe comer alimentos nutritivos y beber mucha agua, ya que el cerebro está compuesto por un 78% de agua. De hecho afirma que un niño debe comer para aprender y no para saciar al hambriento y de igual manera debe beber agua para aprender. Los padres y docentes deben educar a sus hijos para que beban agua como calmante de la sed y no la sustituyan por refrescos.

También destaca que todas las escuelas deben dar importancia primordial a la música, el arte, las manualidades y los juegos físicos, ya que esto por sí solo ayuda a pensar en el cerebro, a retener la memoria y apoya en gran medida para desempeñarse bien en lo académico.

Señala cómo la música de Mozart ayuda a los estudiantes a pensar bien y desempeñarse mejor y da ejercicio a la mente preparándolos así para aprender.

Señala cómo la motivación y las recompensas dadas por la mayoría de las escuelas no funcionan bien para todos los niños, aunque podría ser eficaz con algunos niños, siempre y cuando se utilicen diferentes estrategias de manera diferente.

Otro punto digno de mención que hace es cómo las emociones y los sentimientos inducidos durante el aprendizaje ayudan al niño en el proceso de aprendizaje. Cuando un estudiante se toca emocionalmente durante el proceso de enseñanza, es cuando los alumnos pueden imprimir el concepto claramente.

En general, el libro es excelente y una lectura obligada si eres educador o maestro. Además, si le gustan los libros de Howard Gardner, estoy seguro de que encontrará a Eric Jensen igualmente interesante y esclarecedor, aunque el tema que cubren ambos es totalmente único y vale la pena leerlo. Para todos los maestros, si realmente se preocupan por los estudiantes desde el fondo de su corazón, entonces este libro de Eric debería ser un libro de lectura obligada en su lista. En una escala de 5, le daría a este libro 4. Así que no te lo pierdas, ya que te ayudará mucho en tu proceso de enseñanza y mejorará la calidad de tu vida como un maestro apasionado, efectivo y excelente.

¿Que te ha parecido?

Deja un comentario