Reforma constitucional – Qué es, definición y concepto

Definición de

Reforma constitucional Para definir claramente este concepto es necesario determinar previamente el significado de las dos palabras que lo componen:

Reforma es un sustantivo que hace referencia a una modificación que se hace en una estructura; antes de su realización, debe analizarse y programarse con rigor, constatar las posibles consecuencias y los daños que pueda ocasionar.

constitucionalen cambio, es un adjetivo que sirve para referirse a todo lo relacionado Constitución (el conjunto de normas fundamentales que rigen el funcionamiento de estado).

Hecha esta aclaración podemos decir que el concepto de reforma constitucional hace referencia aa intercambio hasta el Constitución Cómo se desarrolla esta modificación depende de cada país; por lo general, se está montando una Convención O asamblea constituyentecuyos miembros proponen, debaten y aprueban cualquier modificación.

En términos generales, puede decirse que una Reforma Constitucional pretende hacer la vida más sencilla y justa a los ciudadanos de un Estado. Tu objetivo es revisar la constitución y sustituir o añadir reglas sin cambiar la esencia de la Carta Magna. Generalmente estos cambios tienen como objetivo actualizar normas que se aprobaron hace mucho tiempo y que son anacrónicas en la época en que vivimos o incluso presentan algún tipo de injusticia ética o moral hacia las personas o colectivos que en forman parte. sociedad. Otra posibilidad es que la reforma correcto O explicar reglas que suelen generar polémica. En este caso, no se trata de sustituir la norma, sino de adaptarla a la realidad concreta.

Es importante destacar que el Constitución apoya su propio orden jurídico, político y social estado: por eso no se puede reformar por conveniencia del actual gobierno. Los mecanismos de reforma constitucional son especiales y tienen en cuenta diferentes perspectivas y visiones para evitar que los cambios sean funcionales en un único sector de la sociedad.

Entre las reformas constitucionales de las últimas décadas, cabe mencionar la reforma que se llevó a cabo en 1994 En Argentina (que permitió el reelección del presidente) y la reforma constitucional de España En 2011 (modificado un artículo relacionado con el presupuesto).

Requisitos para la aplicación de la reforma constitucional

Reforma constitucionalEn el texto que forma parte de la Constitución de un país existe una base sólida y no modificable, que se llama Carta Magna: existen descripciones detalladas de las normas que deben seguirse en caso de querer un cambio a las leyes constitucionales.

Por lo general, hay dos maneras claras de implementar la reforma. El primero es sencillo y el segundo complejo. Si la reforma constitucional se realiza de forma sencilla, la referéndum debe solicitarlo uno de los diputados pero no es obligatorio que se haga una consulta pública. Si se hace de forma compleja, la ciudadanía debe compartir y participar; es decir, es imprescindible que el pueblo sea consultado.

Según el tipo de cambio que se quiera realizar en la constitución, deberá escoger la primera o la segunda vía. Con carácter general, para que la reforma se apruebe, el proyecto debe recibir 3/5 de los votos positivos en las Cámaras; en caso de que no se consiga esta aprobación, se puede formar un comisión mixta y presentar un nuevo texto con la esperanza de que el Congreso lo apruebe en el futuro.

Es importante subrayar que si la propuesta de reforma se refiere a las instituciones fundamentales del Estado, las necesidades son mayores y los pasos a seguir son más complejos. Estos requisitos se detallan en cada Carta Magna y son específicos de cada Constitución.

Deja un comentario