¿Quién ganaría si un tiranosauro y un espinosauro lucharán entre sí?

La era de los dinosaurios estuvo llena de muchos animales fascinantes, entre ellos el tiranosaurio y el Spinosaurus. Descubierto por el paleontólogo alemán Ernst Freiherr Stromer von Reichenbach en la Formación Bahariya de Egipto en 1912, el Spinosaurus fue bautizado por el propio Ernst Stromer tras descubrir sus restos. Este dinosaurio tenía un cuello y una cola largos, brazos pequeños con tres dedos en cada mano que terminaban en grandes garras (similares a las de los velociraptores). Los únicos fósiles conocidos de esta criatura se encontraron cerca de El Cairo, donde vivió durante el período Cretácico tardío (hace 100-66 millones de años).

El Spinosaurus convivió con otros dinosaurios como el Tyrannosaurus rex y el Allosaurus. Aunque estos depredadores eran fieros cazadores, también coexistieron con herbívoros más pequeños, como los ornitópodos (pico de pato), que habrían sido presas más fáciles que los grandes saurópodos del Jurásico, como el Brachiosaurus o el Apatosaurus».

Mucha gente cree que el T. rex fue el mayor dinosaurio carnívoro de la historia. Hoy en día, una nueva generación de asesinos gigantes merodea por el Cretácico, como el Spinosaurus y el Giganotosaurus.

Aunque mucha gente cree que el T. rex fue el mayor dinosaurio carnívoro de la historia, los mayores depredadores actuales son el Spinosaurus y el Giganotosaurus.

Estos animales tienen un tamaño y una fuerza enormes, pero también tienen diferentes características que les ayudan a cazar a sus presas. Por ejemplo, el T. rex tenía grandes brazos con garras afiladas que podían agarrar a sus víctimas con facilidad. Los espinosaurios actuales son más pequeños y delgados que el T. rex, pero tienen largos hocicos llenos de dientes dentados que les sirven para separar la carne de los huesos y así comerse a su presa entera sin tener que masticarla primero.

El Spinosaurus es sistemáticamente un 50 por ciento más largo que el T. rex, pero no pesa tanto como éste. Ahora es el momento de que ambos se enfrenten en un combate mortal por el título de Rey de los Dinosaurios.

¿Quién ganaría si un tiranosaurio y un espinosaurio lucharan entre sí? Vamos a averiguarlo.

El espinosaurio fue el mayor dinosaurio carnívoro de la historia y llegó a pesar hasta 85 toneladas. Era un 50% más largo que el Tyrannosaurus rex, pero no pesaba tanto como éste.

Aunque el T. rex tiene dientes y mandíbulas famosas, el Spinosaurus tenía una fuerza de mordida aún mayor. Esto significa que el Spinosaurus podía comer alimentos más duros y resistentes que el T. rex, incluyendo tortugas o incluso peces.

Probablemente se pregunte: ¿podría un T. rex comer tortugas? La respuesta es no, porque el tiranosaurio tenía una fuerza de mordida más débil que el espinosaurio. Esto significa que el T. rex no podía comer tortugas o peces, a menos que estuvieran muertos primero.

A diferencia del Tyrannosaurus, el Spinosaurus tenía una fuerza de mordida aún más fuerte que el T. rex, lo que significa que podía comer alimentos más duros y resistentes como tortugas o incluso peces.

En cuanto a la forma del cráneo, el Tyrannosaurus y el Spinosaurus eran animales muy diferentes. Mientras que el cráneo del T. rex era alto y plano a lo largo del hocico, el del Spinosaurus era más bajo y mucho más alargado, ¡con forma de sombrero de Cocodrilo Dundee!

En cuanto a la forma del cráneo, el Tyrannosaurus y el Spinosaurus eran animales muy diferentes. Mientras que el cráneo del T. rex era alto y plano a lo largo del hocico, el del Spinosaurus era más bajo y mucho más alargado, ¡con forma de sombrero de cocodrilo de Dundee! La mandíbula superior se curvaba sobre la inferior.

Los dientes de ambos dinosaurios son similares en tamaño pero muy diferentes en forma; los del Tyrannosaurus eran de punta afilada mientras que los del Spinosaurus eran más redondeados en sus puntas y tenían los bordes dentados (como los cuchillos para carne).

Los brazos de un T. rex son más cortos que sus piernas y se mantienen debajo del cuerpo en vida; sus palmas se enfrentaban entre sí y las garras de los pulgares miraban hacia adelante. El Spinosaurus tenía brazos largos con tres dígitos en cada mano (incluyendo una gran garra para el pulgar).

  • Los brazos de un T. rex son más cortos que sus piernas y se mantienen por debajo del cuerpo en vida; sus palmas se enfrentaban entre sí y las garras del pulgar miraban hacia delante. El Spinosaurus tenía brazos largos con tres dígitos en cada mano (incluyendo una gran garra para el pulgar).
  • Además de estar bien equipado para la lucha, el Spinosaurus también era más rápido -y más ágil- que el T. rex, que sólo podía esprintar a unas 22 millas por hora en distancias cortas porque tenía unas extremidades tan largas que habrían sido muy difíciles de controlar a altas velocidades.

Conclusión

Al final, creo que este duelo estaría muy reñido. Las mandíbulas del T. rex podían aplastar el cráneo de su enemigo, pero el Spinosaurus tenía una mayor fuerza de mordida y comía alimentos más duros. Además, los brazos del Spinosaurus eran más largos que las patas del T. rex y lo hacían menos vulnerable a la hora de morder a su oponente (aunque seguían careciendo de plumas). Pero si me preguntan quién ganaría en un combate a muerte? Pues yo diría que el Tiranosaurio Rex porque sus garras podían rasgar la piel y la carne como si fueran mantequilla.

Deja un comentario