quién es venancia en el árbol de la ciencia

Segunda parte. Las carnarias

1. Las Minglanillas

Sección primera: La vida de un estudiante en La capital de españa

Comienza la historia presentando a Andrés y la manera en que desea cumplir su misión de ser médico.

En este capítulo se aprecia las primeras experiencias del personaje principal en la facultad de La capital de españa. Desde su hora de entrada en clases, la relación con los instructores e inclusive rencuentros con viejos amigos de la niñez. Es primordial ver el accionar y la personalidad de todos y cada uno de los individuos comprometidos, ya que ellos sembraron precedentes de de qué manera se va a ir construyendo esta historia.

La filosofía se mezcla en la trama

En la cotidianeidad de su historia como estudiante, va muy con frecuencia a conocer a su tío Iturrioz que asimismo es médico en la familia y con el que tiene enormes debates. Exactamente, parte importante del apartado 4 de la novela se enfoca en las diálogos y los diálogos filosóficos que tienen los dos sobre corrientes como Schopenhauer o Kant. Todo ello refleja un pensamiento en el que el pensamiento humano está a la deriva.

Al finalizar la facultad, Andrés halla su primer trabajo ejercitando la medicina en un pequeño pueblo de Guadalajara para estar en el hospital. No obstante, las cosas no van como pensaba puesto que el pensamiento político costumbrista y la intelectualidad clausurada del pueblo le hace debatir con todos y no ofrecer su brazo a torcer.

científico

Consigue una carrera

El joven Andrés Hurtado se gradúa de médico y comienza a laborar en Alcolea del Campo, que es un concejo pequeñísimo de Guadalajara. Allí todo es horrible según su visión. Está completamente desanimado y sus ganas de trabajar en la profesión que le agrada se marchan al piso.

Tanto en relación frente la gente se expone descontento, llegando a debatir con el médico de la ciudad, enfermeras y pacientes. Toma las destrezas negativas que mira a el resto personas y las pone en práctica pues las siente del mismo modo suyas.

Tercera Parte: Tristeza y Dolores

Andrés Hurtado, siendo un antisocial, anarquista y innovador, exhibe un carácter contrario a lo previamente visto. La exhibe de sensibilidad que llega a tener el personaje principal hacia su hermano Luisito se trasluce especialmente cuando le diagnostican de tuberculosis. Andrés exhibe un enorme cariño hacia su hermano pequeño, lo desea bastante, en verdad, es como un hijo para él. De ahí que, en el momento en que recibe la novedad de la patología se queda de piedra. El temor que esto le genera es tal que hace todo cuanto puede prosperar su situación.

Si bien la familia no entiende la gravedad, Andrés es insistente en persuadirles de que la patología que sufre Luisito es verdaderamente grave; y para mejorarlo, busca cualquier antídoto, cualquier precaución para prosperar su estado.

Deja un comentario