¿Qué ocurre con las sondas planetarias después de pasar por un planeta? ¿Adónde van a parar?

Si alguna vez has recibido un paquete de Amazon con las palabras «Gravity Assist» escritas en el lateral y te has preguntado qué significa, este post es para ti. Desglosaré lo que ocurre con las sondas planetarias después de pasar por un planeta, dónde acaban y por qué es importante.

Voyager 2:

La Voyager 2 es la segunda de las dos sondas lanzadas por la NASA para estudiar el Sistema Solar exterior. Aprovechó la ayuda gravitatoria de Júpiter para llegar a Saturno. Es la única nave espacial que ha volado por los cuatro planetas gigantes (excepto Urano, que no tiene satélites naturales). La Voyager 2 fue lanzada el 20 de agosto de 1977.

Una vez completada su misión en Júpiter, se dirigió en una dirección diferente a la de la Voyager 1 y continuó hacia el espacio interestelar.

Voyager 1:

Voyager 1, que es el objeto artificial más alejado de la Tierra, fue lanzado en 1977. Actualmente viaja a unos 17 km/s (10 mps). La sonda tardará otros 40.000 años en abandonar la heliosfera de nuestro sistema solar. Ya ha viajado más de 11.000 millones de kilómetros desde el Sol.

Cassini-Huygens:

La misión Cassini-Huygens es una misión conjunta de la NASA y la ESA a Saturno. La nave espacial fue lanzada en 1997 y la sonda Huygens en 2004. A finales de 2005, entró en órbita alrededor de Saturno y comenzó a enviar imágenes de sus lunas y sus anillos para que los científicos las estudiaran detenidamente.

La nave Huygens se separó de su nave nodriza el 25 de diciembre de 2005 y aterrizó en la superficie de Titán aproximadamente una hora después (convirtiéndose así en el primer aterrizaje suave de la humanidad en una luna fuera de la Tierra).

Pioneer 11:

Pioneer 11 es la primera nave espacial que visitó Júpiter. Fue lanzada en 1972 y llegó a Júpiter en 1973, convirtiéndose en la primera nave espacial en cruzar el cinturón de asteroides. Pasó por Júpiter en 1974 y continuó su camino con un sobrevuelo a Saturno en 1979.

Se cree que, tras abandonar nuestro sistema solar, la Pioneer 11 continuará su camino hacia el espacio profundo, donde podría ser destruida por la radiación de las estrellas o los agujeros negros, o bien colisionar con algún otro objeto, o simplemente seguir para siempre.

 Galileo:

Galileo fue lanzada en 1989 y se convirtió en la primera nave espacial en orbitar Júpiter. Sigue siendo la única nave espacial que ha orbitado Júpiter, aunque Juno está actualmente allí. La misión de Galileo se amplió en dos ocasiones -primero en 1995 y luego en 1997-, tras lo cual su órbita fue decayendo y acabó cayendo en Júpiter el 21 de septiembre de 2003.

Galileo hizo algunos descubrimientos asombrosos durante su órbita de Júpiter: los científicos descubrieron que Europa tiene una superficie sólida debajo de su corteza helada, vieron pruebas de actividad volcánica en Io (el cuerpo más activo volcánicamente en nuestro sistema solar), encontraron pruebas de que Europa podría tener penachos de hielo que se elevan desde ella (¡estos podrían proporcionar una forma de vida extraterrestre para viajar entre lunas!), descubrieron un océano debajo de la superficie de Ganímedes… ¡y mucho más!

MESSENGER (Mercurio):

Después de que MESSENGER llegara a Mercurio en 2011, orbitó el planeta durante cuatro años, recogiendo datos sobre su composición y su campo magnético. Luego se estrelló contra la superficie de Mercurio en 2015, poniendo fin a su misión.

Ayudas gravitacionales

Voy a dejar constancia aquí y decir que, en términos de practicidad, el uso de asistencias gravitacionales para las sondas planetarias es la mejor idea de la historia. Se puede utilizar la misma maniobra en cada planeta, ahorrando cantidades ingentes de combustible. Durante una maniobra de asistencia gravitatoria, una sonda utilizará la gravedad de otro planeta para ayudarla; esto se hace pasando cerca del planeta, y lanzando una honda alrededor del planeta con una trayectoria hiperbólica de tal manera que gane velocidad con respecto al sol. Esa es mi respuesta; la ampliaré a continuación.

  • ¿Qué son las ayudas gravitacionales?
  • ¿Cómo funcionan?
  • ¿Por qué son útiles?

Las asistencias gravitacionales son un tipo de maniobra espacial que puede utilizarse en cualquier planeta, y es la mejor idea de la historia. Se puede utilizar la misma maniobra en todos los planetas, ahorrando enormes cantidades de combustible. Durante una maniobra de asistencia gravitatoria, una sonda utilizará la gravedad de otro planeta para ayudarla; esto se hace pasando cerca del planeta, y lanzando una honda alrededor del planeta con una trayectoria hiperbólica tal que gane velocidad con respecto al sol. Esta es mi respuesta; la ampliaré a continuación.

Conclusion

En conclusión, creo que el uso de ayudas gravitacionales es una muy buena idea. Pueden utilizarse en todos los planetas y ahorrar enormes cantidades de combustible. Quizá se pregunte por qué no utilizamos estas asistencias gravitatorias todo el tiempo y nos ahorramos algo de dinero; es porque requieren una sincronización precisa y el conocimiento de dónde estará cada sonda en cada momento para que funcionen correctamente.

¿Que te ha parecido?

Deja un comentario