¿Qué fin tiene el envejecer?

Cuanto más envejecemos, más nos preocupamos por lo que ocurrirá cuando nuestro cuerpo empiece a debilitarse. Pensamos en cómo vamos a defendernos de las enfermedades y en cómo vamos a poder pagar todo lo que conlleva envejecer. Pero, ¿qué sentido tiene envejecer? ¿Existe siquiera uno?

Pocos pensamos en el envejecimiento, y mucho menos en la vejez, a menos que estemos allí o estemos cerca de ella.

La duración media de la vida ha aumentado drásticamente en los últimos cien años. Según las Naciones Unidas, un bebé nacido en 2012 tenía una esperanza de vida de 75 años, pero para 2050 se prevé que sea de 83 años. El aumento puede atribuirse a una mejor atención sanitaria y a la mejora de las condiciones de vida, así como a un nivel general de pobreza más bajo en todo el mundo. Pero este cambio plantea algunos interrogantes: ¿Qué hace que la gente envejezca? ¿Por qué perdemos la salud cuando envejecemos? ¿Y qué pasaría si pudiéramos vivir más tiempo que antes?

La respuesta está en nuestras células.

Los temores a envejecer varían de una persona a otra, pero muchos de ellos se centran en la salud y las finanzas.

Miedo a perder la independencia: A medida que envejece, su cuerpo puede empezar a fallarle de diferentes maneras. Es posible que sea menos capaz de conducir o cocinar por sí mismo y que necesite más ayuda para las tareas cotidianas, como hacer la compra o lavar la ropa. Estos cambios pueden ser aterradores porque le hacen sentirse dependiente de otros para cosas que antes eran fáciles de hacer por sí mismo.

Miedo a convertirse en una carga para la familia y los amigos: Cuando las personas se preocupan por alguien que necesita ayuda con las actividades diarias, sus sentimientos sobre la relación pueden cambiar; a veces esto significa que quieren a su ser querido incluso más que antes, pero otras veces les hace sentirse resentidos o enfadados por tener tanta responsabilidad sobre ellos. Algunas personas tienen dificultades para hacer frente a esos sentimientos porque no saben cuál es la mejor manera de plantear conversaciones difíciles sobre lo que va mal entre ellos (y si algo debería cambiar). Tampoco saben si hay otras formas, además de hablar de esos problemas, que puedan mejorar las cosas entre ellos (por ejemplo, dándose espacio).

Algunas personas llegan a un punto en el que ya no pueden hacer las cosas que hacían cuando eran más jóvenes.

¿Para qué sirve envejecer?

En esta sección, hablaremos de algunos de los aspectos positivos del envejecimiento. Aunque hay muchas cosas negativas que suceden cuando uno envejece, es importante recordar que también hay muchas cosas positivas. Muchas personas llegan a un punto en el que ya no pueden hacer las cosas que hacían cuando eran más jóvenes. Esto puede ser un momento muy difícil para algunas personas, pero otras encuentran formas de mantenerse activas en sus últimos años. De hecho, los estudios demuestran que mantenerse activo física y mentalmente puede ayudar a las personas a vivir más tiempo.

Los médicos dicen que cuanto más activo seas, independientemente de tu edad, mejor estarás.

Los médicos dicen que cuanto más activo seas, independientemente de tu edad, mejor estarás. Y eso es cierto para todos. Pero el ejercicio tiene grandes beneficios para las personas mayores en particular:

  • El ejercicio le ayuda a mantenerse sano: las personas mayores de 65 años que hacen ejercicio con regularidad tienen menos riesgo de padecer enfermedades cardíacas, diabetes, cáncer y otras enfermedades que sus compañeros sedentarios. También tienden a vivir más tiempo que los que no hacen tanto o nada de ejercicio.
  • El ejercicio te ayuda a mantenerte en forma: aunque no pretendas convertirte en un corredor de maratón o en un atleta profesional, la actividad física regular puede ayudarte a mantener los huesos fuertes y los músculos tonificados (y evitar la osteoporosis). También se asocia a una mejor salud mental al reducir los niveles de estrés, lo cual es importante a cualquier edad.
  • Los estudios demuestran que mantenerse activo mentalmente durante toda la vida es una forma de prevenir el deterioro cognitivo, como la demencia, en el futuro; participar en actividades como la lectura de libros o el aprendizaje de nuevas habilidades mantiene nuestra mente aguda en lugar de dejar que se oxide con el tiempo.

Aunque nos guste quejarnos del envejecimiento, también hay algunos beneficios que lo acompañan.

Son muchos los beneficios de envejecer, pero éstos son sólo algunos:

  • Tienes más tiempo para pasar con tu familia.
  • Tienes más tiempo para dedicarte a tus aficiones e intereses.
  • Tienes más tiempo para pasar con tus amigos.
  • Tienes más tiempo para dedicarte a ti mismo – Puedes cuidar tu salud mejor que cuando eras más joven haciendo ejercicio regularmente y comiendo alimentos saludables. Cuando eres mayor, te resulta más fácil encontrar formas que te faciliten la vida, como comprar una silla de ruedas eléctrica o instalar un abrepuertas automático para no tener que luchar cada día por abrir las puertas, además de otras tareas cotidianas como cocinar o limpiar después de las comidas, en las que puede haber que levantar objetos pesados.

Como dijo Benjamín Franklin: «En este mundo nada puede decirse que sea seguro, excepto la muerte y los impuestos».

La conclusión de este artículo es que hay que aceptar el envejecimiento. Como dijo Benjamin Franklin, «En este mundo no hay nada seguro, excepto la muerte y los impuestos». El envejecimiento no se puede prevenir, pero no hay que temerlo. Es importante tener una actitud positiva hacia el envejecimiento y darse cuenta de que envejecer tiene muchos beneficios. Con una actitud positiva hacia el envejecimiento podrá envejecer mejor física, mental y socialmente. Aunque hay muchas cosas que podemos hacer cuando envejecemos y que pueden ayudarnos a envejecer bien, como cuidar de nuestra salud haciendo ejercicio con regularidad y comiendo alimentos saludables, lo más importante es tener una actitud positiva hacia el envejecimiento.

Conclusión

Al final, envejecer forma parte de la vida. Es algo que todos tenemos que hacer y puede ser toda una aventura. Si te preocupa lo que te espera, recuerda que, pase lo que pase, siempre hay oportunidades para explorar y aprender cosas nuevas.

Deja un comentario