¿Qué es un metal?

Los metales son elementos sólidos a temperatura ambiente. Conducen el calor y la electricidad, y son maleables, dúctiles y lustrosos (que es una forma elegante de decir brillantes). Los primeros metales fueron el estaño, el cobre, el hierro y el plomo. Aunque estos elementos se utilizaron durante miles de años antes de que el descubrimiento de metales más avanzados, como el aluminio y el titanio, los dejara obsoletos como materiales de construcción en el siglo XX de nuestra era, todavía se utilizan hoy en día en muchas otras aplicaciones. Algunos ejemplos son la fabricación de joyas (oro), la fabricación de productos electrónicos (cobre), los utensilios de cocina (acero inoxidable), las pinturas (óxido de hierro)

¿Qué es un metal?

Los metales son elementos. Los elementos son sustancias que no pueden descomponerse en otras sustancias mediante ninguna reacción química conocida. Los metales son brillantes y buenos conductores del calor y la electricidad. Un buen conductor es aquel en el que los electrones se mueven libremente por el material, por lo que pueden transportar una corriente eléctrica.

¿Por qué los metales son brillantes?

Una de las principales propiedades de los metales es su capacidad para reflejar la luz. Esta propiedad los hace brillar, y como están formados por átomos muy juntos y dispuestos en un patrón regular, también les da una superficie lisa, que permite que se refleje más luz.

La razón de este fenómeno está relacionada con el comportamiento de los electrones alrededor del núcleo del átomo. Los electrones tienen unos niveles de energía específicos que determinan lo que pueden hacer: si tienen muy poca energía (o si no están en el nivel adecuado), no pueden desplazarse mucho e incluso pueden pegarse más de lo normal unos a otros; si tienen demasiada energía o no encajan en el lugar adecuado por sí solos, entonces saltarán de una posición en su órbita a otra.

¿Cuántos metales hay?

Hay más de 100 elementos que son metales. Los metales más comunes son el cobre y el hierro, que se utilizan en la electrónica y la fabricación de acero, respectivamente. Metales como el oro y la plata se han utilizado históricamente como recursos valiosos porque no se oxidan ni se corroen con facilidad, aunque no son especialmente útiles a efectos de conductividad. El oro es un buen conductor, pero sólo cuando está en su forma pura; los conectores chapados en oro pueden corroerse con el tiempo debido a la oxidación, lo que significa que su caro teléfono puede acabar costándole dinero en lugar de ahorrárselo.

¿Son todos los elementos metales?

  • No, no todos los elementos son metales.
  • Algunos elementos no son metales porque son demasiado reactivos. Por ejemplo, el cloro reacciona con casi todos los demás elementos para formar compuestos (estas sustancias químicas tienen varios átomos del mismo elemento unidos). Pero no todos los compuestos son metales; sólo algunos compuestos metálicos se clasifican como «metales».
  • Algunos elementos no se consideran metales porque no conducen la electricidad lo suficientemente bien para nuestros propósitos en este artículo sobre lo que es un metal. Algunos ejemplos son el oro y la plata, que tienen una gran resistencia eléctrica y, por lo tanto, no pueden utilizarse en la electrónica ni en otros dispositivos en los que la electricidad debe fluir fácilmente a través de un conductor como el cable de cobre.

Los metales y sus usos

Metal es un término amplio que se refiere a cualquier elemento químico que tiene una o más de las siguientes propiedades:

  • Tiene un brillo intenso cuando se pule.
  • Se puede cortar fácilmente con un cuchillo.
  • Conduce bien la electricidad.

Los metales se utilizan en muchas aplicaciones e industrias, como la electrónica, la construcción y el transporte. Los metales son fuertes y duraderos porque tienen una estructura cristalina rígida -a diferencia de los metales dúctiles como el oro o la plata, que pueden doblarse sin romperse-, por lo que son útiles para construir cosas como puentes y rascacielos que deben soportar grandes cargas sin derrumbarse bajo la presión de las fuerzas del viento o los terremotos. También son buenos conductores de la electricidad, lo que significa que son ideales para fabricar los cables que se utilizan en los electrodomésticos, como los televisores o los frigoríficos; otros ejemplos son las baterías de los vehículos híbridos (como los coches eléctricos), así como los paneles solares de los tejados de las ciudades estadounidenses.

¿Qué elemento es el más metálico?

El oro es el elemento más metálico. También es el más denso, maleable, dúctil y reflectante de los metales. El oro es también el metal más noble.

La tabla periódica y los metales

Los metales son elementos que se sitúan en el lado izquierdo de la tabla periódica, lo que significa que son muy reactivos. Cuando veas que un elemento aparece directamente debajo de otro en la tabla periódica, se conoce como «metal de transición».

Por ejemplo: el cobre (Cu) va después del zinc (Zn), porque el Cu tiene un número atómico de 29 y el Zn tiene un número atómico de 30. Los números atómicos representan el número de protones que tiene cada elemento en su núcleo: cuanto mayor sea el número, mayor será su reactividad.

Los metales se comportan de formas distintas que los hacen útiles en diferentes aplicaciones.

Los metales son buenos conductores del calor y la electricidad. Pueden martillearse para formar láminas finas o alambres, lo que permite utilizarlos para transmitir energía de un lugar a otro. Esto hace que los metales sean útiles en diversas aplicaciones, como el cableado eléctrico, los utensilios de cocina y las ollas, los dispositivos de comunicación como los teléfonos y los ordenadores, e incluso las joyas.

Los metales también pueden fundirse para darles forma (mediante el vertido de metal fundido) o moldearse calentando el metal por encima de su punto de fusión y dejándolo enfriar lentamente para que adopte la forma del molde previsto (este proceso se denomina fundición).

Conclusión

La próxima vez que veas un metal, piensa en cómo se fabrica y para qué se utiliza. Los metales son algunos de los elementos más fascinantes de nuestro planeta.

¿Que te ha parecido?

Deja un comentario