Qué es, en la gramática, definición y concepto

posesivo es una palabra que tiene su origen en la lengua latina: posesivo. Es un adjetivo que se asocia con posesión. Este término, en cambio, hace referencia a poseer o tener algo, oa efectos de tomar posesión.

El uso más habitual del concepto está relacionado con gente esto tiene voluntad de dominar otros, es decir, intentando controlarlos o conservarlos todos tiempo. Por ejemplo: “Ignacio es un buen hombre, pero es demasiado posesivo”, “No toleraría estar con alguien tan posesivo, preguntándome cada cinco minutos qué estoy haciendo”, “El tío Ramiro pidió a tía Elba que no fuera tan posesiva conmigo”.

pareja

Alguien posesivo tiene la voluntad de dominar a los demás.

individuos posesivos

En uno ser humano, el calificativo posesivo suele ser visto como algo negativo. La persona posesiva invade al otro, cortándole la libertad y presionándole de diversas formas. Supongamos que una mujer se está preparando para salir con sus amigos y su marido le dice que vuelva en una hora. Además, el hombre le llama por teléfono varias veces mientras su esposa está juntos. Podría decirse, pues, que este hombre es posesivo.

La voluntad de poseer a otra persona, cosificándola, es una forma de violencia. En las manifestaciones más sutiles puede ser inofensivo, pero a medida que aumenta la tendencia, es peligroso.

escribir

El adjetivo posesivo hace referencia a la propiedad de algo.

Puede utilizar: Violencia

Actitudes a condenar

Lucha contra uno actitud posesivo es importante que ambas partes hagan un esfuerzo, ya que de nada sirve “argumentar” o “luchar” contra ser posesivo. El primer paso, como ocurre con casi todos los problemas de nuestras sociedades, es hablar del problema. Si un individuo siente que está siendo controlado por su pareja o alguien con quien está en una relación afectiva, es importante que hable directamente con él, salvo en los casos en los que cree que está en peligro.

Si existe el riesgo de que ser posesivo te perjudique físicamente, lo mejor es acudir a las autoridades para presentar una denuncia. Si el nivel de comprobar no es tan peligroso, entonces la conversación debe tener como objetivo exponer el problema, de modo que el autor admita que está privando al otro de su libertad y que se compromete a cambiar su actitud.

En una relación de pareja, el respeto por la individualidad del otro es esencial. Aunque se espera que ambas partes se reúnan para compartir su vida cotidiana, para tomar las decisiones más importantes juntos y para vivir experiencias únicas como la crianza de los hijos, esto no significa que tengan que renunciar a ti. libertad completamente, a su derecho a tener sus propias amistades, a salir a pasear solos, etc. Una persona posesiva no puede entender ni aceptar esto, y en esa frase comienza su actitud negativa.

Véase también: Queja

Comportamiento posesivo

Entre los signos que pueden advertir a una persona de una actitud posesiva en su pareja se encuentran los siguientes:

* pedirle al otro que no guarde secretos, incluidas contraseñas y detalles de conversaciones con amigos;

* llamarle demasiadas veces por teléfono mientras viaja por placer o por trabajo, una clara señal de desconfianza que puede destrozar la relación en poco tiempo;

* pidiéndole que se quede siempre que tenga planes con otras personas y reaccionando mal si no lo hace.

Continúe hasta: Salir

El término en gramática

En el contexto de gramáticauno adjetivo posesivo es quien pone énfasis en el propiedad de algo (indicado con un sustantivo) a algo oa un individuo.

“El mío” yo “Nuestro” son ejemplos de adjetivos posesivos: “Era Esteban, mi querido hermano”, “¿Qué haces? Este sitio es nuestro”.

Deja un comentario