¿Qué es el rayo verde?

Cuando oye las palabras «rayo verde», ¿qué le viene a la mente? A mí me viene esa escena de La princesa prometida en la que Westley está luchando contra el Conde Rugen y de repente su espada se vuelve verde. Pero no, no me refiero a ese tipo de rayo verde. Hoy vamos a hablar de un fenómeno real: el rayo verde (o mejor dicho, el rayo azul-verde), que se produce cuando hay tormentas eléctricas en la zona y el cielo está lo suficientemente despejado como para poder verlo. Como ya habrás adivinado -y como te dirán todos los científicos que estudian este tipo de cosas-, este fenómeno no tiene nada que ver con la clorofila, sino con los gases de óxido de nitrógeno que producen las propias tormentas

El rayo verde es una forma rara de rayo que se produce sobre las tormentas.

Si alguna vez te ha caído un rayo, sabes lo doloroso y peligroso que es.

El rayo es una descarga de electricidad en la atmósfera, causada por una acumulación de cargas positivas y negativas. El relámpago resultante se produce cuando esas cargas se liberan a través de un rayo que viaja de una zona cargada a otra hasta llegar a tierra. Esto se llama «toma de tierra». Los rayos llegan a tierra más de 8 millones de veces al año en todo el mundo.

Parece verde porque está en la misma longitud de onda en la que el ojo humano ve el color verde.

Hay varios tipos de rayos, pero el rayo verde no es un tipo diferente de rayo. Parece verde porque está en la misma longitud de onda en la que el ojo humano ve el color verde. Aunque pueda parecer un tipo diferente de tormenta, nube o descarga, en realidad se trata de un rayo normal y corriente que se muestra ligeramente más amarillo de lo habitual.

Independientemente de su origen, hay algunas cosas que debe saber sobre los rayos verdes:

  • La luz verde puede aparecer en cualquier día u hora durante las tormentas eléctricas y suele durar más que los relámpagos normales, entre 2 segundos y 5 minutos. Esto puede dificultar su detección cuando se producen justo encima de ti, ya que son muy brillantes y distraen la atención (y también es la razón por la que no recomendamos mirarlos directamente). Sin embargo, si te encuentras con una mientras caminas por el parque de tu barrio en un paseo vespertino por la naturaleza, o en cualquier otro lugar, puedes aprovechar esta rareza compartiendo fotos con tus amigos y familiares en redes sociales como Facebook™©®™®©¯©®CÄÏÄïñ¶²å±â×ôßæîïîôáûãåà賿¢¸-éø±çľƒœˆ\S

Puede ser difícil de detectar.

Los rayos verdes son difíciles de detectar porque son muy poco frecuentes. También es difícil de detectar porque es menos intenso que los rayos rojos o azules.

La primera persona que lo vio fue un científico estadounidense.

La primera persona que vio un rayo verde fue un científico estadounidense. Se llamaba William Henry Fox Talbot, y lo vio en 1838 mientras visitaba Inglaterra durante una tormenta. Estaba tan emocionado que inmediatamente anotó todas sus observaciones sobre el fenómeno. Más tarde las publicó en su libro The Pencil of Nature (El lápiz de la naturaleza), que hoy se considera una obra clásica de la historia de la fotografía.

Está causada por el nitrógeno, el oxígeno y el dióxido de carbono.

Los rayos verdes se producen por la reacción del nitrógeno, el oxígeno y el dióxido de carbono. El nitrógeno, el oxígeno y el dióxido de carbono son los tres gases principales de la atmósfera, que producen rayos cuando reaccionan con la electricidad. Cuando son alcanzados por un rayo, estos gases liberan un resplandor verde al combinarse para formar óxido nítrico (NO) y monóxido de carbono (CO).

No tiene nada que ver con la clorofila.

Cuando ves un rayo verde, no es porque el destello esté teñido de clorofila. La clorofila es lo que da a las plantas su color verde y absorbe la luz en el espectro azul y rojo. Los relámpagos verdes son causados por el nitrógeno y el oxígeno del aire junto con el dióxido de carbono de las fuentes de combustión en la superficie de la Tierra (por ejemplo, los coches).

Los relámpagos verdes son raros y difíciles de ver, pero no dejan de ser geniales.

  • Los relámpagos verdes son raros y difíciles de ver, pero son geniales.
  • Es importante saber cómo funciona, para saber cuándo puede haber una tormenta en la zona.

Conclusión

Los rayos verdes son un fenómeno genial y esperamos que hayas aprendido algo nuevo sobre ellos. Te animamos a que salgas e intentes ver algún rayo verde tú mismo.

¿Que te ha parecido?

Deja un comentario