¿Por qué necesito dormir?

No es ningún secreto que el sueño es esencial para una buena salud. Todos sabemos lo mal que nos sentimos cuando estamos cansados, y es obvio que la falta de sueño puede tener un gran impacto en el estado de ánimo, los niveles de energía e incluso la salud física. Pero, en primer lugar, ¿por qué necesitamos dormir? ¿Qué hace nuestro cuerpo mientras dormimos por la noche?

He aquí 3 razones por las que todo el mundo debería asegurarse de dormir lo suficiente cada noche:

El sueño afecta a la salud mental y al estado emocional

  • La falta de sueño puede causar depresión. Las investigaciones muestran que las personas con insomnio tienen un mayor riesgo de desarrollar depresión clínica, y los síntomas de la depresión suelen ser peores en quienes no duermen lo suficiente.
  • La falta de sueño puede provocar ansiedad. El insomnio también está vinculado a niveles elevados de ansiedad y estrés, y puede ser incluso más grave para las personas con problemas de salud mental, ya que los problemas de sueño pueden empeorar las afecciones existentes o provocar otras nuevas; por ejemplo, el insomnio podría desencadenar un episodio de trastorno bipolar o ataques de pánico en alguien que los padece.
  • La falta de sueño puede provocar estrés. Un estudio reciente descubrió que cuando se está bien descansado, la respuesta del cerebro a las situaciones estresantes es menos intensa; pero cuando se está cansado después de una noche sin suficiente sueño reparador, la reacción es mucho más fuerte, especialmente si la amenaza percibida es una que podría ser peligrosa (como que algo se caiga encima). En otras palabras: estar privado de un descanso adecuado hace que las amenazas parezcan más temibles de lo que realmente son.

El sueño es un tiempo para que el cuerpo descanse y se repare

El sueño es el momento en que el cuerpo descansa y se repara. Durante el sueño, el cuerpo libera hormonas que le ayudan a sentirse más alerta durante el día, regulando la presión arterial, el ritmo cardíaco y la temperatura. El sueño también ayuda al cerebro a eliminar las toxinas que se acumulan durante el día.

El sueño ayuda al cuerpo a recuperarse de las actividades del día manteniéndolo sano y fuerte. Por ejemplo, el sueño permite que los músculos se fortalezcan después del ejercicio para que puedan estar listos para nuevos desafíos mañana. Además, dormir lo suficiente puede ayudar a prevenir problemas de salud como la obesidad o la diabetes, ya que si no descansamos lo suficiente nuestro cuerpo no es capaz de funcionar correctamente en respuesta a lo que comemos o al ejercicio que hacemos cada día.

El sueño afecta a tu salud física

El cuerpo necesita dormir entre siete y nueve horas cada noche. El sueño es importante para la salud del sistema inmunitario, ya que ayuda al cuerpo a recuperarse de lesiones y enfermedades. Ayuda a controlar el peso regulando el metabolismo y los niveles de azúcar en sangre, así como a reducir los antojos de alimentos ricos en grasas.

El sueño también ayuda a mantener sanos el corazón y la presión arterial. El sueño mejora el flujo sanguíneo al corazón, lo que puede reducir el riesgo de enfermedad coronaria al prevenir la hipertensión arterial, según una investigación de la Facultad de Medicina de Harvard publicada en el número de junio de 2008 de «Annals of Internal Medicine». Dormir lo suficiente ayuda a prevenir los coágulos sanguíneos que desencadenan los infartos de miocardio o los derrames cerebrales; también reduce las hormonas del estrés que favorecen la inflamación de las arterias (aterosclerosis), lo que las hace más estrechas y propensas a coagularse.

Además de sus efectos sobre la salud física, un sueño adecuado puede desempeñar también un papel importante en el mantenimiento de la salud mental: ¡Un estudio publicado en mayo de 2012 descubrió que una noche de privación parcial de sueño deteriora la función cerebral en una escala similar a la intoxicación con alcohol o sedantes!

Para poder dormir bien, tómate tiempo para relajar tu cuerpo y tu mente antes de acostarte.

Para dormir bien, tómate un tiempo para relajar tu cuerpo y tu mente antes de acostarte. Relajar el cuerpo con un baño o una ducha caliente puede ayudarle a sentirse más relajado y preparado para acostarse.

El factor más importante para dormir bien es asegurarse de que la mente esté tranquila y relajada antes de acostarse. Leer un libro o escuchar música son dos formas estupendas de relajar la mente antes de acostarse.

Si está estresado por el trabajo o los asuntos familiares, puede ser útil planificar un tiempo al final del día en el que pueda intentar relajar estas preocupaciones para que no interfieran con las horas de sueño más adelante.

Conclusión

El sueño es una parte importante de la vida. Te ayuda a sentirte mejor e incluso puede ayudar a prevenir enfermedades como el Alzheimer. Si cree que no está durmiendo lo suficiente o no sabe por qué, considere la posibilidad de hablar con su médico o profesional sanitario. Ellos pueden ayudar a determinar si hay algún problema con su ciclo de sueño o si hay otros problemas que requieren atención.

Deja un comentario