¿Por qué mueren las personas cuando son muy mayores?

Cuando alguien es muy viejo, enferma y muere. Pero, ¿por qué? ¿Por qué muere la gente cuando es muy mayor? Como ocurre con la mayoría de las preguntas que tienen que ver con la muerte, no es una cuestión en blanco y negro: hay múltiples factores implicados.

Vivimos más tiempo, pero no necesariamente mejor.

Vivimos más tiempo, pero no necesariamente mejor. Una vida más larga ha traído consigo problemas difíciles de afrontar. La salud de las personas mayores es peor que la de los jóvenes. Entre los problemas de salud se encuentran la artritis, las enfermedades cardíacas y los accidentes cerebrovasculares, que aumentan su frecuencia a medida que envejecemos y pueden causar graves discapacidades o la muerte.

Un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Harvard reveló que la calidad de vida se deteriora a medida que las personas envejecen, a menos que cuenten con sólidas redes de apoyo social. El apoyo social ayuda a los mayores a mantenerse activos en sus comunidades y a seguir contribuyendo en lugar de retirarse de la sociedad porque se sienten aislados o solos.

Lo que sabemos sobre la muerte.

La muerte es un proceso natural y le ocurre a todos los seres vivos. No sabemos exactamente cuándo ni cómo nos ocurrirá, pero sí sabemos que la muerte no es lo mismo que la vida. La muerte se produce por los cambios que se producen en el cuerpo con el paso del tiempo y que dificultan el mantenimiento de las funciones biológicas necesarias para la supervivencia. Por ejemplo, cuando el corazón deja de bombear sangre a través del cuerpo, uno muere porque ya no hay suficiente oxígeno fluyendo a través del torrente sanguíneo para mantenerlo con vida, pero antes de que esto ocurra, hay muchas señales de que la muerte se está acercando: el pulso se ralentiza y se debilita, la respiración se vuelve superficial, uno está menos receptivo y confuso, y luego deja de responder por completo.

Podrías pensar que todos estos son signos de la muerte y no la muerte en sí misma (porque «morir» significa algo diferente), pero en realidad son sólo formas en que los sistemas de nuestro cuerpo nos hacen saber cuándo se están descomponiendo demasiado para que sigamos vivos…

La muerte por otras enfermedades.

La segunda causa más común de muerte es la muerte por otras enfermedades. Esto incluye el cáncer, las enfermedades cardíacas y los accidentes cerebrovasculares. Estas son las causas más comunes de muerte en todo el mundo, siendo el cáncer la causa de casi el 30% de las muertes en todo el mundo. El riesgo de morir por estas enfermedades aumenta con la edad, por lo que las personas que viven lo suficiente como para envejecer tienen más probabilidades de morir por ellas. Puedes prevenirlas eligiendo un estilo de vida saludable: comiendo bien y haciendo ejercicio con regularidad para mantener tu cuerpo fuerte y que pueda luchar contra las infecciones; no fumando ni bebiendo demasiado alcohol; y tomando medidas para controlar tus niveles de estrés si te sientes ansioso o deprimido.

La enfermedad es un proceso de deterioro.

La enfermedad es un proceso de deterioro. Los órganos y tejidos del cuerpo se deterioran, lo que puede conducir a una enfermedad grave o a la muerte.

La enfermedad es el resultado de la incapacidad del cuerpo para repararse a sí mismo. A medida que se envejece, el cuerpo es menos capaz de curarse a sí mismo de una lesión o infección. En otras palabras, si te haces daño cuando eres joven y te mantienes sano hasta la vejez, es probable que tu capacidad de curación empeore a medida que envejeces.

Además, a medida que nuestro cuerpo envejece también se vuelve menos capaz de luchar contra las enfermedades (sistema inmunitario debilitado).

La muerte es algo que nos ocurre a todos

La muerte es el fin de la vida. Se produce cuando un ser vivo ya no puede mantener sus funciones vitales y muere, tras lo cual se descompone o es devorado por los carroñeros. La muerte es un proceso natural que afecta a todos los seres vivos, incluidos los animales, las plantas y los microorganismos, como las bacterias y otros microorganismos. No tiene por qué ser instantánea; puede producirse a lo largo del tiempo, y se sabe que muchas especies mueren por envejecimiento en lugar de por depredación o enfermedad.

La muerte se produce por varios motivos:

  • Razón: El cuerpo simplemente envejece y se debilita con el tiempo hasta que finalmente no puede funcionar más, lo que hace que el corazón deje de latir, provocando la muerte

Conclusión

Si te preocupa la muerte, consuélate con el hecho de que la muerte forma parte de la vida. No tiene por qué darnos miedo ni deprimirnos; aceptar la muerte como una parte natural de la vida puede ayudarnos a afrontarla mejor cuando se produzca.

Deja un comentario