¿Por qué las ranas de cristal son transparentes?

Las ranas de cristal son anfibios de la familia Centrolenidae. Son nativas de Sudamérica y Centroamérica, pero también se han encontrado algunas especies en otros continentes. Las ranas de cristal también se conocen como ranas de cristal o ranas venenosas de fresa debido a su coloración naranja brillante y a las secreciones tóxicas de la piel que utilizan los machos durante la época de apareamiento. La transparencia de las ranas de cristal ha llevado a mucha gente a preguntarse por qué serían tan visibles si ello puede ser peligroso para ellas en términos de que los depredadores las vean más fácilmente.

DALL·E 2022 12 29 14.47.56 ¿Por que las ranas de cristal son transparentes

Sin embargo, hay varias razones por las que estos pequeñajos han evolucionado así a lo largo del tiempo:

Las ranas de cristal pertenecen a la familia de los anfibios Centrolenidae.

Las ranas de cristal pertenecen a la familia de los anfibios Centrolenidae. Hay más de 500 especies de ranas de cristal, y pueden encontrarse en América Central y del Sur, así como en regiones templadas.

Las ranas de cristal suelen ser pequeñas, de entre 50 y 100 mm de longitud. Tienen patas largas y piel transparente, con los órganos internos visibles a través del cuerpo.

Las ranas de cristal se descubrieron por primera vez en 1872.

Para responder a la pregunta de por qué las ranas de cristal son transparentes, debemos remontarnos a 1872. Ese año, un explorador francés llamado Louis Léon Vaillant descubrió por primera vez una rana de cristal. La encontró en la selva amazónica, en Brasil -recordemos que se limitan a Sudamérica-.

El nombre de ranas de cristal procede de su denominación científica Hyalinobatrachium dianae (llamada así por uno de sus descubridores), que en griego significa “parecido al cristal” y en latín/francés “rana” (batrachium).

Hasta la fecha se han identificado quinientas sesenta especies de ranas de cristal, y se descubren nuevas especies con bastante frecuencia.

Las ranas de cristal son un grupo diverso de ranas, y existen más de 500 especies hasta la fecha. La mayoría de estas especies han recibido el nombre de sus descubridores o de los lugares donde se encontraron. En algunos casos, los investigadores bautizan sus descubrimientos con el nombre del descubridor y con una característica física que las distingue de otras ranas de cristal. Por ejemplo, la “Hyalinobatrachium dianae” fue descubierta en Costa Rica por el Dr. Jordan R. Mendelson en 2011; se le dio el nombre de la especie por su cuerpo translúcido y su iris (ojo) azul.

Como todavía necesitan absorber agua como elemento primario, se las puede encontrar viviendo cerca de fuentes de agua dulce.

Las ranas de cristal necesitan absorber agua como elemento primario porque son anfibios y, por tanto, tienen pulmones en lugar de branquias. También necesitan absorber oxígeno a través de la piel y los poros de su cuerpo. Por ello, las ranas de cristal viven cerca de fuentes de agua dulce, como estanques, lagos y arroyos. Pueden vivir en selvas tropicales o regiones templadas, como bosques o praderas, dependiendo de la especie de rana de cristal que esté buscando.

Las ranas de cristal se encuentran en lugares húmedos de América Central y del Sur.

Las ranas de cristal se encuentran en lugares húmedos de América Central y del Sur, principalmente en selvas tropicales. Sin embargo, algunas subespecies también se encuentran en regiones templadas. Estos hábitats requieren mucha humedad para mantenerse frescos y húmedos, por lo que las ranas de cristal prosperan aquí.

Se encuentran principalmente en las selvas tropicales, aunque algunas subespecies también se pueden encontrar en regiones templadas.

Las ranas de cristal se encuentran en zonas húmedas de todo el continente americano. La mayoría de las especies son nativas de América Central y del Sur, aunque algunas subespecies también pueden encontrarse en regiones templadas. Estas zonas incluyen:

  • Venezuela, Guyana y Trinidad
  • Brasil, Surinam y Guayana Francesa

Las ranas de cristal viven en selvas tropicales o en los bordes de las selvas, donde hay mucha humedad. Prefieren los hábitats húmedos debido a los altos niveles de humedad necesarios para que sus huevos se desarrollen correctamente.

Se cree que la visibilidad de las ranas de cristal les permite mimetizarse con su entorno.

Se cree que la visibilidad de las ranas de cristal les permite mimetizarse con su entorno.

Es fácil entender cómo surgió esta idea: las ranas de cristal son translúcidas y muchas de ellas tienen un aspecto moteado que puede hacer que se parezcan a su entorno. Sin embargo, la realidad es muy distinta. Las ranas de cristal no cambian activamente de color o patrón para mimetizarse con su entorno (aunque algunas especies se oscurecen cuando hace frío). Por el contrario, son tan visibles como cualquier otra rana: ¡simplemente no tienen pigmento en la piel!

Sus estómagos son “transparentes” debido a la melanina que los hace verdosos (a diferencia de ser transparentes), pero siguen siendo translúcidos desde abajo.

El estómago de la rana no es transparente, pero está lleno de melanina. La melanina es un pigmento que da a las ranas su color verde; también compone tu piel. Cuando tienes melanina en la piel, ésta deja pasar la luz lo suficiente como para que puedas ver a través de ella ligeramente, pero no completamente, como en el caso de la rana de cristal. Los estómagos de las ranas de cristal son translúcidos porque no contienen ninguno de los pigmentos que dan a otras ranas su coloración verde y las hacen translúcidas desde abajo.

La rana de cristal tiene un aspecto “estriado” como otras especies de ranas, lo que le da un aspecto moteado si se mira desde lejos.

La rana de cristal tiene un aspecto “estriado” como otras especies de ranas, lo que le da una apariencia moteada cuando se ve desde lejos.

No todos los aspectos de la fisiología de las ranas de cristal pueden explicarse por su transparencia o la coloración de su piel.

Como puede ver, las ranas de cristal son mucho más que transparentes. Aunque este rasgo puede ayudar a describir el aspecto de estas extrañas criaturas, no puede explicar todos los aspectos de su fisiología y comportamiento. La coloración de su piel y el pigmento de su estómago son dos ejemplos que se pasaron por alto al examinar cómo contribuye la transparencia al aspecto único de la rana de cristal.

  • La coloración verdosa de la piel de la rana de cristal no es en realidad transparente, como cabría esperar de una criatura de piel clara; más bien, se ha demostrado que esta especie tiene melanina -el mismo pigmento responsable de que seamos marrones o negros- en su tejido en lugar de nervios como la mayoría de los demás anfibios.
  • Además de ser translúcidas, muchas especies tienen un revestimiento estomacal blanco o blanco amarillento compuesto por fibras de colágeno que ayudan a formar capas protectoras sobre sus órganos internos (lo que hace que parezcan blancos). Esta capa permite una mayor flexibilidad, lo que ayuda a reducir el riesgo de lesiones cuando los depredadores los agarran por la sección media durante los ataques en tierra; sin embargo, dado que no existe tal protección por la noche, cuando estos animales son en su mayoría acuáticos (excepto cuatro especies que sólo se encuentran en Venezuela), ¡tiene sentido por qué estos insectos necesitarían algún tipo de cobertura sobre sus abdómenes mientras descansan bajo el agua después de consumir presas!

Conclusión

Las ranas de cristal son un ejemplo asombroso de lo diverso y bello que es el mundo. Han evolucionado para ser transparentes y poder mimetizarse con su entorno sin dejar de absorber agua como elemento primario. Las ranas de cristal existen desde hace millones de años, pero sólo las hemos descubierto recientemente debido a sus propiedades únicas.

Deja un comentario