¿Por qué algunas personas tienen los ojos de distinto color?

Hay muchas razones por las que algunas personas tienen los ojos de distinto color. Algunas personas nacen con los ojos de dos colores diferentes, mientras que otras consiguen este aspecto a través de la cirugía estética. El color de los ojos viene determinado por la cantidad de melanina que contienen, que puede cambiar en función de factores ambientales y de la herencia (composición genética).

El iris

El iris es la parte coloreada del ojo que controla la cantidad de luz que entra en él. Lo hace contrayéndose o expandiéndose para controlar la cantidad de luz que puede entrar. El color del iris viene determinado por la cantidad de melanina que contiene, que le da su pigmento.

El iris es también un músculo que puede dilatarse y contraerse, permitiendo que entre más o menos luz. Esto significa que puedes ver diferentes colores según el tamaño de tus pupilas en un momento dado (por ejemplo, cuando estás cansado).

Melanina

  • La melanina es el pigmento que da color a la piel, el pelo y los ojos. La producen unas células llamadas melanocitos para proteger el cuerpo de los rayos del sol.
  • Las ojeras son un ejemplo de una condición llamada hiperpigmentación, que ocurre cuando hay una sobreproducción de melanina. Puede estar causada por muchas cosas, como la genética, un traumatismo o una enfermedad como la enfermedad de Lyme o la tuberculosis.
  • Cuando pasas demasiado tiempo al sol sin llevar ropa protectora o protector solar -o si tienes la piel clara por naturaleza-, tu cuerpo produce más melanina para protegerse de las quemaduras de la radiación ultravioleta (RUV). Esta mayor cantidad de melanina hace que su piel se vuelva más oscura en general (lo que se conoce como bronceado).

Albinismo ocular

El albinismo ocular es un grupo de enfermedades que hacen que el iris sea muy pálido. Esta enfermedad suele heredarse de los padres y puede afectar a la pigmentación de otras partes del cuerpo.

En las personas con albinismo ocular, el pigmento de melanina que da color a los ojos, la piel y el pelo puede faltar o estar reducido. En algunos casos, una persona puede tener un ojo con coloración normal y otro que parece azul como si estuviera cubierto por un velo o película (heterocromía).

Los síntomas incluyen:

  • Los ojos tienen un aspecto rosado en lugar de marrón o avellana; los ojos rojos en días luminosos son comunes entre los niños que tienen albinismo ocular.
  • Incapacidad para ver con claridad debido a la reducción de la sensibilidad a la luz; la visión nocturna puede ser deficiente en comparación con quienes no padecen esta enfermedad

Heterocromía

Si has sido bendecido con un par de ojos heterocromáticos, ¡dale las gracias! Es un fenómeno bastante raro. La heterocromía es la presencia de dos colores diferentes en el iris. La forma más común de heterocromía es la diferencia de color completa entre ambos ojos, en la que un ojo puede parecer azul mientras el otro es marrón (una condición llamada «heterocromía completa»). Sin embargo, a veces sólo una parte del iris tiene un color diferente al de su compañero; esta variación se denomina heterocromía segmentaria o sectorial (también conocida como aniridia parcial o sectorial).

La heterocromía puede estar presente al nacer o desarrollarse más tarde en la vida; también puede estar causada por un traumatismo en el ojo o por condiciones genéticas como el síndrome de Waardenburg.

Heterochromia iridum

La heterocromía iridiana es una afección en la que un iris es de diferente color que el otro, y en la mayoría de los casos está causada por un desequilibrio de pigmentos en el iris. Puede ser hereditaria o adquirida.

También se conoce como irides heterocromáticos, iris heterocromáticos u ojos de diferente color.

La heterocromía suele dividirse en categorías genéticas y no genéticas.

Predisposición biológica

Todos conocemos los ojos azules y los ojos marrones, pero ¿qué pasa con los verdes? ¿O el avellana? Todas ellas son variaciones del color de ojos más común: el azul. Cada persona tiene una combinación única de melanina (el pigmento que da color a la piel) y hemoglobina (una proteína que se encuentra en los glóbulos rojos y que transporta el oxígeno por todo el cuerpo). La cantidad y el tipo de melanina que se produce determinan la gama de colores que vemos en los tonos de la piel humana, así como el color del pelo y de los ojos.

Algunas personas tienen ojos de distinto color porque tienen una predisposición genética a producir más o menos melanina que otras. El hecho de tener ojos azules, marrones o verdes depende de la cantidad de melanina presente en el iris.

Trauma

Los traumatismos oculares también pueden causar otros cambios en la visión. Los traumatismos oculares son una causa común de cambios en el color de los ojos, pero también pueden provocar otras complicaciones. En la mayoría de los casos, una lesión sólo afecta a un ojo, pero a veces ambos ojos se ven afectados por la misma lesión.

Algunos tipos comunes de traumatismos oculares son:

  • Lesiones y accidentes deportivos, como ser golpeado por una pelota de béisbol o recibir una patada en la cara mientras se juega al fútbol.
  • Quemaduras por exposición a sustancias químicas o accidentes con fuegos artificiales[1].
  • Exposición a sustancias químicas que dañan la córnea (la cubierta frontal transparente del globo ocular). Estos productos químicos incluyen la exposición al ácido sulfúrico y las quemaduras por ácido de batería[2][3].

El color de los ojos de un individuo está determinado por un proceso genético que produce melanina

En conclusión, el cuerpo produce melanina. El cuerpo produce melanina en el iris, o parte coloreada del ojo. El cuerpo también produce melanina en otras zonas de la forma humana, como la piel y el cabello.

Conclusión

Aunque no hay nada malo en tener los ojos de distinto color, debe saber que muchas personas con esta afección no pueden ver con claridad. Si tienes heterocromía iridiana o albinismo ocular, es importante que te sometas a exámenes oculares periódicos para que tu médico pueda controlar tu visión y protegerte de complicaciones como el glaucoma o las cataratas.

Deja un comentario