Pedagogía Montessori: ¿en qué consiste este método educativo?

La pedagogía Montessori, elaborada por la italiana María Montessori a principios del siglo XX, ha supuesto una auténtica revolución educativa, centrando su metodología en el desarrollo de aptitudes del alumno de forma natural. A continuación vamos a contarte en qué consiste el método Montessori y sus ventajas.

Qué es la pedagogía Montessori

La pedagogía Montessori es un método de enseñanza mediante el cual el niño experimenta la alegría de aprender, a su ritmo y según sus necesidades y evolución propia. Esto les proporciona una gran libertad dentro de los límites de convivencia que es la pequeña sociedad del aula.

Cuáles son los principios del método Montessori

El método Montessori se basa en cuatro pilares básicos:

El ambiente

El ambiente en el que se desarrolla el niño en este método es muy concreto. Se trata de espacios amplios y ordenados donde todo lo que en allí encontramos tiene su razón de ser. Todo el espacio está condicionado a la medida del niño para que se pueda mover libremente fomentando su autonomía, a su propio ritmo. El espacio se subdivide a su vez en diferentes zonas temáticas donde se exponen los diferentes materiales para que el niño elija el más adecuado y pueda posteriormente devolverlo a su lugar.

El niño

El niño es el pilar básico de este método educativo. Según esta pedagogía, el educador debe «seguir al niño», reconociendo sus necesidades y dando respuesta a ella. Este método distingue cuatro etapas evolutivas en el niño a las que llama «Planos del desarrollo»:

Hasta los seis años

En este primer periodo se centra en la mente absorbente del niño, etapa durante la cual el niño recibe todos estímulos (buenos y malos) del exterior, tanto del ambiente, como del lenguaje y la cultura.

De los seis a los doce años

En esta etapa el niño desarrolla la mente razonadora. Empieza a desarrollar tanto su imaginación como el pensamiento abstracto.

De los doce a los dieciocho años

En esta etapa el adolescente desarrolla la mente humanística y se siente deseoso de comprender la humanidad y busca su lugar en la sociedad.

De los dieciocho a los veinticuatro años

En este último plano del desarrollo, el adulto desarrolla una mente de especialista y explora el mundo apropiándose de un lugar en él.

Materiales

Los materiales empleados por el método Montessori han sido diseñados específicamente para que el niño pueda explorar e investigar de manera individual e independiente. Los materiales Montessori para infantil posibilitan la repetición (favoreciendo la concentración) al tiempo que introducen una única variable (aislando las dificultades) y presentan un control de error que le mostrará al niño si lo usó correctamente. De este modo, el niño asimila el error como parte del proceso de aprendizaje y establece una actitud positiva ante él.

El adulto

También llamado «guía» Montessori es el encargado de observar al niño y sus necesidades y proporcionarle oportunidades de trabajo y desarrollo con un objetivo concreto. El fin del adulto en el aula Montessori es intervenir cada vez menos a medida que el niño se va desarrollando.

Ventajas de la aplicación del método Montessori

Las características del modelo Montessori estimulan la creatividad y el pensamiento infantil, así como su autonomía.

También permite un aprendizaje más personalizado y estimula las capacidades cognitivas de un modo casi ilimitado.

 

La pedagogía Montessori es, pues, un método de enseñanza respetuoso que valora el desarrollo personal y el aprendizaje de cada individuo de manera única según sus capacidades e intereses.

Deja un comentario