Experimentos escolares con plantas

Para lograr introducir a los niños en el mundo de las ciencias naturales nada más didáctico que experimentar con plantas.

Son muchos los tipos de vegetales que ofrecen una buena experiencia para hacer experimentos, sin embargo, algunos de los más usados dada la velocidad con la que se pueden empezar a ver los resultados es más rápida.

Entre las alternativas más usadas para experimentos con plantas tenemos:

  • Guisantes
  • Césped
  • Frijoles
  • Hierbas
  • Hongos
  • Berro

La principal cualidad por la que se usan este tipo de plantas es por su crecimiento másacelerado que el de otras especies.

También podemos apreciar cómo funcionan las plantas, cómo viven, cómo se alimentan y cómo respiran, de esta manera podemos brindar a los niños de manera didáctica la información necesaria del funcionamiento del ecosistema, e incluso ayudarlos a convertirse en individuos conscientes de su importancia dentro del planeta.

Los experimentos con plantas nos permiten responderle a los más pequeños cómo las matas"comen", "beben", crecen e incluso se reproducen.

Veremos algunos ejemplos de experimentos escolares sencillos que permiten explorar las plantas y su funcionamiento.

Cómo viaja el agua a través de una hoja

Este experimento, permite ilustrar la forma en la que el agua recorre las hojas de las plantas para mantenerlas vivas dentro del ecosistema.

Para poder realizar este experimento vas a necesitar lo siguiente:

Materiales:

  • Selecciona al menos una o dos hojas verdes de plantas, preferiblemente las más grandes que consigas.
  • Vas a necesitar la misma cantidad de vasos de vidrio como hojas hayas seleccionado para el experimento, cuyo contenido sea un tercio de agua.
  • Una lupa.
  • Colorante vegetal rojo.

Procedimiento.

  1. Deberás colocar una hoja por cada vaso de agua.
  2. Agregar unas cuantas gotas de colorante al agua hasta teñirla de rojo, cuantomás intenso sea el color del agua, más intenso podrá apreciarse el recorrido del agua a través de la hoja.
  3. Este experimento puede durar algunos días para ir observando el proceso de absorción del agua en los diferentes tipos de hoja.
  4. Analizar con una lupa cómo el agua roja ha recorrido cada hoja, a los 3 días deberíamos comenzar a apreciar cómo todas las venas interiores de las hojas se van tiñendo de rojo, e incluso pueden comenzar a pigmentar algunas partes de la base de la hoja.

Este experimento permite apreciar la forma en la que se genera el proceso hídrico en el interior de las plantas.

Cómo respira una planta

Las plantas son seres vivos, por lo tanto, comen y respiran al igual que cualquier otro animal. Su respiración no suele ser tan evidente como la de un mamífero por lo que a través de este experimento vas a poder ilustrar un poco a los niños la forma en la que las matas respiran. Para hacerlo vas a necesitar:

Materiales:

  • Selecciona al menos una o dos hojas verdes de plantas, preferiblemente las más grandes que consigas.
  • Un envase de vidrio grande.
  • Llenar el recipiente con agua tibia, (el agua natural puede funcionar, pero con el agua tibia se aprecia mejor este experimento)
  • Una lupa.

Procedimiento:

  1. Deberás colocar el recipiente con el agua tibia.
  2. Introducir las hojas dentro del recipiente.
  3. Dejar reposar algunas horas.
  4. Tras un par de horas puedes comenzar a ver cómo se forman pequeñas burbujas de aire en la parte superior de las hojas. Lo que está pasando en este momento es que las hojas están comenzando a respirar. Para verlo con detalle puedes usar la lupa, aunque el proceso es bastante fácil de visualizar.

Cómo germinan las semillas

Este es un maravilloso experimento para enseñar a los pequeños cómo se cultivan las plantas, este suele ser uno de los experimentos clásicos para los niños en edad preescolar.

Es fantástico porque además de mostrar la forma en la que una semilla se transforma en una planta, al mismo tiempo ayuda a los niños a cultivar la planificación, la paciencia, y por supuesto les enseña el cuidado de la naturaleza.

Es un experimento que requiere de tiempo y paciencia pues hay que esperar que cada semilla comience su proceso de germinación. Para realizar este experimento vas a necesitar.

Materiales:

Antes de comenzar este experimento debes asegurarte tener disponible los siguientes materiales.

  • Algunas semillas, a tu elección, en este caso elegiremos semillas de frijoles negros, también se suelen usar lentejas por su rápido crecimiento.
  • Un envase de plástico.
  • Algodón.
  • Un rociador de agua.
  • Vasija.
  • Tierra abonada.

Procedimiento:

Una vez que has completado los materiales para tu experimento, sólo vas a necesitar seguir los siguientes pasos.

  1. Coloca un poco de algodón en el vaso de plástico.
  2. Abre un trozo de algodón sin romperlo y coloca en el medio 3 semillas de frijoles o lentejas.
  3. Mételas en el vaso sobre el algodón introducido previamente.
  4. Rocíalas con agua sobre los algodones.
  5. Coloca en un lugar donde reciban luz solar, pero donde no tengan exposición solar directa.
  6. Alrededor de una semana podrás apreciar cómo comienzan a emerger de los vasos las plantas de estas semillas germinadas.
  7. Una vez que estas plantas han cogido un tamaño apreciable puedes sacarlas del vaso de plástico y trasplantarlas en una vasija para permitir que la planta crezca usando ahora un poco de tierra abonada. Al trasplantar tus semillas germinadas es importante que sigas cuidándolas para que puedan crecer de manera adecuada e incluso poder obtenerpequeñas cosechas, aun cuando éstas sean simbólicas los niños van a lograr apreciar el valor de su esfuerzo y trabajo.

Es un experimento muy simple, sin embargo, vas a necesitar un poco de tu tiempo y cuidado.

Existen distintos métodos de germinación de semillas, también algunas semillas germinan de forma más rápida que otras por lo que es genial si puedes probar con distintos tipos de semillas al mismo tiempo en diferentes recipientes, de manera que podrán los niños ver la velocidad con la que van germinando cada tipo.

Enseñarles a los niños a conocer nuestra naturaleza y la forma de protegerla no sólo les abrirá la ventana del conocimiento, sino que al mismo tiempo los vas a convertir en adultos conscientes y responsables de cómo cuidarla.