Osamenta

Se utiliza la palabra osamenta para darle nombre a una parte de extrema importancia en los cuerpos de los seres vivos.

 

Podemos referirnos a la osamenta casi como un sinónimo del esqueleto y los huesos, ya de aquí en adelante podemos hacernos una idea de lo importante que es la osamenta.

 

El significado de la palabra osamenta, lo podemos entender de una forma más precisa entendiendo la etimología de la palabra.

 

Para esto podemos comenzar diciendo que esta palabra, está compuesta por dos términos provenientes del latín. El primer término sería “ossa” que tiene como significado hueso o huesos, y luego está el segundo término que conforma esta palabra, el cual es el sufijo instrumental “mentum”. Con todo esto ya dicho, podemos decir que la palabra osamenta significa, en esencia, esqueleto.

 

Un esqueleto es el conjunto de huesos los cuales están enlazados y articulados para poder darle al cuerpo de los seres vivos una consistencia. Además de que también sirven como una forma de protección para los diferentes órganos que se encuentran en el cuerpo.

 

La osamenta cumple un rol fundamental en muchísimos procesos que llevamos a cabo tanto nosotros los humanos como los animales. Ya que el esqueleto es aquel que nos brinda un soporte en el que están todas las cosas de nuestro cuerpo, como los músculos, los órganos, entre otros.

 

Por ejemplo, si no tuviéramos una osamenta que mantuviese todas las cosas que tenemos dentro, no seríamos capaces ni siquiera de realizar acciones sencillas como caminar, comer o hablar.

Las características de la osamenta

Como ya dijimos con anterioridad la osamenta no es solo una cosa simple, es un conjunto de cosas, en este caso huesos generalmente resistentes alrededor de todo nuestro cuerpo.

 

Los huesos que la conforman están hechos con osteocitos.  Estos son un tipo de célula madura la cual proviene de los osteoblastos.

 

Los huesos ganan su resistencia principalmente de los minerales que los conforman. Curiosamente a pesar de la gran cantidad de huesos que conforman la osamenta humana, está misma se estima que es únicamente el 12% del peso total de cuerpo una persona.

 

Recordamos que el esqueleto humano está conformado por 206 huesos en total y entre todos estos se pueden clasificar en 3 tipos distintos, los cuales son huesos cortos, huesos largos y huesos planos o irregulares dependiendo de las características del hueso.

 

Además de nosotros los seres humanos, muchos otros animales vertebrados también cuentan con una osamenta que dependiendo de la forma de los mismos la cantidad de huesos que esta posee es distinta y puede variar hasta entre animales de la misma especie.

 

Solo por nombrar algunos, la osamenta de los perros tiene alrededor de 300 huesos. La de los caballos un poco más similar en cantidad a la nuestra. Es decir, tiene un total de 205 huesos. Por otra parte, la osamenta de los gatos tiene unos 300 huesos, aunque la mayoría de los huesos están ubicados en la columna vertebral, de ahí la gran flexibilidad de los mismos.

 

 

           

 

¿Que te ha parecido?

Deja un comentario