Ómicron

Más allá del coronavirus, la variante Ómicron detuvo nuevamente los viajes a nivel internacional con tal de prevenir la expansión del contagio. Esta nueva cepa surgida por primera vez en Sudáfrica, trajo como consecuencia un incremento inmediato de los casos de Covid-19.

Sin embargo, por desgracia, no solo afectó a este país, sino que entró en la escena británica y se ha extendido incluso a Japón, Estados Unidos y a otros 20 países del mundo.

En la actualidad, Ómicron ha sido reportada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como una variante bastante preocupante y grave. No obstante, aún no se sabe a ciencia cierta si es más o menos grave en comparación con las otras similares, o si causa una mayor enfermedad.

Origen del Ómicron 

La nueva variante Ómicron fue descubierta ante la OMS en fecha 24 de noviembre de 2021, en Sudáfrica. Anteriormente, se habían dado tres picos de casos elevados causados por la aparición de la variante Delta. Sin embargo, para inicio del 2022 el número de casos volvió a acrecentarse por efecto de la detección de Ómicron.

Realmente el Covid Ómicron es un cúmulo de diversas mutaciones. Algunos de los riesgos que se presentan son la reinfección en los pacientes quienes ya han presentado Covid-19.

Se ha observado, además, un incremento de personas contagiadas, así como una mayor dificultad para diagnosticar en las pruebas PCR que se utilizan regularmente para el SARS-CoV-2.

De hecho, este tipo de pruebas PCR no logran detectar el gen S, es decir, uno de los genes que contiene el Covid- 19 Ómicron y que la diferencian sustancialmente de otras mutaciones.

Por este motivo, los pacientes que sospechen que puedan presentar los síntomas de esta enfermedad, deberán aguardar un tiempo prudencial antes de la confirmación del diagnóstico, a partir de una serie de exámenes.

Ómicron: síntomas conocidos 

Los síntomas de Ómicron no varían mucho de los reportados en cualquier tipo de coronavirus. Lo que sí resulta destacable es el hecho de que, la inmensa mayoría de los pacientes contagiados con esta variante presenta síntomas leves.

Algunos de los más comunes son la fiebre, dolores óseos y musculares, tos seca, y sudor nocturno producto de las altas temperaturas a nivel corporal

De igual forma, el personal sanitario de Sudáfrica que informó por primera vez sobre esta nueva variante, asevera que los pacientes pueden presentar otros síntomas tales como una fatiga extrema y un aumento significativo de las pulsaciones.

Vacuna para Ómicron

En su composición, el virus contiene, al menos, unas 50 mutaciones. Es decir, en la espícula mutada conviven 36 de ellas, y de las cuales se vale para introducirse con mayor facilidad al cuerpo humano.

En líneas generales, una persona con los anticuerpos que provee la vacuna, o por la infección previa de Covid-19, podría anular la enfermedad.

Sin embargo, en el caso de la variante Ómicron, existe una alta probabilidad de contagio causado por las múltiples mutaciones que se hallan ubicadas en la espícula del propio virus.

 

 

¿Que te ha parecido?

Deja un comentario