Oftalmómetro

No hay dudas de que los oftalmómetros son unos de los instrumentos médicos más importantes alrededor de toda la historia. Este se centra principalmente en la medicina ocular y, si bien se inventó hace muchos años, con el paso del tiempo ha tenido algunos cambios que lo hacen mucho más eficaz y moderno.

Si te gustaría conocer más sobre el oftalmómetro te puede ser de mucha utilidad continuar leyendo. Recuerda que este es uno de los instrumentos más utilizados en el diagnóstico de enfermedades visuales y, en un momento conocerás distintos puntos que pueden serte de gran interés.

¿Qué es un oftalmómetro?

El oftalmómetro es una máquina que puede diagnosticar enfermedades que pueden afectar la vista, como, por ejemplo, el astigmatismo y la miopía, este instrumento también es conocido como queratómetro y, el nombre por el que se le conoce generalmente, oftalmómetro, proviene de la palabra griega oftalmos, la cual significa ojos.

Si bien un oftalmómetro puede ser de mucha utilidad para conocer las enfermedades visuales de un paciente, también es de mucha ayuda para encontrar un tratamiento, de hecho, este invento ha estado actualizándose con el paso del tiempo, los modelos más actuales pueden determinar también la cantidad de grados que requerirán los lentes de contactos para cada patología.

¿Cómo funciona un oftalmómetro?

Un oftalmómetro funciona bajo una ecuación que logra determinar con precisión irregularidades en la córnea, estas se denominan como deformidades, las cuales son las causantes de las enfermedades que afectan la visión, el astigmatismo es una de las más comunes.

Para ello este equipo proyecta una luz en la córnea y así esta es comparada con la forma de las imágenes.

En la actualidad algunos modelos arrojan resultados mucho más completos, imprimiéndolos de forma automática en un pequeño papel y, midiendo la curvatura en diferentes zonas.

¿Cómo se realiza un examen con un oftalmómetro

Los exámenes que se realizan con un oftalmómetro se denominan oftalmometría o queratometría. Al momento de realizar el examen el paciente debe colocar su mentón en la zona dedicada a ello, lo que ayudará a mantener una posición fija, luego deberá observar dentro del equipo y la máquina empezará a evaluar la córnea mediante rayos de luz.

Este examen no genera dolor, una vez estén los resultados listos el oftalmólogo podrá evaluar cuál es el tratamiento que se deberá seguir en el caso.

Historia del oftalmómetro

El oftalmómetro fue inventado en el año 1880 por el fisiólogo Hermann von Helmholtz de origen alemán, esta primera versión contaba con un mecanismo muy similar al que encontrarás en los equipos más actuales, aun así, se puede decir que este determinaba una menor cantidad de irregularidades que los modelos modernos.

Esta primera versión del oftalmómetro lograba medir con precisión la curvatura de la córnea, esto con patrones luminosos de igual forma, sin embargo, una gran diferencia que encontrarás entre los modelos actuales y esta primera versión es que el creado en 1880 no contaba con sensores ópticos y la tecnología informática con la que sí cuentan los equipos modernos.

 

¿Que te ha parecido?

Deja un comentario