Nicolas-Théodore de Saussure

Nicolas Theodore de Saussure nació en Ginebra (Suiza) el 19 de febrero de 1767. Su padre era un prominente abogado y su madre era una botánica aficionada que fomentó la curiosidad científica de su hijo a una edad temprana. De adolescente, Saussure comenzó a escribir poesía y a estudiar matemáticas y astronomía; también pasó algún tiempo en París, donde se interesó por la química tras conocer a Antoine Lavoisier. En 1798, Saussure descubrió el telurio al percibir un olor desagradable que acompañaba a los compuestos que contenían este elemento; tres años más tarde, codescubrió el selenio al investigar otra sustancia maloliente encontrada cerca de las minas en las que se había extraído azufre de la roca (el selenio está presente en esos minerales).

Nicolas-Théodore de Saussure (1767-1845) fue un químico suizo que estudió la composición de los gases, descubrió el elemento telurio y codescubrió el elemento selenio.

Nicolas-Théodore de Saussure (1767-1845) fue un químico suizo que estudió la composición de los gases, descubrió el elemento telurio y codescubrió el elemento selenio.

Saussure nació en Ginebra (Suiza). Asistió a la Universidad de Ginebra durante dos años antes de viajar con su hermano a París, donde continuó su formación en el Colegio de las Cuatro Naciones. En 1793 fue a estudiar química con el amigo y colega de Lavoisier, Antoine Laurent Jérôme Balard, en Montpellier. Su primera publicación sobre los pesos atómicos apareció en 1795; le siguieron otros trabajos sobre los metales y sus compuestos durante este periodo. En 1799, Saussure regresó a Ginebra, donde enseñó física y química hasta 1804, cuando aceptó un puesto de profesor de historia natural en el University College de Londres*.

Saussure nació en Ginebra el 19 de febrero de 1767.

Saussure nació en Ginebra (Suiza) el 19 de febrero de 1767. Su padre era relojero y su madre había trabajado como bordadora antes de casarse. A la edad de 10 años, el padre de Saussure murió al caer de una escalera mientras trabajaba en uno de sus relojes, lo que dejó al joven Nicolás y a su madre sin ingresos. Para mantenerse a sí misma y a su hijo, se volvió a casar poco después de que Nicolas cumpliera 11 años. Por desgracia para él, este nuevo marido no se llevaba nada bien con el adolescente: a menudo le pegaba si no cumplía con sus tareas o si no comía lo suficiente durante las comidas (aunque Saussure comía más que nadie). También discutían por otras cosas, como la religión; como Saussure era católico pero su padrastro era protestante, se vivían momentos muy tensos en su casa (Saussure acabaría convirtiéndose de nuevo al catolicismo años después).

Saussure descubrió el telurio en 1798 al notar un olor desagradable en los compuestos con los que trabajaba.

El telurio es un elemento raro que se ha utilizado en aleaciones desde la antigüedad. Se descubrió por accidente en 1798, cuando Nicolas-Théodore de Saussure notó un olor desagradable procedente de los compuestos con los que trabajaba. Esto le llevó a descubrir el telurio, que recibe su nombre de la palabra latina que significa «tierra» o «suelo».

El trabajo de Saussure sobre la composición de los gases le ayudó a localizar sus fuentes, que los científicos estaban estudiando en ese momento.

Los trabajos de Saussure sobre la composición de los gases le ayudaron a localizar sus fuentes, que los científicos estudiaban en aquella época. Las primeras investigaciones de la química se centraron en la investigación de los gases y sus fuentes para entender cómo se comportaban. Para ellos era muy importante saber de qué estaba compuesto un gas y de dónde procedía, así como la cantidad de energía que contenía.

Saussure fue pionero en el estudio de los meteoritos, lo que le llevó a uno de sus hallazgos más intrigantes: una sustancia elemental llamada aerolito.

Saussure fue un pionero en el estudio de los meteoritos, lo que le llevó a uno de sus hallazgos más intrigantes: una sustancia elemental llamada aerolito. Los aerolitos son un tipo de meteorito que se forma cuando un trozo de polvo o roca es expulsado del espacio y cae a través de la atmósfera terrestre. Cuando choca con la Tierra, puede dejar tras de sí un cráter o simplemente quedar enterrado bajo tierra. Saussure descubrió los aerolitos en 1806, cuando examinó las rocas recogidas en los glaciares de los Alpes suizos y observó que algunas contenían níquel y cobalto.

Saussure es recordado hoy como uno de los padres de la química moderna.

Saussure es recordado hoy como uno de los padres de la química moderna. El campo de la química había estado dominado durante cientos de años por los alquimistas, que intentaban descubrir un elixir de la vida y un disolvente universal que pudiera transformar cualquier sustancia en otra. La búsqueda alquímica se entrelazó con la religión y la mitología, lo que dio lugar a un aura de misticismo en torno a la investigación química.

Saussure fue uno de los primeros químicos que abandonó la alquimia para experimentar con procedimientos cuantitativos basados en principios científicos. Con ello estableció nuevas normas de control de calidad profesional en la ciencia, que más tarde se convertirían en práctica habitual en todas las disciplinas.

Nicolas Theodore de Saussure hizo importantes contribuciones a la investigación química temprana.

Aunque era químico, Saussure también hizo importantes contribuciones a la física y la astronomía. Descubrió los elementos telurio y selenio y fue pionero en el estudio de los meteoritos. Estudió los gases con un aparato llamado bomba de aire.

Conclusión

El trabajo de Saussure sobre la composición de los gases le ayudó a localizar sus fuentes, que los científicos estaban estudiando en ese momento. Saussure fue pionero en el estudio de los meteoritos, lo que le llevó a uno de sus hallazgos más intrigantes: una sustancia elemental llamada aerolito. Saussure es recordado hoy como uno de los padres de la química moderna.

Deja un comentario