Muerte

Muerte ¿Qué noción tenemos sobre ella?

La muerte es el término o culminación de la vida debido a diferentes causas, en la que la ocurre la imposibilidad orgánica de mantener el proceso homeostático. En pocas palabras, se refiere al final definitivo de un organismo creado a partir del proceso contrario, el nacimiento. Desde el punto de vista etimológico, el concepto proviene del vocablo latín, específicamente de las palabras “mors, mortis”.

Tipos de muerte

En un principio, la percepción médica y científica de la muerte se percibía como el momento en el que el corazón se detenía y el sujeto dejaba de respirar.

Sin embargo, con los años se demostró que incluso un individuo que no puede respirar por sí mismo puede no morir y, por ende, mantenerse con vida de forma artificial. De esta manera, la muerte puede clasificarse en varios tipos, estos son:

La muerte por causas naturales

Así como lo sugiere su nombre, este tipo de muerte ocurre por medio de una patología, por ejemplo, a causa del cáncer, de una enfermedad pulmonar, tumoral, infecciosa, entre otras.

Muerte cerebral

Se define como la pérdida total y definitiva de las funciones del cerebro, incluido el centro anatómico del encéfalo. Este tipo de deceso es producto de distintos factores como el traumatismo cráneo encefálico, una contusión cerebral o bien, hemorragias subaracnoideas, entre otras.

El cuerpo puede mantenerse funcionando por un tiempo por medio de una conexión artificial. No obstante, el individuo entra en un estado vegetativo, en el que no es capaz de realizar ninguna interacción.

Muerte de forma súbita

Se le conoce como el cese repentino e inesperado del corazón, es decir, una parada cardíaca en una persona con signos de haber tenido buena salud.

La muerte súbita puede deberse a una arritmia cardíaca. Esta misma ocurre cuando el órgano que bombea la sangre deja de latir, ocasionando que el individuo pierda el conocimiento y, finalmente, su capacidad para respirar.

En varios casos registrados, se ha podido aplicar la reanimación cardiopulmonar en personas con arritmia, eliminando este problema y reviviendo al paciente.

Otras nociones sobre la muerte

Por ley natural, un organismo nace, crece, se reproduce y luego debe morir. Sin embargo, la lógica humana percibe la muerte como algo negativo, lo que genera sentimientos en consecuencia como el dolor, la angustia, la tristeza o el desánimo.

Aunado a ello, esta misma también se percibe como la pérdida de algo material o no, por ejemplo, perder un partido de futbol o un puesto político durante un proceso de elecciones.

De esta manera, se generan expresiones como “La muerte de una era”, haciendo referencia al término de un tiempo definido.

Muerte en la religión y la cultura

Según muchas culturas y religiones, la muerte no es el término de la vida sino el paso a otro plano existencial. Asumiendo que nuestro no solo es regido por fuerzas naturales sino espirituales.

En el caso del cristianismo, existen dos tipos de muerte: la muerte espiritual o la separación del alma y Dios; y el deceso terrenal o la separación del espíritu y el cuerpo, en el que el alma viaja al cielo para vivir eternamente en el reino del Creador.

Mientras que, en la mitología egipcia o la griega, también se describe el viaje de cada alma luego de la muerte, cada una con versiones distintas.

Por ejemplo, si se considera la mitología de los helenos, se cremaban los cuerpos con dos monedas de oro, una en cada ojo. Esto serviría después para pagarle al barquero Caronte, quien llevaría a las almas que pudieran pagar a los dominios de Hades, donde serían juzgados por tres grandes jueces.

 

 

¿Que te ha parecido?

Deja un comentario