Los círculos en esta ilusión en realidad no cambian de forma ni se mueven en absoluto, lo siento

A Internet nunca le faltan ilusiones ópticas: gifs y animaciones alucinantes que engañan a nuestro cerebro y desvían nuestros sentidos.

Vale la pena desentrañar algunos, ya que nos brindan algunas herramientas psicológicas inteligentes que podemos usar para tratar y diagnosticar. Otros son más difíciles de desglosar, pero mientras tanto nos dan algo novedoso por lo que luchar. Luego hay algunos que realmente nos sorprenden.

Una palabra de advertencia aquí: si su cerebro no está feliz cuando se encuentra con cosas que giran y parpadean, haga que alguien le lea esto e imagine cuán asombroso es este arte ilusorio.

¿Entiendo? Bueno. Continuemos.

El año pasado, un par de círculos giratorios azules y amarillos atribuidos al artista digital japonés @jagarikin hizo las rondas, para nuestra diversión (y confusión).

ilusión de círculos giratorios

Desde entonces, ha habido una variación o dos sobre el mismo tema. Tome esta reciente ilusión de la rueda del arco iris, por ejemplo.

Luego está este en blanco y negro.

Por supuesto, todo el mundo tiene una opinión sobre qué tipo de magia mental está pasando aquí.

Algunas ideas que podemos descartar con bastante facilidad.

Muchas ilusiones ópticas funcionan jugando con los contrastes en nuestro campo de visión. Por ejemplo, este brillante ejemplo cubierto por Phil Plait en pizarra también implica rotar círculos rayados.

Ilusión que muestra puntos blancos y negros que giran alrededor de un centro rojo o amarillo.Animación basada en la obra de Arthur Shapiro. (Phil Trenza/Pizarra)

Estos hilanderos específicos, sin embargo, parecen cambiar gracias a la manera nuestros cerebros manejan la información inmediatamente dentro de nuestro foco, que es diferente a la forma en que procesa la información periférica.

El hecho de que podamos mirar directamente a cada uno de los círculos de @jagarikin y seguir viendo la misma ilusión sugiere que podemos descartar esta peculiaridad de la neurología.

En cuanto a esas flechas que ejercen algún tipo de influencia sutil, olvídate de ellas.

Abajo, usuario de Twitter @XQA999 los ha eliminado para que también podamos excluir cualquier efecto subliminal que puedan tener.

Gracias a @blindrobGracias a las prácticas adiciones, también podemos estar seguros de que los círculos son realmente estacionarios.

Curiosamente, al colocar un anillo negro alrededor del primer círculo, @blindrob también nos muestra que la ilusión parece estar amortiguada por un borde.

Si observamos detenidamente los otros círculos, hay algo más que es un poco inusual en los bordes de los círculos. En cada uno de ellos podemos distinguir tiras (de unos pocos píxeles de ancho) de colores contrastantes en los bordes interior y exterior.

Ejemplo de rueda azul y amarilla con píxeles en el bordeTenga en cuenta los píxeles azules en el exterior de los bloques amarillos.

A medida que gira el círculo, las direcciones y los tamaños de los círculos cambian de acuerdo con las secuencias de estas dos líneas fronterizas.

Saber todo esto es como saber que el escenario del mago está amañado. Claro, podemos ver trampas ahora, pero especular sobre el método preciso por el cual nuestros cerebros convierten destellos de color en una actuación brillante requiere profundizar en la mecánica de la visión.

Durante más de un siglo, la Escuela de psicología de la Gestalt ha profundizado en las formas en que nuestros cerebros convierten los cambios en estimulación visual en forma y movimiento.

Una forma en que nuestro sistema nervioso percibe el movimiento es resultado de algo llamado fenómeno fi. Este programa neurológico convierte secuencias rápidas de cambios de color o brillo en algo más profundo, como una sensación general de que algo ha cambiado de posición.

Sin embargo, esto solo explica parcialmente lo que estamos viendo. Después de todo, no es un desorden nervioso y tembloroso, sino un movimiento suave en una sola dirección, uno que parece que nunca se detendrá.

una pieza de arte realizado por el psicólogo de la Universidad de Lincoln, George Mather, nos da la última pieza de este rompecabezas. Demuestra cómo los contrastes de sombra aplicados en el orden correcto a unos pocos fotogramas de una escena que salta de un lado a otro crean un movimiento continuo e interminable, uno que está únicamente en una dirección hacia adelante.

Similar al fenómeno phi, este fenómeno phi ‘inverso’ no solo crea la impresión de movimiento, sino también de un movimiento perpetuo que va en una sola dirección.

En el caso de los círculos en movimiento de arriba, los contrastes cambiantes en los bordes alrededor de los colores parecen estar haciendo todo este trabajo para crear los movimientos percibidos que realmente no están allí.

La explicación neurológica es un poco más complicada y se basa en el momento preciso de estimulación e inhibición de las neuronas visuales.

Las ilusiones basadas en ambos principios nos han deslumbrado y deleitado durante generaciones. Gracias a artistas increíblemente talentosos como @jagarikin, continuaremos descubriendo innumerables formas nuevas de aplicar estos trucos para nuestro entretenimiento.

Estamos sobre ti, cerebro.

¿Que te ha parecido?

Deja un comentario