¿Las anguilas pueden ser eléctricas?

Si alguna vez ha visto nadar a una anguila, habrá pensado que es magia. Son tan flexibles y serpenteantes que casi parecen una serpiente con aletas en lugar de un pez. Pero, ¿tienen las anguilas otro truco en la manga? ¿Pueden ser realmente eléctricas? Alerta de spoiler: ¡sí! Sigue leyendo para saber qué hace que las anguilas eléctricas sean tan especiales.

Las anguilas son peces.

No se puede electrocutar a una anguila, ni a ningún otro pez. Las anguilas son peces con columna vertebral, es decir, tienen una columna vertebral como usted o yo. También viven en el agua y respiran por branquias, como la mayoría de las criaturas marinas. Su cuerpo es largo y delgado, lo que las convierte en grandes nadadoras, pero también significa que sólo pueden nadar hacia delante o hacia atrás (no pueden nadar de lado a lado).

Son buenas nadadoras y son capaces de nadar hacia delante y hacia atrás.

Las anguilas eléctricas son fuertes nadadores y pueden nadar hacia atrás y hacia delante. Pueden nadar a una velocidad de unos 3 km/h. Las anguilas pueden vivir tanto en agua dulce como en agua salada, pero prefieren vivir en zonas de agua dulce con temperaturas cálidas (unos 22ºC). También suelen vivir en zonas donde abunda el alimento, como peces y otros animales acuáticos.

Anguila es una palabra que se utiliza para varios tipos de peces diferentes, pero todas las anguilas tienen algunas cosas en común.

  • Las anguilas son peces y se han encontrado en agua dulce, agua salada e incluso bajo tierra. Suelen ser largas y delgadas y no tienen columna vertebral.
  • Las anguilas eléctricas son uno de los miembros más conocidos de este grupo.
  • Un grupo de anguilas se llama «banco de anguilas».

Tienen cuerpos largos y delgados, todos viven en el agua y todos tienen columna vertebral.

Las anguilas son peces, y todos los peces tienen columna vertebral. Las anguilas también son largas y delgadas, lo que las convierte en una de las criaturas más singulares de nuestros océanos.

Además de su inusual forma, las anguilas viven bajo el agua y respiran aire a través de sus branquias, lo que las convierte en animales anfibios. Así es: pueden vivir tanto en tierra como en el agua. De hecho, pasan la mayor parte de su vida en las profundidades del océano, pero a menudo suben a niveles superiores durante la época de apareamiento o cuando buscan fuentes de alimento durante los meses más fríos.

Las anguilas eléctricas son uno de los miembros más conocidos de este grupo de peces, porque pueden disparar electricidad desde su cuerpo.

Las anguilas eléctricas son uno de los miembros más conocidos de este grupo de peces, porque pueden disparar electricidad desde su cuerpo. Pero resulta que las anguilas eléctricas no son los únicos peces que tienen electrorreceptores (la electrorrecepción es cuando los animales perciben los campos eléctricos). Otras especies de peces también tienen electrorreceptores y pueden percibir señales eléctricas en su entorno.

Y aunque las anguilas eléctricas pueden producir descargas lo suficientemente fuertes como para aturdir a sus presas (e incluso a los humanos), otras especies son capaces de producir descargas mucho más potentes que cualquier tipo de «electricidad» que generen los humanos. Por ejemplo, algunos tipos de rayas pueden emitir casi 600 voltios a miles de amperios, lo que haría que incluso un pequeño paquete de descargas pareciera un juguete comparado con lo que son capaces de generar.

Una anguila eléctrica puede generar hasta 600 voltios de electricidad, que es mucho más de lo que necesitas para alimentar tu teléfono móvil o las luces de tu casa.

No eres el único que quiere saber si las anguilas pueden ser eléctricas. Y como tú, otras personas se han preguntado lo mismo durante años. Pero la respuesta es sí.

Las anguilas eléctricas no son sólo un mito; son peces reales que generan electricidad. Sin embargo, hay otros peces que también pueden generar electricidad. Los siluros eléctricos, los peces cuchillo y las rayas torpedo utilizan campos eléctricos para navegar y comunicarse entre sí en aguas turbias donde la visión no es muy útil.

Mientras que la mayoría de las especies de peces eléctricos pueden producir pequeñas cantidades de electricidad (menos de 500 voltios), una anguila eléctrica puede generar hasta 600 voltios de electricidad, que es mucho más de lo que necesitas para alimentar tu teléfono móvil o las luces de tu casa. ¿Y cómo lo hace?

Las anguilas eléctricas no utilizan sus descargas eléctricas para aturdir a sus presas, como hace una pistola eléctrica. En cambio, la utilizan para navegar y comunicarse.

Las anguilas eléctricas no utilizan sus descargas eléctricas como armas. En cambio, las utilizan para navegar en la oscuridad y comunicarse entre sí. Las anguilas eléctricas emiten pulsos de electricidad que pueden ser detectados por otros animales cercanos. Esto les ayuda a encontrar pareja y a buscar comida en aguas profundas donde la luz no llega.

La electricidad es una forma de energía, no un arma, así que es importante entender cómo funciona antes de ir por ahí intentando aturdir a la gente con tus propios poderes de anguila, que no tienes porque las anguilas no son eléctricas.

Las anguilas son fascinantes y todavía hay mucho que aprender sobre ellas.

La conclusión de este artículo es que las anguilas pueden generar electricidad, pero no son eléctricas en el sentido tradicional. No tienen una carga eléctrica como la de una pila o una bombilla, sino que su anatomía única les permite producir electricidad del mismo modo que los músculos de nuestro corazón se contraen y lo hacen latir (¿recuerdas esto de la clase de ciencias?).

Las anguilas eléctricas son capaces de generar hasta 600 voltios de electricidad a la vez. Si quieres saber más sobre las anguilas eléctricas y otras cosas interesantes sobre ellas, consulta los siguientes enlaces:

Conclusión

Las anguilas son fascinantes y todavía hay mucho que aprender sobre ellas.

Deja un comentario