¿La Tierra es realmente redonda?

Todos lo hemos oído alguna vez: «¡La Tierra es redonda! La Tierra plana no existe». Pero, ¿y si te dijera que en realidad sí existe? Bueno, en realidad no. Pero déjame explicarte.

¿Cuál es la forma de la Tierra?

La Tierra es una esfera, el tercer planeta desde el Sol y el quinto más grande del sistema solar. También es el único planeta con vida.

La prueba está en el pudín, o en la corriente oceánica.

La visión de la forma de la Tierra como una esfera no es sólo una teoría. En realidad, está demostrada por la forma en que se mueve el agua en el océano. Explicaremos cómo funciona utilizando un ejemplo: imagina que estás de pie en la cima de una montaña y miras el océano desde ella. Ves que no hay olas ni ondas en ninguna dirección, sino sólo agua en calma alrededor (de ahí viene el término de condiciones estables). Si hubiera olas en un lado de tu punto de vista y ninguna en otro, significaría que algo las ha perturbado de alguna manera, como una tormenta o un terremoto en algún lugar cercano. Por lo tanto, la ausencia de olas significa que no ha ocurrido nada recientemente que altere su patrón, que no ha habido ninguna perturbación reciente en un radio de miles de kilómetros desde el lugar en el que te encuentras. Pero si no hubo ninguna perturbación en ningún lugar alrededor de donde estás parado, entonces tal vez algo más debe estar mal…

Una tierra redonda, un sol plano.

Es un error común pensar que la Tierra es plana.

El sol, así como cualquier otra estrella de nuestro sistema solar, es una esfera de gas y plasma. La ciencia ha demostrado que la Tierra es esférica desde hace siglos: la única manera de que el Sol parezca plano desde la Tierra sería si el planeta tuviera la forma de una cáscara de naranja con una curva muy específica. Pero hay muchos ejemplos de objetos esféricos que existen de forma natural en nuestro planeta -icebergs, planetas y estrellas entre ellos- y todas las pruebas disponibles apuntan a que la Tierra también es redonda.

Teorías antiguas y modernas.

Los antiguos griegos fueron los primeros en proponer una Tierra redonda. Los antiguos egipcios creían que la Tierra era plana. Los antiguos hindúes creían que la Tierra era plana. Los antiguos romanos creían que la Tierra era plana. Los antiguos chinos creían que la Tierra era plana.

La Tierra es redonda, pero hay muchos otros lugares donde se pueden encontrar superficies planas.

En conclusión, la Tierra es redonda. Sin embargo, no es el único lugar donde se puede encontrar una esfera o una superficie plana. La Luna y otros planetas de nuestro sistema solar también tienen superficies redondas.

Los partidarios de la Tierra plana suelen señalar que los objetos caen a diferentes velocidades en distintos lugares de la Tierra, lo que parece contradecir la idea de que es redonda. Sin embargo, este fenómeno se explica por algo llamado gravedad, que también mantiene unidas las galaxias y evita que los asteroides se estrellen contra nosotros.

Es importante no dejarse distraer por este tipo de argumentos; no abordan ninguna de las pruebas científicas reales de por qué sabemos que nuestro planeta tiene una órbita elíptica alrededor de su sol y gira sobre su eje una vez al día mientras orbita alrededor de dicha estrella cada 365 días.

Conclusión

Como podemos ver, la Tierra es en realidad un poco redonda. Hay muchos lugares en los que se pueden encontrar superficies planas y aún más lugares en los que se puede ver que el mundo no es redondo en absoluto. Pero a pesar de este hecho, la mayoría de la gente sigue creyendo que nuestro planeta parece una esfera desde el espacio porque es más fácil explicar otras cosas (como la gravedad). ¡La verdad está ahí fuera!

Deja un comentario