¿La ciencia resuelve problemas de la vida diaria?

Soy un científico. No llevo batas blancas de laboratorio, pero sí llevo vaqueros y gafas. Y aunque mi mesa no está en un laboratorio, sigue estando llena de tubos de ensayo llenos de productos químicos (en realidad son botellas de Coca-Cola Light). ¿Qué significa eso para ti? Tal vez nada. Pero tal vez todo, porque la ciencia está en todas partes de tu vida.

La ciencia resuelve problemas cotidianos.

En esta sección vamos a hablar de cómo la ciencia nos ayuda a resolver los problemas cotidianos.

La ciencia está implicada en muchas cosas que mejoran nuestra vida. Tu teléfono cuenta con una tecnología de bloqueo de la radiación que te protege de los rayos nocivos de los teléfonos móviles y las señales de wifi, pero también ha sido desarrollado por científicos e ingenieros que han estudiado cómo funciona la radiación y qué efectos puede tener en los seres humanos. Esto significa que no sólo tienes un dispositivo fiable para acceder a la información y comunicarte con tus amigos, sino que además sabes más que nunca sobre el mundo que te rodea.

Lo mismo ocurre con los coches y los aviones: todas estas tecnologías se crearon gracias a la investigación científica sobre la eficiencia del combustible o la aerodinámica (el estudio del flujo de aire).

La ciencia siempre está mejorando y poniéndose a prueba.

Además de ser un proceso continuo, la ciencia también está siempre mejorando. Los científicos prueban constantemente sus hipótesis y tratan de encontrar mejores formas de comprobar sus teorías. Esto no sólo es útil para el rigor científico, sino también para la sociedad en general; nos permite a todos confiar más en los resultados de los experimentos científicos porque sabemos que han sido examinados a fondo por los propios científicos.

Esto significa que, a medida que pase el tiempo, nuestra comprensión del mundo que nos rodea será más completa y precisa que nunca, un proceso que ya hemos visto ocurrir muchas veces en la historia con respecto a diversas ramas de la ciencia, como la física o la química.

La ciencia puede resolver nuestros mayores problemas.

La ciencia puede ayudarnos a resolver problemas que afectan a todos. Ya sea el cambio climático, la contaminación o la guerra contra las drogas, la ciencia es una forma de pensar y de hacer las cosas que puede ayudarnos a encontrar soluciones a los problemas a los que nos enfrentamos hoy en día. Si queremos resolver grandes problemas como estos, tenemos que abordarlos con métodos científicos y tomar decisiones basadas en pruebas y no en la política u otros factores que puedan influir en nuestro juicio.

La ciencia no son sólo hechos: es un proceso para resolver problemas utilizando datos y observación. El proceso de la ciencia es lo que la hace tan eficaz para ayudarnos a entender el mundo que nos rodea, pero también tiene muchas aplicaciones importantes más allá de la simple adquisición de conocimientos sobre la naturaleza: Nos proporciona herramientas para tomar mejores decisiones cuando nos enfrentamos a elecciones difíciles o a situaciones con resultados inciertos.

La ciencia está en todas partes en nuestras vidas.

Estamos rodeados de ciencia. Está en nuestra comida, nuestra ropa, nuestros coches y nuestras casas. La ciencia también está en el aire que respiramos y en el agua que bebemos, e incluso en el suelo bajo nuestros pies. Esto se debe a que la ciencia trata de entender las cosas, incluso a nosotros mismos, cómo funcionamos y cómo hacer cosas mejores para que todos las usemos.

Si crees que la palabra «ciencia» no se aplica a ti, ¡piénsalo de nuevo!

¿Qué hemos aprendido? En primer lugar, que la ciencia no es sólo para los científicos. Está en todas partes. En segundo lugar, no se trata sólo de grandes descubrimientos y nuevas tecnologías. La ciencia está a nuestro alrededor y en todo lo que hacemos y utilizamos cada día. Desde la ropa que llevamos puesta hasta los coches que conducimos, la ciencia contribuye a hacer nuestra vida más fácil y mejor. Y cuando algo se estropea o deja de funcionar como debería, la ciencia también puede ayudar a arreglarlo.

Para llevar: Si crees que la palabra «ciencia» no se aplica a ti, ¡piénsalo de nuevo! Las habilidades de observación, experimentación y razonamiento están presentes en todo, desde la cocina hasta la limpieza de la casa, y son las que hacen posible estas actividades.

Conclusion

La ciencia nos rodea y nos ayuda a resolver problemas cada día. Es fácil olvidar que las cosas que damos por sentadas -como la medicina, la tecnología o la aplicación de la ley- son posibles gracias a la investigación científica. La ciencia está presente en todas nuestras vidas y puede ayudarnos a resolver incluso los problemas aparentemente más difíciles. ¿Así que si crees que la palabra «ciencia» no se aplica a ti? Piénselo de nuevo.

¿Que te ha parecido?

Deja un comentario