Juegos de verano para jugar con los niños

Lo normal para los padres en esta época del año es volverse locos buscando juegos de verano para niños. Se trata de una época especialmente complicada, debido a las altas temperaturas y las vacaciones escolares, que hacen que nuestros pequeños caigan en el tan preocupante aburrimiento.

Queremos mostrarte alternativas divertidas con las que sorprender a tus hijos y, de paso, si conseguimos apartarlos de las tan temidas pantallas, mejor que mejor.

Los 5 mejores juegos para jugar en verano con niños

En casa

Juegos de mesa

A menos que seas un progenitor de extrema permisividad (al que no le importe convertir su salón en las cataratas del Niágara mediante pistolas y globos de agua), los juegos a los que tus hijos podrán jugar en casa durante el verano serán muy semejantes a los de invierno. Los juegos de mesa son una opción estupenda para pasar horas de entretenimiento familiar dentro de casa en cualquier época del año.

¡Esto es la guerra!

Entre los juegos de verano en casa, te proponemos aprovechar también esta época para organizar una batalla con tus hijos mediante pistolas de balas de espuma, una alternativa a las pistolas acuáticas mucho más limpia pero igual de divertida. Consejo: inventa un juego para que los niños recojan las balas del suelo al acabar la partida si no quieres acabar con las lumbares perjudicadas el resto del verano.

En parques y jardines

Los clásicos

Si salimos al aire libre, encontraremos muchas y muy variadas opciones de juegos de verano. Si acudimos a un parque o jardín, podemos recurrir a los juegos clásicos que nunca pasan de moda como el pañuelo, las carreras de sacos, la cuerda, la rayuela, las carreras a tres piernas… Haz memoria, recuerda a qué jugabas tú a esa edad y verás cómo a tus niños les resulta igual de divertido.

Algo más especial

También puedes aprovechar los parques y jardines para permitirles cosas que en casa están prohibidas, como hacer pompas gigantes con un pompero espada. Las pompas tienen algo que a los niños les encanta, y el verano es el momento ideal para que experimenten con ellas.

En la playa

Pensando bajo la sombrilla

Si vais a pasar un día de playa, te recomendamos que busques actividades para niños de 3 a 6 años más calmadas. Ellos solos correrán por la arena y por el agua, así que asegúrate de que tengan momentos de tranquilidad bajo la sombrilla en los que descansar de tanto sol. Para esto son muy útiles los juegos de cartas y los juegos de mesa que no tienen demasiadas piezas que se puedan extraviar o quedar semienterradas. Para esto son muy buenas opciones juegos como un tres en raya, el quién es quién o los juegos de habilidad.

 

Como ves, las alternativas de actividades de verano para niños son muy variadas. Asegúrate de que los juegos de verano son los indicados para el escenario en el que te encuentres y deja a los niños jugar y experimentar. De este modo, disfrutarán del verano a máxima potencia y afrontarán el nuevo curso con las pilas cargadas y llenos de recuerdos imborrables.

¿Que te ha parecido?

Deja un comentario