¿Hubo dinosaurios en el mar?

Durante la mayor parte de la historia, la gente ha creído que los dinosaurios sólo vivían en tierra. Pero en los últimos años, los científicos han encontrado pruebas de que muchos tipos de dinosaurios vivían en el agua.

Introducción

Si alguna vez te has preguntado por la posibilidad de que haya dinosaurios en el mar, este es el artículo que necesitas. La pregunta es intrigante: ¿Se aventuraron alguna vez estos gigantescos reptiles, como el Tiranosaurio Rex y el Estegosaurio, en las aguas? Después de todo, los peces han existido durante cientos de millones de años más que los animales terrestres, por lo que tiene sentido que algunas especies evolucionen y sean capaces de vivir tanto en tierra como bajo el agua.

  • ¿Hay dinosaurios en el mar hoy en día?
  • ¿Podemos encontrarlos?
  • ¿Qué aspecto tienen?

Algunos dinosaurios eran acuáticos

Es fácil suponer que los dinosaurios eran todos animales terrestres. Pero algunos dinosaurios eran acuáticos. La idea de los dinosaurios en el mar puede parecer ciencia ficción, pero no es en absoluto descabellada. De hecho, es probable que te sorprenda la cantidad de tipos de dinosaurios que eran acuáticos o anfibios (capaces de vivir tanto en la tierra como en el agua).

Los dinosaurios debían ser capaces de respirar bajo el agua porque no eran mamíferos y no tenían pelaje, ¡y no había árboles en el océano! Entonces, ¿qué utilizaban para respirar? Los científicos creen que algún tipo de branquias podría haberles ayudado en esta tarea, mientras que otros científicos sostienen que utilizaban pulmones como las aves modernas. En cualquier caso, si el Tyrannosaurus rex podía nadar con sus parientes el Velociraptor y el Deinonychus, es obvio que también podía permanecer bajo el agua durante largos períodos.

Cualquier animal necesita oxígeno al igual que nosotros; Esto significa que si su perro o gato se moja, su pelaje se llenará de humedad, lo que le impedirá expulsar suficiente dióxido de carbono a través de su piel. lo que les provoca hipotermia rápidamente, aunque sean mamíferos de sangre caliente como nosotros, los humanos, que evolucionamos a partir de los reptiles, por lo que es de esperar que también lo hagan, a menos que hayamos cambiado nuestra fisiología sustancialmente con el tiempo, tal vez debido a presiones de selección natural, como la falta de aislamiento térmico del cuerpo contra las bajas temperaturas del aire durante los meses de invierno, cuando la mayoría de los depredadores hibernan, lo que podría explicar por qué los osos polares no se encuentran más cerca del ecuador que donde viven ahora, ya que el clima más frío da lugar a una menor competencia entre los depredadores, lo que permite que los animales de presa, como las focas, sean capaces de sobrevivir más tiempo sin comer mucha comida cada día.

Los primeros ictiosaurios

Los ictiosaurios se encuentran entre los primeros reptiles marinos. Evolucionaron a partir de reptiles terrestres y, como tales, fueron un grupo de animales exitoso. Vivieron en los océanos durante los periodos Triásico y Jurásico.

Los primeros ictiosaurios fueron encontrados en Alemania en 1834 por Christian Erich Hermann von Meyer (1801-1869). Había estado trabajando en una colección de fósiles que le había regalado Ludwig Beckmann cuando se dio cuenta de que uno de sus especímenes no se parecía a nada que hubiera visto antes: era claramente un animal con patas, ¡pero también tenía aletas como los peces!

Los primeros ictiosaurios Reptiles marinos

Los ictiosaurios fueron los primeros reptiles marinos. Evolucionaron a partir de reptiles terrestres y fueron los primeros vertebrados en desarrollar un cuerpo aerodinámico: es decir, tenían una cola en forma de aleta como la de los tiburones. Los ictiosaurios también desarrollaron aletas dorsales en la espalda; estas aletas les ayudaban a nadar rápido por el agua sin tener que remar con los brazos como hacen los delfines actuales. Y por último, una de las cosas más emocionantes de los ictiosaurios es que tenían pico. Esto significa que podían comer peces demasiado grandes para sus bocas y, si lo piensas, esto habría sido muy importante cuando vivían en agua de mar en lugar de agua dulce.

Hubo muchos tipos de reptiles marinos entre los dinosaurios y antes de ellos.

Puede que hayas oído que todos los dinosaurios eran terrestres, pero esto no es cierto. Hubo muchos tipos de reptiles marinos entre los dinosaurios y antes de ellos. Los ictiosaurios fueron de los primeros en evolucionar, hace ya 250 millones de años, ¡y siguen existiendo!

Los ictiosaurios están emparentados con las ballenas y los delfines modernos, no con los dinosaurios (pertenecen a un grupo llamado «cetáceos»). Algunos ictiosaurios llegaron a ser los animales más grandes jamás conocidos en la Tierra; otros eran lo suficientemente pequeños como para caber en un bolso. Vivían principalmente en el mar, pero a veces llegaban a tierra para poner sus huevos o dar a luz.

Los ictiosaurios no eran dinosaurios, ¡e incluso existían antes que los dinosaurios!

Conclusión

Los ictiosaurios, plesiosaurios, mosasaurios y otros reptiles marinos son criaturas fascinantes que han cautivado la imaginación de muchas personas. Más que un tema apasionante para la especulación, estos antiguos animales son importantes porque nos hablan de la historia de nuestra Tierra. Así pues, si te preguntas si hubo dinosaurios en el mar -o si todavía pueden existir algunos en la actualidad-, ¡ahora tienes la oportunidad de averiguarlo!

Deja un comentario