Helmholtz (Hermann von)

Hermann von Helmholtz fue un fisiólogo y físico alemán, nacido el 31 de agosto de 1821, de sus múltiples aportes a la ciencia, hay que destacar la invención del oftalmoscopio para observar el interior del ojo.

 

También descubrió que el interior del oído solo resuena para algunas frecuencias, analizando así los sonidos más complejos desglosándolos en componentes armónicos.

 

Analizó de igual manera los mecanismos de los sentidos al medir la velocidad de los impulsos nerviosos y estudiando de esta forma la actividad muscular. La neurociencia de  Hemholtz tuvo gran repercusión en el mundo científico. Además, fue el primero en crear una fórmula matemática para el principio de la conservación de la energía.

 

Aportes de  Helmholtz     

 

Helmholtz fue hijo de un profesor de enseñanza secundaria en su ciudad natal, realizando sus primeros estudios bajo la tutela de su padre. Luego se matriculó en la Facultad de Medicina de Berlín  dedicando sus investigaciones  a la fisiología junto con  el célebre fisiólogo G. Müller.  

 

Según la biografía de Helmholtz fue médico militar una vez ya obtenido su  graduación como doctor, cuando  finalmente comenzó su prolongada y brillante actividad docente: ejerciendo como profesor de Anatomía de la Academia de Artes de Berlín, luego como extraordinario profesor de Fisiología en Königsberg (1849), como magnífico catedrático de Anatomía y Fisiología en Bonn (1855) y de Fisiología en Heidelberg.

 

El primer trabajo en el que destacó fue la exacta formulación del principio de la conservación de la energía, antes descubierto por Julius Von Mayer pero presentado con poco y pobre rigor. Helmholtz escribió acerca de este tema su primera obra notable, “Sobre la conservación de la fuerza”

 

Con esta memoria célebre, Helmholtz se posicionaba, junto con Mayer, James Prescott Joule y otra multitud de científicos, como uno de los más grandes fundadores del principio de la conservación de la energía, que fue considerado el punto clave de la física del siglo XIX, y así obteniendo un mérito especial en la extensión de dicho principio a otros fenómenos, tanto los magnéticos como los eléctricos.

 

No obstante y poco después, su dedicación lo llevó hacia temas fisiológicos; haciendo singulares estudios sobre ciertos puntos físico-fisiológicos y estableciendo de esta manera la teoría de las sensaciones, que está intrínsecamente vinculada a su nombre de una forma muy particular. 

 

 

 

Teorías de Helmholtz   

 

Entre sus textos publicados en 1863 a 1867 alcanzaron una fama bastante notable sobre todo su famoso “Manual de óptica fisiológica” así como también las “Investigaciones sobre las sensaciones sonoras” y la “Teoría fisiológica de la música”, que aparecieron junto a otros textos de menor importancia, y que están divididos en tres partes.

 

En su  Manual de óptica fisiológica Helmholtz introduce diversidad de investigaciones de carácter personal, que  a su vez significaron otras muchas contribuciones al conocimiento y al estudio de la anatomía del ojo, la óptica psicológica, sensaciones y percepciones visuales, que armonizan con el dominio de la psicología.

 

En la publicación también describió sus invenciones: el oftalmómetro y el oftalmoscopio.

 

Esta obra, dentro de su especialidad, es un clásico y destaca tanto por la agudeza y genialidad de las observaciones y los experimentos personales de Helmholtz como por la exactitud de sus exposiciones.

 

¿Que te ha parecido?

Deja un comentario