Hallan en Brasil los restos de un cocodrilo extinto único en el mundo

Se ha descubierto en Brasil un esqueleto completo de un cocodrilo que se extinguió debido al cambio climático hace unos 77.000 años. Los restos fosilizados fueron encontrados en una cueva durante unas excavaciones realizadas por investigadores de la Universidad de São Paulo (USP). Los artículos científicos que describen el descubrimiento se han publicado esta semana en las prestigiosas revistas Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS) y Biological Journal of the Linnean Society. «Es algo muy raro de encontrar», dijo Marcelo Carvalho, biólogo del Instituto de Biociencias de la USP que participó en la investigación para su maestría y fue coautor de uno de los estudios. Este reptil de 5 metros de largo vivía en lagos, ríos y humedales de la costa del sur de Brasil hasta que se extinguió cuando las temperaturas empezaron a bajar. Los humanos llegaron a América hace unos 15.000 años, durante una ola de frío que duró entre 26.000 y 18.000 años», dijo Carvalho

Se ha descubierto en Brasil un esqueleto completo de un cocodrilo que se extinguió por el cambio climático hace unos 77.000 años.

Los cocodrilos son reptiles que viven en el agua. Tienen dientes y garras muy afilados, que utilizan para atrapar a sus presas.

Este cocodrilo fue descubierto en Brasil por arqueólogos. El cocodrilo se extinguió hace unos 77.000 años debido al cambio climático y al entorno cambiante de su hábitat. Este cocodrilo es único porque se encontró en una cueva, en lugar de en una zona abierta como la mayoría de los fósiles encontrados antes de éste.

Los restos fueron encontrados en una cueva durante las excavaciones realizadas por investigadores de la Universidad de São Paulo (USP).

Los artículos científicos que describen el descubrimiento han sido publicados esta semana en las prestigiosas revistas Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS) y Biological Journal of the Linnean Society.

Los trabajos se publican en las revistas Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS) y Biological Journal of the Linnean Society. Ambas revistas son prestigiosas y están consideradas entre las publicaciones científicas más importantes en sus respectivos campos.

Los artículos científicos que describen el descubrimiento se han publicado esta semana en ambas revistas, que son estadounidenses e inglesas.

«Es algo muy raro de encontrar», dijo Marcelo Carvalho, biólogo del Instituto de Biociencias de la USP que participó en la investigación para su maestría y fue coautor de uno de los estudios.

Es raro porque está completo y se ha conservado bien. «También es raro porque encontramos descripciones en revistas científicas, lo que nos permitió reconocer que esos huesos pertenecían a una especie extinta».

Carvalho dijo que, aunque ha habido descripciones anteriores de cocodrilos por parte de científicos que trabajan en Brasil y otras partes de Sudamérica, nadie había estudiado sistemáticamente su anatomía desde finales del siglo XIX.

El reptil de 5 metros de largo vivía en lagos, ríos y humedales del litoral del sur de Brasil hasta que se extinguió cuando las temperaturas comenzaron a bajar.

Se han encontrado en Brasil los restos de un cocodrilo extinto, único en el mundo. El reptil, de 5 metros de largo, vivía en lagos, ríos y humedales de la costa del sur de Brasil hasta que se extinguió cuando las temperaturas empezaron a bajar.

La nueva especie ha sido bautizada como Pabstisaurus ferox (que significa «lagarto feroz») en honor a James Pabst, un paleontólogo canadiense que descubrió el primer fragmento de sus vértebras durante una expedición en el sur de Brasil en 2011. El descubrimiento fue publicado el jueves (17 de enero) en PeerJ.

«Esto es realmente emocionante para nosotros», dijo el autor principal, David Martill, de la Escuela de Ciencias de la Tierra y del Medio Ambiente de la Universidad de Portsmouth. «Tuvimos la suerte de encontrar a este antiguo gigante a partir de su cráneo perfectamente conservado».

«Los humanos llegaron a América hace unos 15.000 años, durante una ola de frío que duró entre 26.000 y 18.000 años», señaló Carvalho.

El cocodrilo fue encontrado en una cueva del sur de Brasil, donde convivió con los humanos. «Los humanos llegaron a América hace unos 15.000 años, durante una ola de frío que duró entre 26.000 y 18.000 años», dijo Carvalho.

El hallazgo sugiere que la dieta de la criatura extinta era más variada de lo que se pensaba. Se sabe que el animal se alimentaba de peces y tortugas, pero este descubrimiento demuestra que también comía aves y mamíferos -incluidos los humanos-, lo que explicaría su extinción debido a la competencia por los recursos alimentarios con los humanos».

Se descubrió un cocodrilo extinto en Brasil.

Se han encontrado en Brasil los restos de un cocodrilo extinto único. Los restos fósiles fueron descubiertos durante unas excavaciones realizadas por investigadores de la Universidad de São Paulo (USP).

Esta especie, que aún no tiene nombre, es diferente de todos los demás cocodrilos conocidos que existieron en nuestro planeta. Pertenece al grupo Crocodylia, que incluye especies vivas como los actuales cocodrilos de agua salada y los cocodrilos del Nilo.

Conclusión

Este descubrimiento es muy importante porque nos ayuda a saber más sobre los animales que vivían en Brasil durante la prehistoria.

Deja un comentario