geomorfología

¿Qué es la geomorfología?

La geomorfología, en su definición más básica, es el estudio de las características físicas de la tierra y los procesos por los que se forman estas características. La geomorfología deriva de las palabras griegas antiguas «Ge», «morphe» y «logos», que significan «tierra», «cambio» y «estudio», respectivamente.

 

La naturaleza de la tierra

 

El planeta Tierra se distingue del resto de los planetas del sistema solar porque es el único apto para ser habitado por el ser humano. El planeta alberga una densa variedad de flora y fauna. A lo largo de millones de años, la Tierra ha experimentado un sinfín de cambios.

 

Estos cambios han afectado al suelo del planeta, donde viven algunas plantas y animales, y siguen teniendo un impacto en la actualidad. El suelo de la Tierra ha sufrido enormes cambios. Las características del suelo se han creado, destruido y cambiado a través de millones de años de procesos físicos.

 

El suelo actual de la Tierra seguirá cambiando en el futuro. La Tierra es un lugar dinámico y nada en ella es estático. Aquí es donde entra el estudio de la geomorfología. Resulta apropiado que la raíz de la palabra geomorfología signifique «estudiar los cambios en la Tierra».

 

El papel del geomorfólogo

 

Un geomorfólogo estudia las formas del relieve de la Tierra. También estudiarán por qué las formas del terreno tienen el aspecto que tienen y se estudiará la historia de determinadas formas del terreno. Al estudiar la historia de las formas del terreno, los geomorfólogos pueden predecir los cambios que pueden producirse en el futuro.

 

La geomorfología es uno de los subcampos que conforman a la geografía física. Para entender los cambios en la superficie de la tierra, los geomorfólogos realizan observaciones de campo. También se llevarán a cabo experimentos y modelización numérica.

 

Campos de la geomorfología.

 

El campo específico en el que estudia un geomorfólogo depende de la concentración. Un geomorfólogo glacial estudiará cómo los glaciares y los casquetes de hielo han dado forma a los paisajes de una zona específica.

 

Entre las formas del terreno que estudiarán los geomorfólogos glaciares se encuentran los eskers, las morrenas, los lagos glaciares y los circos. Los geomorfólogos fluviales estudian los ríos y el efecto erosivo que éstos tienen sobre el terreno. Los ríos transportan sedimentos, atraviesan el lecho rocoso y depositan sedimentos, desempeñando un papel en la formación de meandros.

 

La bio geomorfología es el estudio de cómo las plantas, los animales y otros organismos pueden cambiar el terreno de una zona geográfica concreta. Los bio geomorfólogos suelen estudiar las presas de los castores, las laderas en las que se plantan árboles, los efectos de las plantas en la erosión del suelo y la relación entre los organismos marinos y sus efectos en las formas del terreno costero.

 

Un ejemplo concreto de lo que buscará un bio geomorfólogo es cómo la plantación de árboles en las laderas puede evitar los desprendimientos.

 

Procesos que cambian la Tierra

 

Para entenderlo mejor, hay que entender también los procesos de este planeta. Los procesos eólicos están relacionados con la erosión del viento y son un factor importante que a menudo forma las formas del desierto.

 

En las regiones en las que las precipitaciones son escasas, el viento es el principal conductor para modelar la tierra. Los arcos, las alcobas y las dunas de arena son formas del terreno moldeadas por la erosión del viento. Los procesos fluviales implican la meteorización por parte de los ríos.

 

El agua es un importante canal de meteorización. Los ríos se rompen y transfieren sedimentos. Los ríos también depositan sedimentos. Los meandros y las lagunas son algunas de las características del terreno moldeadas por los procesos fluviales.

 

Un curso de agua que fluye a través de la tierra erosiona sus orillas, desplazando los sedimentos, ampliando su valle y depositando el limo en otros lugares. Su curso se curva debido a la erosión, que es la forma en que se forma un meandro.

 

 

 

¿Que te ha parecido?

Deja un comentario