es la ciencia ficción tiene mucho de ciencia

Se puede decir de este modo, si deseamos: la ciencia ficción no guarda relación con la ciencia. Hay historias que la tienen dentro mucho más, otras menos, pero su presencia en los surcos de un cuento o novela está al servicio de la imagen, de la capacidad semántica de la imagen, y no del análisis físico , química o biológica de todo el mundo . La ciencia pertenece a un contexto del que, bien tejido, aparece el novum creíble, y no debe plegarse a las conclusiones de la verdad de esta forma llamada por el hecho de que la ciencia, en la ficción, está al servicio de la imaginación y de la poesía. Representa lo planeado y sentido y no el desmenuzamiento científico de todo el mundo, de los mecanismos internos, físicos, químicos o biológicos que verdaderamente conforman este planeta. Los objetivos de la ciencia en la ciencia ficción no son exactamente los mismos que en el laboratorio.

La ciencia en la ciencia ficción es un imaginario usado para espolear el sentido de la joya y lograr que despliegue todo el fulgor que transporta dentro y de lo que es capaz. Es un corpus explicativo y racional, orquestado para apuntalar un sentimiento, un pensamiento, un concepto. Y la ciencia es, en sí, imaginario. Que existan fallos o incongruencias científicas en una novela de ciencia ficción es sin importancia. Sí, cierto, soy siendo consciente de que puede chirriar hasta el punto de que nos expulse de la lectura, pero en un caso así nos va a estar expulsando un factor extraliterario, tal y como si leemos un libro lleno de faltas de ortografía, de fallos y desajustes en la maquetación . Comprensible el rechazo, pero por fundamentos que nada tienen relación con el artículo. Esta novela o este cuento reajustan las leyes físicas, químicas, biológicas y etcétera, resignificandolas en el nuevo contexto que las gesta a su forma, admitiendo el lujo de ignorar o enojar algunas certidumbres contrastadas.

Elementos de la ciencia ficción

Cada creador del género aborda con independencia sus intranquilidades y también intereses, como en otro. No obstante, es viable marcar varios de los fundamentos recurrentes del género en una sucesión de enfrentamientos:

  • La inventiva humana. El avance de tecnologías novedosas que ponen bajo riesgo la seguridad de la vida como la conocemos, o que chocan de manera desastrosa o injusta o éticamente desafiante en la manera en que las sociedades se organizan, como la biotecnología, los viajes en el tiempo, etcétera. .
  • La aventura espacial. La exploración del cosmos y las secuelas positivas, negativas y espectaculares que comporta, como el contacto con etnias extraterrestres, la capacitación de gobiernos galácticos, el acercamiento con los orígenes del cosmos, el acercamiento con Dios.
  • Fenómenos naturales imprevisibles. La utilización de la ciencia y la tecnología como aliadas del hombre en la pelea por proteger su hogar (cataclismos) o por escapar de la extinción a manos de fuerzas naturales impredecibles y también indetenibles.
  • La IA (inteligencia artificial). La robótica y la exploración de la IA (inteligencia artificial), con todas y cada una de las problemas morales y morales que comporta, sino más bien el combate entre el hombre constructor y su creación.

Surgimiento de la ciencia ficción

La ciencia ficción nació como un subgénero literario en la década de 1920. Transcurrido un tiempo, salió expandiendo a distintas formatos. La ciencia ficción cinematográfica fué entre las adaptaciones mucho más triunfantes, más que nada desde la segunda mitad del siglo XX.

Específicamente en el siglo XX es atrayente destacar la aparición de una secuencia de movimientos o tendencias en el género de la ciencia ficción que se convirtieron en genuinos referentes. De esta manera, primeramente, estamos con el cyberpunk que fue el movimiento que brotó en la década de los 80 y que se causó como resultado del avance y expansión de los ordenadores lo que comportó que los autores de ciencia ficción explotaran esta oportunidad de que los ordenadores dominaran a los humanos.

¿Para qué exactamente sirve la ciencia ficción?

Dennis Cheatham cita un trabajo de investigación hecho en 2010 efectuado por la Sociedad de Investigación Científica donde preguntan a ciertos de sus integrantes si la ciencia ficción les había bajo la influencia en alguna forma. Los desenlaces de la investigación son sorprendentes. Los científicos respondieron afirmativamente, ya que este género les había inspirado con un sentido fantástico, impulsado una actitud de imaginación y imaginación, aparte de hacerles siendo conscientes de otras disciplinas científicas y despertar un interés en la ciencia que habría influido en la resolución de ocuparse al trabajo científico. Un caso de muestra de esto lo podemos encontrar en Mae Jemison, la primera mujer de color en ir al espacio en 1992, que citó a la Teniente Uhura de Star Trek como una inspiración para transformarse en astronauta. “La fantasía es el irrealizable hecho posible. La ciencia ficción es lo que es improbable hecho viable”

Este género fomenta la educación, lúcida la imaginación y nos deja comprender (y retar) la ciencia. También, ayuda a estimar que hay mundos que son probables en la lógica, sitúa a la raza humana en un espacio y una situación en el cosmos infinito, aparte de encararnos a cuestiones que son de naturaleza filosófica sobre la verdad y la cabeza. No solo cuestiona los límites de la ciencia, sino exhibe la enclenque construcción de nuestras opiniones morales y morales, aparte de la necesidad de hacerlas flexibles, activas y capaces de ajustarse a nuestra situación de hoy y futura. En el momento en que Asimov nos expone las tres leyes de la robótica, no solo da un contexto lógico al planeta que creó, sino nos encara a la noción de la oportunidad de la IA (inteligencia artificial) y las implicaciones morales de este fenómeno, ofreciendo una viable solución. Asimov nos ahorró encararnos al miedo a la rebelión de las máquinas.

Creador: Miquel Barceló

Miquel Barceló es Doctor en Informática, Ingeniero aeronáutico y diplomado en energía nuclear; instructor de la Capacitad de Informática del Departamento de Ingeniería de Servicios y Sistemas de Información (ESSI, por sus iniciales en catalán) de la Facultad Politécnica de Cataluña (UPC) y editor, traductor y escritor, experto en el género de la Ciencia Ficción.

Deja un comentario