¿En la Luna hay gravedad?

La Luna tiene un campo gravitatorio. No es tan fuerte como la gravedad de la Tierra, pero atrae las cosas hacia ella. De hecho, los astronautas aterrizan en la Luna saltando de sus naves espaciales con la ayuda de la gravedad. Sin embargo, una vez que aterrizan en la superficie de la Luna, pueden caminar como lo harían en la Tierra, ¡y eso es porque su peso no ha cambiado!

La Luna tiene un campo gravitatorio.

La Luna tiene un campo gravitatorio.

La gravedad es una fuerza que atrae a toda la materia. Está causada por la masa de la Luna, lo que significa que si uno se sitúa en la superficie de la Luna, sentiría su gravedad tirando hacia ella (así como de cualquier otro objeto a su alrededor).

La gravedad no se puede sentir directamente porque es demasiado débil para percibirla con nuestros sentidos; sin embargo, podemos ver sus efectos en cosas como la caída de objetos y los satélites en órbita.

La gravedad en la superficie de la Luna es aproximadamente el 16,5% de la de la Tierra.

Puedes comprobarlo utilizando la masa y el radio de la Luna: M = 7,349×1022 kg y R = 1,737×109 m. Introduciendo estos datos en la ley de gravitación universal de Newton

F=GmM/R^2

se obtiene un valor de F=3,686×10-6 N/kg, es decir, el 0,0368% de la gravedad terrestre a nivel del mar (9,8 m/s^2). Esto significa que en la superficie de la Luna se pesa aproximadamente una sexta parte de lo que se pesa en la Tierra.

Un astronauta pesa menos en la Luna, pero no es porque no haya gravedad.

La gravedad es una fuerza que atrae a los objetos entre sí. La gravedad es la razón por la que los objetos caen al suelo y por la que orbitan alrededor de planetas, estrellas y galaxias.

La gravedad existe incluso cuando estás parado en la superficie de la Tierra. Pero en el espacio exterior, la gravedad cambia según el lugar en el que te encuentres.

Si una persona pesa 150 libras en la Tierra, pesaría unas 24 libras en la Luna para empezar.

Si una persona pesa 150 libras en la Tierra, pesaría unas 24 libras en la Luna para empezar. Si una persona pesa 150 libras en la Tierra, pesaría unas 24 libras en la Luna para empezar.

En la Luna, la gravedad es menor que en la Tierra debido a su menor tamaño y densidad.

Saltar en la Luna es una experiencia diferente a la de saltar en la Tierra.

Empecemos con un sencillo experimento: Si pudieras saltar tan alto en la Luna como en la Tierra, ¿qué pasaría? ¿Volverían a bajar tus pies? Y si no, ¿significa eso que no hay gravedad en la Luna?

Si queremos averiguar si hay o no gravedad en la Luna, primero tenemos que entender cómo la medimos en primer lugar.

En la Luna hay gravedad, pero no es tan fuerte como la de la Tierra.

La Luna es una gran roca que orbita alrededor de la Tierra. No tiene atmósfera y, por tanto, no tiene gravedad. Sin embargo, hay muchos otros cuerpos celestes en nuestro sistema solar que sí tienen atmósfera (como Marte) y, por tanto, son capaces de generar suficiente gravedad para mantener su superficie sólida y estable.

La Luna tiene una sexta parte de la fuerza gravitatoria de la Tierra, lo que significa que si estuvieras de pie en su superficie, pesarías sólo una sexta parte de lo que pesas en la superficie terrestre. Esto significa que si saltaras al aire en la Luna, tus pies saldrían antes que tu cabeza porque serían arrastrados hacia abajo por un peso menor que el de tu cabeza.

Conclusión

Esperamos que ahora entiendas mejor la gravedad y cómo afecta a tu cuerpo. Recuerda que la gravedad nos rodea. Tanto si saltas en la Tierra como en la Luna, la fuerza de la gravedad permanece constante. Ahora que sabes más sobre los efectos de la gravedad en la Luna, quizá sea el momento de ir a buscar otros planetas (¡o lunas!) donde puedas experimentar sus campos gravitatorios por ti mismo.

¿Que te ha parecido?

Deja un comentario