El primer móvil hecho de maíz, a la venta en EE.UU.

El primer teléfono móvil a base de maíz del mundo ya está a la venta en Estados Unidos, según su fabricante, Blue Earth. La empresa dice que su teléfono tiene una carcasa de bioplástico hecha de maíz, y viene con auriculares y cascos también hechos de materiales renovables. Blue Earth espera que, al fabricar sus teléfonos con recursos renovables, contribuyan a reducir el impacto ambiental de los teléfonos móviles.

El primer teléfono móvil a base de maíz del mundo ya está a la venta en EE.UU.

El teléfono costará entre 150 y 200 dólares cuando salga a la venta a finales de este mes.

El teléfono tiene una carcasa de bioplástico fabricada con maíz y viene con auriculares y cascos, también fabricados con materiales renovables. La carcasa está diseñada para descomponerse en menos de dos años en instalaciones industriales de compostaje, según la empresa.

El teléfono tiene una carcasa de bioplástico fabricada con maíz, y viene con auriculares y cascos, también fabricados con materiales renovables.

El teléfono tiene una carcasa de bioplástico hecha de maíz, y viene con auriculares y cascos, también fabricados con materiales renovables.

La empresa que está detrás de este producto afirma que su próximo teléfono estará fabricado íntegramente con materiales renovables.

Costará entre 150 y 200 dólares cuando salga a la venta a finales de este mes.

Pero todavía no podrás conseguir uno. El teléfono no saldrá a la venta en EE.UU. hasta finales de este mes, y cuando lo haga, costará entre 150 y 200 dólares según el operador que lo venda (se espera que T-Mobile sea uno de ellos).

El fabricante del teléfono, Blue Earth, espera que pueda tener un impacto en el mercado atrayendo a los consumidores concienciados con el medio ambiente.

En Estados Unidos hay más de 300 millones de teléfonos móviles en uso. El TELÉFONO CELULAR hecho de MAÍZ es un nicho de mercado, pero crece cada día.

La empresa que está detrás de este teléfono, Blue Earth, espera influir en el mercado atrayendo a los consumidores concienciados con el medio ambiente que quieren reducir su huella de carbono y ahorrar dinero al mismo tiempo.

«Estamos uniendo dos grandes productos que existen desde hace miles de años», afirma Tom Wilcoxson, fundador y director general de Blue Earth. «El maíz es un cultivo básico estadounidense; crece en todas partes aquí en Estados Unidos».

El teléfono en sí ha sido diseñado por HUAWEI Technologies Co Ltd., que cuenta con la colaboración de grandes proveedores como Qualcomm Inc, Intel Corp, LG Electronics Inc, Samsung Electronics Co Ltd, TCL Corp Ltd y ZTE Corp.

«En el futuro esperamos que todos nuestros teléfonos estén fabricados con materiales renovables», dijo el director general Dale Wahlstrom.

  • «En el futuro esperamos que todos nuestros teléfonos estén fabricados con materiales renovables», dijo el director general Dale Wahlstrom.
  • El teléfono está hecho de maíz. Es el primero de su clase y además puede reciclarse.

Está fabricado con materiales renovables. El teléfono es biodegradable y no contiene productos químicos tóxicos ni metales pesados, como el plomo y el mercurio, que sí contienen otros aparatos electrónicos.

La tecnología verde está llegando.

Hoy en día, parece que todo está hecho de maíz. ¿Recuerdas cuando pusimos petróleo en nuestros coches? ¿Y luego gasolina? Luego llegó el etanol y pudimos quemarlo en nuestros depósitos en lugar de productos petrolíferos, pero ahora, incluso el etanol está hecho de maíz. Y ahora que tenemos la tecnología para convertir el maíz en plásticos, ¿quién sabe qué otras cosas nuevas serán posibles con este versátil vegetal?

Y sí: ¡el primer teléfono móvil fabricado íntegramente con plantas ya está aquí! Este teléfono móvil 100% vegetal fue diseñado por un profesor del MIT y financiado por una fundación sin ánimo de lucro llamada EcoPlant. Está fabricado con materiales renovables y utiliza energía solar, por lo que es totalmente ecológico, y tiene un precio de ganga de sólo 200 dólares.

Conclusión

La tecnología verde está llegando.

Deja un comentario