El primer animal que trepó a los árboles

Hay muchos animales que trepan a los árboles y hay muchas formas posibles de que los primeros primates evolucionen a partir de sus ancestros.

No es un mono.

Los monos no son los primeros animales que se suben a los árboles. Hay muchos otros animales que viven en los árboles, como los mamíferos y los reptiles. También hay insectos, peces y pájaros.

La teoría arbórea.

La teoría arbórea de la evolución de los primates es una teoría según la cual los primates evolucionaron a partir de ancestros arbóreos.

Esta teoría fue propuesta por primera vez por el zoólogo alemán Hans Gadow en 1908 y desarrollada por el biólogo estadounidense William Osgood Field a principios de la década de 1920.

El paso del agua a los árboles.

¿Cómo pasaron los animales del agua a los árboles?

El paso de la vida del océano a la tierra es fascinante pero difícil. ¿Cómo descubrieron los primeros animales las ventajas de trepar a los árboles, o incluso cómo trepar en primer lugar? Hay muchas explicaciones posibles para este acontecimiento. Algunos expertos creen que fue un accidente, mientras que otros piensan que debió de ser intencionado o motivado por algún tipo de ventaja obtenida al trepar por encima del nivel del mar, lo que significa que podríamos averiguar qué les hizo trepar si podemos identificar esas ventajas.

¿Qué animales pueden haber sido los primeros en trepar a los árboles?

Además de los osos hormigueros y los perezosos, hay muchos candidatos a estar entre los primeros animales que treparon a los árboles, como las salamandras y las ranas (que evolucionaron a partir de las salamandras). Estas especies pasan la mayor parte del tiempo viviendo en la tierra y no en el agua; sin embargo, sus antepasados eran anfibios cuyo hábitat incluía tanto la tierra como el agua (aunque no tanto como hoy). Las salamandras siguen viviendo cerca de entornos de agua dulce en la actualidad; las ranas viven principalmente en tierra, pero también pasan algún tiempo en charcas o estanques poco profundos cuando llega la época de reproducción cada año. Ambos tipos se alimentan de insectos que viven cerca de las masas de agua en lugar de todo lo que tienen a su disposición en el suelo de los bosques, como hacen los pájaros, y todas estas criaturas necesitan oxígeno al igual que los humanos. Entonces, ¿podrían los rasgos de estas criaturas convertirlas en buenas trepadoras desde el principio si no estuvieran ya acostumbradas a moverse constantemente en su lugar?

¿Cómo trepaban a los árboles?

Ya es bastante difícil subir las escaleras sin ningún tipo de equipamiento, ¿cómo podría alguien subir lo suficientemente alto del nivel del suelo sin cuerdas o ganchos atados de antemano? Sabemos poco sobre cómo vivían nuestros antepasados porque no hay muchos fósiles de generaciones anteriores (sólo huesos), pero investigaciones recientes sugieren que podría haber algo comparable en los cerebros de ciertas especies: en concreto, en los de las salamandras, que aún conservan rasgos de su pasado ancestral, como la capacidad de trepar, a pesar de haber evolucionado lejos de

Las ventajas de los árboles.

Los árboles proporcionan alimento.

Los árboles proporcionan refugio.

Los árboles proporcionan un lugar para dormir.

Los árboles proporcionan un lugar para esconderse de los depredadores.

El estilo de vida arbolado.

La mayor ventaja de vivir en los árboles es que puedes utilizar las ramas para protegerte de los depredadores. Vivir en el agua también tiene muchas ventajas, pero también tiene algunos inconvenientes. Por ejemplo, si vives en la tierra, tienes muchas más opciones de comida disponibles que si vives bajo el agua todo el día.

Vivir en el aire te da acceso a otro mundo en el que la gente está libre de la gravedad y no tiene que preocuparse de comer en exceso o de ser atropellado por los vehículos al cruzar calles concurridas (aunque sigue habiendo muchos problemas allí arriba). Por lo menos, esto significa que los animales voladores hacen mucho más ejercicio, ¡simplemente porque lo necesitan!

Por último, hay criaturas que prefieren vivir bajo tierra. Suelen cavar sus casas en las laderas de las montañas o en cuevas porque quieren un lugar fresco durante las olas de calor del verano o un lugar cálido durante las tormentas de nieve del invierno, respectivamente».

Los antepasados de los primates actuales.

Los ancestros de los primates actuales eran animales arborícolas. Estos primeros primates no eran ni monos, ni simios, ni humanos. No eran ni monos, ni simios, ni humanos.

El primer primate que trepó a los árboles tampoco era un mono, sino un ancestro parecido al lémur. Y el ancestro que trepó a los árboles antes de eso era una criatura aún más primitiva con garras en lugar de uñas en sus manos y pies, ¡para trepar a los árboles!

Los posibles descendientes de Tiktaalik.

Puede que seamos los descendientes de Tiktaalik, pero hay muchos otros animales que viven en los árboles. Las zarigüeyas de la foto de arriba son un ejemplo.

Se encuentran por toda Australia y viven en los árboles no sólo porque quieren evitar a los depredadores, como los gatos (que tienen este aspecto), sino también porque se alimentan de hojas de eucalipto. A las zarigüeyas les encanta comer hojas de eucalipto. Si alguna vez has estado en Australia, sabrás que todo está cubierto de goma de mascar, y todo es gracias a estos pequeños peludos.

Hay otro animal que vive en los árboles: ¡las ranas arborícolas! Estos pequeños anfibios pasan la mayor parte del tiempo sentados en las ramas de los árboles y en los nenúfares, esperando su próxima comida, que a menudo proviene de un pez que nada cerca. Esto significa que las ranas arborícolas se han adaptado a vivir tanto en tierra como bajo el agua en diferentes momentos del día, dependiendo de la presa que esté disponible en cada momento.

Hay muchos animales que trepan a los árboles y hay muchas formas posibles de que los primeros primates evolucionaran a partir de sus antepasados.

La teoría de los árboles es sólo una de las muchas ideas que se han propuesto, pero es una de las más fuertes. Pasar del agua a los árboles fue un gran paso en la evolución de los primates, y puede que fuera la primera vez que un mamífero trepara por algo.

Conclusión

Se mire como se mire, no cabe duda de que trepar a los árboles fue un paso muy importante en la evolución de los primates. También es posible que aún tengamos que descubrir algunos de estos antiguos animales y sus historias evolutivas. Si este artículo ha despertado tu interés por los primates o los animales que trepan a los árboles, ¡te animo a que aprendas más sobre ellos!

Deja un comentario