¿El Gallimimus era un dinosaurio parecido a una gallina?

El Gallimimus fue un dinosaurio que vivió a mediados del Cretácico, hace aproximadamente entre 70 y 80 millones de años. Era una criatura parecida a las aves, pero no es anatómicamente similar a las aves modernas. Gallimimus significa «imitación de pollo» en latín. Su cuerpo tenía una forma y un tamaño similares a los del avestruz, con patas largas y un cuello largo. Su cráneo era ligero y su pico no tenía dientes, pero en el interior de su boca tenía cientos de dientes flexibles que probablemente se utilizaban para masticar la comida. A diferencia de la mayoría de los animales, el gallimimio no tenía párpados, por lo que sus ojos podían estar protegidos por frágiles escamas superpuestas que crecían y se desprendían constantemente. La estructura de su cerebro muestra que tenía sentidos olfativos similares a los de las aves actuales

El Gallimimus fue un dinosaurio que vivió a mediados del Cretácico, hace aproximadamente entre 70 y 80 millones de años.

El Gallimimus, también conocido como imitador del pollo o gallinazo, fue un dinosaurio que vivió a mediados del Cretácico, hace aproximadamente entre 70 y 80 millones de años.

Era herbívoro y tenía un cuello largo y una cabeza pequeña. Era más pequeño que un ser humano (unos 3 metros de largo). Tenía patas largas y una larga cola.

Los fósiles de Gallimimus fueron encontrados en Mongolia y China por el paleontólogo estadounidense Paul Sereno entre 1983 y 1990.

Era una criatura parecida a un pájaro, pero no es anatómicamente similar a las aves modernas.

Tanto el nombre como el aspecto han cambiado. El dinosaurio se llama ahora «Gallimimus», aunque antes se conocía como Ornithomimus. Tenía un cuello largo, patas largas y una cola larga. Tampoco tenía plumas, como las aves actuales.

Pero hay algunas similitudes entre el Gallimimus y las aves modernas: Su pico era muy similar al de un pájaro; su boca era más parecida a la de un pájaro que a la de cualquier otro dinosaurio; su cabeza podía estar cubierta de plumas en la parte superior (como algunas aves modernas) o no (como la mayoría de los dinosaurios); incluso podía tener plumas en los brazos o en las alas

Gallimimus significa «imitación de pollo» en latín.

Gallimimus, un dinosaurio que vivió en el Cretácico, significa «imitación de pollo» en latín. Fue bautizado por O.C. Marsh en 1889 en honor a los sacerdotes galos de la antigua Roma por su parecido con uno.

El nombre es apropiado porque este dinosaurio herbívoro tenía las patas y el cuello largos, como sus parientes Oviraptor y Struthiomimus, pero carecía de las plumas que le habrían hecho parecerse más a un ave que a un avestruz o un emú (que también son aves no voladoras).

Su cuerpo tenía una forma y un tamaño similares a los del avestruz, con patas largas y un cuello largo.

El cuerpo de Gallimimus era similar al de un avestruz, con largas patas y un largo cuello. El cuello era flexible, como el del avestruz.

La cabeza era ligera, como la del avestruz.

Su cráneo era ligero y su pico no tenía dientes, pero en el interior de su boca tenía cientos de dientes flexibles que probablemente se utilizaban para masticar la comida.

En el registro fósil, el cráneo de Gallimimus es mucho más ligero que el de otros hadrosaurios. Su pico no tenía dientes y era flexible, por lo que probablemente utilizaba la lengua para agarrar la comida en lugar de morderla con los dientes. Dentro de su boca, Gallimimus tenía cientos de dientes flexibles que probablemente utilizaba para masticar la comida.

A diferencia de la mayoría de los animales, el gallimimus no tenía párpados, por lo que sus ojos pueden haber estado protegidos por frágiles escamas superpuestas que crecían y se desprendían constantemente.

A diferencia de la mayoría de los animales, el gallimimus no tenía párpados, por lo que es posible que sus ojos estuvieran protegidos por frágiles escamas superpuestas que crecían y se desprendían constantemente. Las escamas también pueden haber ayudado a proteger los ojos del polvo y los residuos.

Estas escamas crecían en hileras alrededor del ojo y rellenaban los huecos entre otras escamas para cubrir la zona superior e inferior con una capa continua de piel. De este modo, no sólo se protegían los ojos, sino que también se evitaba la entrada de luz perjudicial.

Su estructura cerebral muestra que tenía sentidos olfativos similares a los de las aves actuales.

La estructura cerebral del gallimimus era similar a la de las aves actuales. El gallimimus poseía un hocico característicamente alargado, que se asocia a los sentidos olfativos de las aves modernas. Esto sugiere que este dinosaurio tenía los sentidos del olfato muy desarrollados, como las aves modernas.

Sin embargo, su cerebro no poseía tantas circunvoluciones (pliegues) en comparación con otros dinosaurios como el T-Rex y el Triceratops, lo que significa que podría haber tenido capacidades cognitivas menos complejas que esos otros dinosaurios.

Se cree que el gallimimus se movía en bandadas, como muchos grandes herbívoros actuales.

Como puede ver, las pruebas apuntan fuertemente a que Gallimimus era un dinosaurio parecido a las gallinas. Es posible que los depredadores los trataran como una manada, lo que explicaría por qué se encuentran en grandes grupos. Si esto es cierto, es posible que los pollos de hoy en día evolucionen hasta convertirse en criaturas similares a sus antepasados extintos; por ejemplo, tal vez su gallo mascota llegue a medir dos metros de altura y a pesar unos 300 kilogramos.

Si quieres saber más sobre Gallimimus u otros dinosaurios de esta época (el Cretácico), te recomiendo que le eches un vistazo a [este artículo](https://www.scientificamerican.com/article/how-did-a-chicken-get-its-wing/) de Sara Gorman, de Scientific American.

Hay fósiles de gallimimus encontrados en Mongolia y China.

Quizá te sorprenda saber que este dinosaurio se encuentra en Mongolia y China. Es un dinosaurio, no un ave.

El nombre «Gallimimus» significa «imitador del pollo», pero en realidad no estaba relacionado con los pollos. Era un corredor muy rápido, así como un omnívoro que comía plantas y carne.

El Gallimimus tenía el aspecto de un avestruz y es posible que los depredadores lo trataran como tal.

El Gallimimus es un dinosaurio descubierto en Mongolia. Tenía un pico, pero a diferencia de muchos otros dinosaurios, no tenía dientes. En su lugar, tenía pequeños dientes que utilizaba para ayudar a recoger la comida del suelo.

El Gallimimus también tenía ojos grandes y patas largas para huir rápidamente de los depredadores. Su cuerpo se parecía al de un avestruz o un pollo, pero con plumas en lugar de pelo que cubrían su piel. Esto puede haber ayudado a protegerlo de los depredadores que esperaban atrapar un tipo de animal diferente.

Conclusión

Gallimimus era un corredor rápido, pero no era tan ágil como otros dinosaurios. Tenía las patas largas y el cuello largo, lo que le permitía correr con rapidez. Su cuerpo era similar en forma y tamaño al del avestruz con sus largas patas, pero a diferencia del avestruz no tenía plumas ni alas. El gallimimus pesaba unos cien kilos cuando era adulto. Su cráneo era ligero y su pico no tenía dientes, pero en el interior de su boca tenía cientos de dientes flexibles que probablemente se utilizaban para masticar alimentos como hojas y hierbas de los árboles que se encontraban en las riberas de los ríos, donde vivían juntos en grupos llamados rebaños o manadas.

Deja un comentario