El divorcio no tiene que destruir a sus hijos: 50 pautas para padres divorciados y divorciados

Siga estas pautas para que la transición del divorcio y el proceso de reestructuración y reconstrucción familiar sean más fáciles para usted y sus hijos.

1. Si aún no lo ha hecho, llame a una tregua con su Ex. (Nota: su ex no tiene que tomar la misma acción). Los padres divorciados pueden tener éxito en la crianza compartida. Ese éxito puede no comenzar con la armonía pero, como mínimo, es necesario un alto el fuego.

2. Están atrapados el uno con el otro para siempre. Un día, serás la abuela y el abuelo de los mismos bebés. Y cuando estos bebés crezcan, repetirán las historias que escucharon sobre la abuela y el abuelo. Este será tu legado. ¿Cómo quieres que te representen?

3. El divorcio crea una ruptura de la confianza y la comunicación. Acéptalo y trabaja para reconstruir la confianza y la comunicación con el otro padre, incluso si sientes que tú estás haciendo todo el trabajo. Y ten paciencia, las heridas emocionales necesitan tiempo para sanar.

4. Establecer una relación comercial con su ex cónyuge. El negocio es la crianza compartida de sus hijos. Las relaciones comerciales se basan en el beneficio mutuo. Los apegos emocionales y las expectativas no funcionan en los negocios. En cambio, en un negocio exitoso, la comunicación es franca y directa, se programan citas, se llevan a cabo reuniones, se proporcionan agendas, las discusiones se enfocan en el negocio en cuestión, todos son educados, se observan cortesías formales y los acuerdos son explícitos, claros y y escrito No es necesario que le gusten las personas con las que hace negocios, pero sí es necesario que deje de lado los sentimientos negativos para hacer negocios. Relacionarse de manera comercial con su ex cónyuge puede parecer extraño e incómodo al principio, así que si se da cuenta de que se está comportando de manera poco comercial, finalice la conversación y continúe la conversación en otro momento.

5. Hay al menos dos versiones de cada historia. Su hijo puede intentar sesgar los hechos de una manera que le dé a usted lo que cree que usted quiere oír. Así que déle al otro padre el beneficio de la duda cuando su hijo informe sobre disciplina y/o recompensas extraordinarias.

6. No sugiera planes posibles ni haga arreglos directamente con los niños preadolescentes. Y siempre confirme cualquier arreglo que haya discutido con un niño mayor con el otro padre lo antes posible.

7. La transición entre la casa de mamá y la casa de papá suele ser difícil. Asegúrese de tener a sus hijos limpios, alimentados, listos para salir y en posesión de toda su parafernalia cuando sea el momento de hacer el cambio. Mejor aún, si es posible, evite el temido cambio estructurando su tiempo compartido de modo que los fines de semana comiencen el viernes después de la escuela y terminen con la entrega de la escuela el lunes por la mañana.

8. No filtre las llamadas del otro padre ni limite el contacto telefónico entre su hijo y el otro padre. En su lugar, asegúrese de que su hijo esté disponible para hablar con el otro padre cuando esté hablando por teléfono.

9. No discuta el divorcio, las finanzas u otros temas de adultos con sus hijos. Del mismo modo, evite decir cosas negativas sobre otros padres y su familia y amigos a sus hijos.

10. Los niños siempre están escuchando, especialmente cuando crees que no es así. Por lo tanto, evite las discusiones sobre el divorcio, las finanzas, el otro padre y otros temas de adultos cuando sus hijos estén al alcance del oído.

11. Evite usar lenguaje corporal, expresiones faciales u otras sutilezas para expresar pensamientos y emociones negativas sobre el otro padre. ¡Tu hijo puede leerte!

12. Puede hablar de sus sentimientos con sus hijos en la medida en que puedan entenderlos. Pero, si le hace saber a su hijo que está aterrorizado por el futuro, su hijo también estará aterrorizado. En su lugar, mantenga una perspectiva emocional equilibrada que se centre en la diferencia entre sentimientos y hechos.

13. No utilice a su hijo como mensajero de mensajes o dinero.

14. Apoye el derecho de su hijo a visitar a sus abuelos y familiares. Los niños se benefician al conocer sus raíces y herencia. Y a los niños les encanta la tradición. La familia extendida brinda a los niños un sentido de consistencia, conexión e identidad, especialmente durante el divorcio. Recuerde que ni la familia extensa es mejor ni peor, simplemente son diferentes.

15. Evite la tentación de interrogar a su hijo o presionarlo para obtener información sobre los detalles de la vida personal o profesional de sus copadres.

16. Cada padre debe establecer y mantener su propia relación con los niños. Ninguno de los dos debe actuar como mediador entre los niños y el otro padre. Y, ninguno de los dos debe actuar como abogado defensor, presentando el caso de un niño al otro padre.

17. Estar a tiempo para recoger y dejar. No ingrese a la casa del otro padre a menos que lo inviten a entrar.

18. La relación de su hijo con sus padres influirá en sus relaciones por el resto de su vida. Nunca ponga a su hijo en una posición en la que tenga que elegir entre sus padres o decidir dónde están sus lealtades familiares. En cambio, permítale amar a ambos padres sin temor a enojar o lastimar al otro.

19. No se lo tome como algo personal si su hijo adolescente prefiere estar con sus amigos. No presione, pero permanezca disponible. Si se siente rechazado y retrocede, su hijo adolescente también se sentirá rechazado.

20. Espere que sus hijos se sientan confundidos, culpables, tristes y/o abandonados en respuesta al divorcio. Reconozca sus sentimientos como algo normal y recuérdeles que aunque la familia esté pasando por un cambio importante, usted y su papá/mamá siempre serán sus padres.

21. Incluso si el otro padre decepciona a su hijo o no cumple con un compromiso de tiempo, le dirá al niño que, a pesar de este error, el otro padre lo quiere mucho.

22. Si tus hijos quieren hablar, cállate y escucha.

23. Mantenga a sus hijos informados sobre los detalles del día a día de sus vidas y su separación/divorcio de una manera que puedan entender.

24. Mantener tantas anclas de seguridad (continuación de relaciones, rituales y medio ambiente) como sea posible.

25. No mimes demasiado a tus hijos por culpa o en un intento de «comprarlos». Los niños quieren quedarse despiertos hasta tarde pero necesitan descansar. Los niños quieren dulces pero necesitan verduras. Los niños expresan deseos financieros pero tienen necesidades emocionales. Dale a tus hijos una pequeña cantidad de lo que quieren y mucho de lo que necesitan.

26. Recuerda que nadie es del todo malo o del todo bueno. Sé honesto (contigo mismo) acerca de las fortalezas y debilidades de tu ex y las tuyas.

27. Sea constante en la forma en que disciplina a sus hijos. Establezca límites, dándoles libertad dentro de un área limitada, y aplique reglas fuera del «corral».

28. Evite dar mensajes confusos o falsas esperanzas de reunificación.

29. Recuerde que los horarios tendrán que cambiar de vez en cuando para adaptarse a las circunstancias y al desarrollo de su hijo. Si necesita cambiar el horario, notifique a su copadre lo antes posible. Cuando su copadre necesite cambiar el horario, muestre una flexibilidad relajada y siga la corriente.

30. Comparte buenos recuerdos, pero no vivas del pasado.

31. Considere separar ocasionalmente a sus hijos para que cada padre tenga tiempo individual con cada hijo.

32. Preséntele a su hijo niños del vecindario con los que pueda jugar en su segunda casa.

33. Considere realizar reuniones familiares mensuales, con una silla giratoria, para discutir tareas, problemas, horarios, planes y desafíos.

34. Coordine con su copadre para que se cubran los eventos, funciones y actividades escolares. ¿Quién comprará las fotos de la escuela? ¿Quién se encargará de las excursiones? ¿Quién trabajará en la recaudación de fondos? ¿Quién trabajará en el proyecto de ciencias? ¿Quién comprará los útiles escolares? ¿Quién manejará el regalo del maestro?

35. No olvide las viejas tradiciones y rituales familiares: practíquelos y cree otros nuevos.

36. Esté dispuesto a separar sus necesidades de las necesidades de sus hijos y haga de sus necesidades la prioridad.

37. Mantenga las cuestiones de crianza separadas de las cuestiones de dinero.

38. Si es posible, cuénteles a sus hijos sobre la separación pendiente juntos antes de que uno de los padres se vaya. Planee un tiempo de transición si puede.

39. Recuerda decirles a tus hijos:

(a) Tu padre/madre y yo decidimos divorciarnos porque pensamos que sería lo mejor para todos.

(b) Tanto tu padre/madre como yo te amamos y siempre te amaremos. El amor que un padre siente por un hijo nunca termina.

(c) Tu madre/padre y yo estamos trabajando juntos para asegurarnos de cuidarte.

(d) Tu madre/padre y yo tenemos una relación especial contigo. Puedes amarnos a los dos y nunca sentir que eso significa elegir entre nosotros, al igual que cada uno de nosotros te ama a ti y a tu hermano/hermana.

40. Asegúrese de que los novios/novias y posibles padrastros sean lentos, se mantengan al margen del divorcio, no interfieran en la relación del niño con ninguno de sus padres biológicos y no alienten al niño a llamarlos mamá o papá.

41. Los niños, de cualquier edad, pueden dudar en pasar tiempo con un padre por una variedad de razones. Ambos padres deben animar al niño a ir con el otro padre.

42. Si no estás unido, confundirá a tu hijo y le confirmará que puede manipularte.

43. Asegúrese de que los padres de los amigos de su hijo conozcan a su copadre y sepan que pueden confiar en él/ella con su hijo.

44. Si eres un padre a distancia:

(a) Recuerda que tu hijo es un nativo digital. Por otro lado, dependiendo de tu edad, puedes ser un inmigrante digital. Utilice el conocimiento avanzado de tecnología de su hijo para mantenerse conectado.

(b) Ver la televisión juntos. Hágale saber a su hijo que verá su programa favorito y que estará listo para hablar sobre él.

(c) Dele a su hijo sobres manila con estampilla y dirección para que pueda enviarle tareas escolares y otros documentos.

(d) Hacer grabaciones de audio y video entre sí. ¿Nada que decir? Grábese leyendo un libro y envíele el libro y la grabación a su hijo.

(e) Recuerde pequeños eventos. Envía tarjetas, fotos y cartas para Halloween, San Valentín, 4 de julio, etc.

(f) Instale cámaras web en su computadora y en las computadoras de sus hijos. Use correo de video y YouTube para conectarse.

(g) Use My-space, Facebook y Twitter para mantenerse en contacto, si puede hacerlo de forma privada y segura.

(h) Asegúrese de que sus hijos tengan teléfonos celulares con su número programado. Use mensajes de texto y fotos para mantenerse en contacto durante todo el día.

(i) Mantenerse al día con el trabajo escolar. Envíe a los maestros sobres manila con estampilla y dirección preestablecida para que sea fácil enviarle actualizaciones. Si no escucha nada, asegúrese de iniciar comunicaciones con los maestros por teléfono y correo electrónico.

45. Hágase amigo de otras familias divorciadas que hayan tenido éxito en la transición y úselos como mentores.

46. ​​El divorcio no es un evento, es un proceso. Permítase usted, su ex-cónyuge y sus hijos por lo menos dos años para el reajuste.

47. El divorcio en sí mismo no destruirá a vuestros hijos. Es su reacción al divorcio la que tiene el poder de destruir sus mecanismos de afrontamiento. Los verdaderos culpables son los conflictos continuos y los padres emocionalmente inaccesibles que han retrocedido hasta convertirse en adolescentes locos por los niños y las niñas.

48. No uses a tus hijos para llenar tu necesidad de compañía. Si no tienes uno, CONSIGUE UNA VIDA!! Esto es crucial para su recuperación (y la de su hijo) del divorcio. Busque el apoyo de amigos, familiares, grupos de apoyo, un entrenador de divorcio. Considere entrar en terapia con un profesional de salud mental con licencia. Considere unirse a Parents-Without-Partners, Co-dependent’s Anonymous oa un grupo de la Iglesia para personas divorciadas/viudas.

49. La disolución de un matrimonio no significa la disolución de la familia o de sus obligaciones de paternidad. De hecho, mientras una familia está pasando por un proceso de reestructuración, los niños necesitan padres fuertes y afectuosos más que nunca. Si usted y/o su ex están demasiado agotados emocionalmente para ser esos padres, busque sustitutos temporales que puedan darles a sus hijos lo que necesitan.

50. Todo niño necesita al menos un padre amoroso y estable. Es SU responsabilidad ser ese padre. Y, si su hijo tiene la suerte de tener un padre adicional, un padrastro amoroso, regocíjese, porque ningún niño puede tener demasiadas personas que lo aman.

¿Que te ha parecido?

Deja un comentario