¿El apéndice sirve para alguna cosa?

El apéndice es un pequeño órgano situado en la parte inferior del abdomen. Durante muchos años, los médicos pensaban que no tenía ninguna función. Sin embargo, las investigaciones han demostrado que el apéndice puede ser una parte importante del sistema inmunitario. El apéndice puede inflamarse (apendicitis) y, en ese caso, es necesario extirparlo quirúrgicamente.

El apéndice es un pequeño órgano situado en la parte inferior del abdomen.

El apéndice es un pequeño órgano situado en la parte inferior del abdomen. El apéndice mide por término medio entre 6 y 9 cm de longitud y entre 2 y 3 cm de ancho, lo que varía en función de la ubicación y de las variaciones individuales. Cuelga en el lado derecho del cuerpo desde la última parte del intestino grueso, al que se une mediante un tallo llamado mesoapéndice. En los seres humanos, no hay otras estructuras que se conecten directamente al apéndice, excepto los músculos que le permiten desplazarse mediante el peristaltismo[4].

Se desconoce la función de este estrecho tubo en forma de dedo, pero muchos científicos creen que funciona como una especie de sistema de alerta temprana de sustancias nocivas que provienen del exterior de nuestro cuerpo o del interior cuando algo va mal en la digestión, etc., antes de que lleguen a nuestro torrente sanguíneo».

El apéndice se considera generalmente vestigial.

El apéndice es un órgano vestigial, o un órgano que ha perdido su función original. El apéndice es una pequeña estructura en forma de tubo situada en la parte inferior del abdomen, conectada al intestino grueso y al ciego. Antes se pensaba que el apéndice tenía poca o ninguna función, pero en los últimos años esta opinión ha cambiado. Por ejemplo, los estudios han demostrado que el apéndice puede ayudar a prevenir enfermedades diarreicas al eliminar ciertos tipos de bacterias que pueden enfermar.

En la actualidad, los científicos aceptan generalmente que la razón por la que tenemos un apéndice es porque evolucionamos a partir de animales que lo necesitaban para su supervivencia (por ejemplo, los conejos). En otras palabras: nuestros antepasados utilizaban el apéndice para digerir la comida y combatir las infecciones, pero hoy esas funciones ya no son necesarias. Así que, aunque hoy no nos sirva de nada, nuestros antepasados sí que los necesitaban.

Se sabe poco sobre la función del apéndice como parte del sistema inmunitario.

El apéndice es un pequeño tubo que cuelga del intestino grueso. Forma parte del sistema digestivo, pero también desempeña un papel importante en el sistema inmunitario.

El sistema linfático es una parte importante de la defensa de tu cuerpo contra las infecciones y las enfermedades. El sistema linfático incluye órganos como las amígdalas, el bazo, el timo y la médula ósea, todos ellos lugares en los que se producen glóbulos blancos para combatir infecciones y enfermedades.

Los glóbulos blancos (también llamados leucocitos) combaten las infecciones:

  • Destruyendo las bacterias o los virus que entran en el cuerpo
  • Ayudando a otras células inmunitarias a reconocer cuándo se ha producido una lesión o una infección

El tratamiento de la apendicitis puede ir desde los antibióticos hasta la cirugía, dependiendo de la gravedad.

La cirugía es el principal tratamiento de la apendicitis. La cirugía es el tratamiento más eficaz para la apendicitis, y suele realizarse mediante cirugía abierta o laparoscópica. Si a una persona se le diagnostica apendicitis, es probable que tenga que operarse en pocos días para evitar que se produzcan complicaciones.

La cirugía puede realizarse mediante cirugía abierta o cirugía laparoscópica. En este procedimiento, que puede realizarse de forma ambulatoria (si no es urgente) o en un quirófano (si es urgente), el cirujano hará una pequeña incisión cerca de la parte inferior derecha y extraerá el apéndice inflamado a través de esa incisión.

Hasta un 5 por ciento de las personas experimentan episodios recurrentes de apendicitis.

La cirugía de apéndice es un procedimiento común, y la mayoría de las personas se recuperan de ella sin problemas. Pero en algunos casos se producen episodios recurrentes de apendicitis. Esto puede ocurrir cuando el apéndice se inflama de nuevo o cuando se desarrolla otro problema en la zona donde se encuentra el apéndice.

Por ello, muchos médicos recomiendan la extirpación de un apéndice inflamado cuando se tiene un episodio de apendicitis, ya que es posible que se tenga más de un episodio más adelante si la primera experiencia con esta afección fue más leve de lo habitual.

También puedes considerar la extirpación si sientes que algo podría estar mal en tu tracto digestivo aunque las pruebas no muestren signos de un problema subyacente; esto puede deberse a que ciertos síntomas tienden a aparecer después de varios años en lugar de inmediatamente después de la cirugía (como lo harían normalmente).

Este órgano que antes se consideraba inútil puede tener una función importante en el cuerpo humano después de todo.

Parece que el apéndice tiene una función importante en el cuerpo humano, pero no sabemos cuál es. Podría ser que nos ayude a combatir las infecciones en épocas de estrés o de mala alimentación, como durante una hambruna. De hecho, es posible que el apéndice haya desempeñado un papel clave en la evolución humana y haya permitido a nuestros antepasados sobrevivir a los periodos de hambruna almacenando allí las reservas de energía.

El órgano también puede servir de refugio para las bacterias buenas que pueden repoblar el intestino grueso después de que una enfermedad o diarrea deje fuera de servicio temporalmente a los organismos dañinos. Y algunas investigaciones han sugerido incluso que podría ayudar a entrenar nuestro sistema inmunitario para que no reaccione de forma exagerada ante sustancias benignas como el polen o los cacahuetes.

Conclusión

Aunque durante años se ha considerado que el apéndice es un órgano vestigial, es posible que tenga una función importante en el cuerpo humano. La comunidad científica debe investigar más y determinar por qué esta pequeña estructura puede ser necesaria para nuestra supervivencia.

Deja un comentario