Efecto invernadero

La definición de efecto invernadero se refiere al  fenómeno atmosférico producido cuando el calor de la superficie terrestre, que por lo general se emite hacia el espacio, es retenida por los gases de efecto invernadero (GEI) que se encuentran presentes en la atmósfera a causa de la contaminación del aire.

Dicho fenómeno incrementa la temperatura del planeta, dado que el calor no puede escapar -precisamente como si fuese un invernadero- y de ahí proviene su nombre. La luz solar que diariamente se recibe en el planeta, tiende a calentar su superficie completa y provee una gran cantidad de calor que hace posible la vida.

En la atmósfera existen abundantes gases como el vapor de aguadióxido de carbono (CO2), metano (CH4), los óxidos de nitrógeno (NxOy) y el ozono (O3) pero sin ninguno de dichos gases, la temperatura del planeta sería de -18 °C lo cual haría la vida imposible en la tierra.

Por otra parte, si la presencia en la atmósfera  de estos gases fuese mayor a su medida natural, la acumulación de calor en el planeta sería mucho más alta y alteraría el balance  del clima en el planeta, intensificando de  esta manera el calentamiento global.

Causas del efecto invernadero        

A finales de siglo XX, se han registrado niveles de gases efecto invernadero en la atmósfera presentando una relación directa con el comienzo de las actividades humanas de tipo industrial, que han lanzado a la atmósfera numerosos gases, contaminándola de tal forma que el índice de concentración del dióxido de carbono ha aumentado en un 40% desde 1750. 

Los añadidos humanos de dióxido de carbono lanzados hacia la atmósfera  exceden en la actualidad las capacidades de reciclaje de dichos gases, puesto que es resultado de casi tres siglos de industrialización, además de la combustión masiva de hidrocarburos utilizada para producir carbón, petróleogas natural.

Por lo tanto, debería tomarse en consideración que la mayoría de esos gases arrojados hacia la atmósfera por las actividades industriales, son de permanencia larga y no son, ni fáciles ni rápidos de descomponer, como para poder mantener el balance en la atmósfera, observándose de esta manera cómo se produce el efecto invernadero.

Consecuencias del efecto invernadero      

El problema radica en que el aumento incontrolable de los gases que son responsables del llamado efecto invernadero,  poseen una grave consecuencia directa: el aumento de la temperatura del planeta, mejor conocido como calentamiento global, y a su vez tiene una serie de consecuencias:

El incremento de la temperatura del planeta lleva a alterar, tanto los ciclos hidrológicos como de las mareas, así como también el modo en que el planeta hace la distribución del calor y se refresca a sí mismo. De esta manera los distintos climas se convierten en versiones extremas y violentas de sí mismos.

  • Derretimiento de los polos

Al aumentar la temperatura se reducen gradualmente los casquetes de hielo que se encuentran en los polos y que funcionan como un refrigerador natural del planeta produciendo de esta manera un aceleramiento en dicho fenómeno.

Además al no existir una suficiente cantidad de hielo para contrarrestarlo esto producirá un aumento del nivel de los mares, haciendo que  el agua dulce suba la línea de las costas entre los continentes, y de esta forma muchas ciudades pueden quedar bajo el agua.

 

¿Que te ha parecido?

Deja un comentario