¿Edison también «inventó» Hollywood?

La historia del cine es un poco como la historia de nuestro país. El primer gran inventor fue Thomas Edison, que construyó un imperio basado en la explotación comercial de los avances científicos y tecnológicos que él, o uno de sus empleados, «inventó».

¿Edison «inventó» Hollywood?

No.

A menudo se asocia a Thomas Edison con la ciudad de Hollywood, pero es importante señalar que él no inventó la idea de hacer películas para ganar dinero. De hecho, Edison fue la primera persona que consiguió que el cine tuviera éxito comercial, pero no fue su idea en primer lugar. Las primeras películas fueron realizadas por Louis Le Prince en 1890 y Eadweard Muybridge en 1878 (quien acuñó el término «cinematografía»). Fue más tarde cuando el asistente de Edison, William Kennedy-Laurie Dickson, inventó (y patentó) un dispositivo llamado «Kinetógrafo» que permitía filmar de forma continua utilizando una tira de película de celuloide que pasaba por un único objetivo a 12 fotogramas por segundo.

El primer gran inventor del cine fue Thomas Edison.

Hoy en día, a Thomas Edison se le llama a menudo el «padre del cine», lo que no es del todo exacto. Aunque se le atribuye la invención del cine, no es exactamente así: la capacidad de crear imágenes en movimiento ya existía antes de Edison y sus innovaciones tenían poco que ver con la grabación de imágenes en película. Sin embargo, lo que sí consiguió fue que el cine tuviera éxito comercial.

De hecho, si se observa cómo se involucró Edison en la invención del cine desde sus inicios hasta hoy, se observará que hubo múltiples versiones de la tecnología inventada antes que él -cada una más avanzada que la anterior- y cada una abandonada porque no era lo suficientemente rentable para los inversores.

Edison construyó un imperio basado en la explotación comercial de los avances científicos y tecnológicos que él, o alguno de sus empleados, «inventaba».

En 1897, la producción de películas cinematográficas de Edison era totalmente mecánica. Utilizaba un dispositivo llamado kinetógrafo para grabar imágenes con una sola lente y una cortina blanca de obturación, que más tarde fue sustituida por una película de celuloide. El kinetógrafo estaba conectado al proyector conocido como kinetoscopio. Cuando los clientes pagaban para ver una película, se les colocaba dentro de una cabina individual en la que podían ver a través de la ciencia sus imágenes mágicas en movimiento sobre un cristal delante de ellos mientras estaban sentados en total oscuridad (de ahí viene el término «el cine»).

Las personas que realmente descubrieron el cine fueron luego olvidadas durante muchos años.

Se podría pensar que Thomas Edison inventó el cine, y se equivocaría. Aunque posteriormente adquirió la patente de la misma, el asistente de Edison, William Kennedy-Laurie Dickson, fue en realidad la primera persona que descubrió y patentó una cámara cinematográfica en 1894. Esto significa que Edison no inventó la fotografía ni el cine, sino que robó una idea a su ayudante y la reivindicó como un invento propio.

Dickson realizó más de 200 películas antes de dejar la empresa de Edison en 1898 (murió dos años después). Su trabajo cayó en el olvido hasta hace poco, cuando los historiadores pudieron recuperar algunas de sus primeras películas para el público actual. Por lo que sabemos, siguen siendo las películas más antiguas que se conocen».

El biógrafo Matthew Josephson

El biógrafo Matthew Josephson escribió que «el afán de Edison por explorar todos los campos de la ciencia, que lo convirtió en un mecenas tan genial para los jóvenes estudiantes de investigación en Menlo Park, lo llevó ahora a dedicar una cantidad inusual de tiempo a este intento de proporcionar una iluminación eficaz para las películas… Edison reconoció el arte y la ciencia del cine como una consecuencia de la fotografía, y estaba decidido a ser el primero en desarrollarla.» … Pudo contratar a expertos que eran mucho más inteligentes que él. Pero nunca aprendió a trabajar con ellos. Sólo a partir de 1970 los historiadores han comenzado a investigar la vida de estos expertos anónimos …

Es posible que haya escuchado el nombre de Thomas Edison antes. Pero probablemente no sepa que no descubrió el cine ni las bombillas. Fue un inventor que contrató a otras personas para que hicieran el trabajo por él.

Edison nació en 1847 en Ohio y creció durante la Guerra Civil (1861-1865). En aquella época, la electricidad acababa de ser descubierta por Michael Faraday, pero nadie sabía aún cómo funcionaba. La gente ponía un palo de metal en un generador eléctrico y sentía una sensación de hormigueo al tocarlo porque la electricidad hacía que sus cuerpos fueran conductores, como cuando uno camina por una alfombra y recibe una descarga cuando sus pies tocan el metal (pero a propósito).

Un hombre llamado George Eastman inventó la primera cámara de rollo llamada «Kodak», que podía ser utilizada por cualquier persona sin necesidad de una formación especial. Al público le encantaba utilizar estas cámaras porque tampoco requerían ningún conocimiento sobre el funcionamiento de la fotografía; lo único que necesitaban eran unas sencillas instrucciones impresas en cada paquete de película Kodak.

¿Quiénes fueron algunas de estas personas brillantes que trabajaron con Edison? … Entre ellos estaban Charles Batchelor, Fred Ott, William Kennedy-Laurie Dickson, W.E. Gilmore y Eadweard Muybridge (al que volveremos más adelante).

Entre ellos estaban Charles Batchelor, Fred Ott, William Kennedy-Laurie Dickson, W.E. Gilmore y Eadweard Muybridge (al que volveremos más adelante).

Entre los amigos íntimos de Edison se encontraban personalidades como Thomas Edison Jr., Alexander Graham Bell (que tenía la patente del teléfono) y Nikola Tesla. Edison no se quedaba atrás por derecho propio: tenía más de mil patentes a su nombre cuando murió en 1931.

Conclusión

La gran contribución de Edison a la historia del cine fue su voluntad de financiar a un equipo de científicos e inventores que no temían correr riesgos y probar cosas nuevas. Edison siempre buscaba la manera de ganar dinero con sus inventos, pero no tenía ningún interés en ser un artista o un showman. Contrató a gente que sí lo era.

Deja un comentario