¿Dónde van los globos que se escapan?

La próxima vez que suelte un globo de helio, se preguntará si acabará flotando en el cielo para siempre o simplemente caerá de nuevo a la Tierra. Sabemos que los globos pueden ser peligrosos para las aves, los peces y otros animales salvajes.

Además, algunos expertos dicen que los globos que viajan a suficiente altura podrían causar problemas con los satélites espaciales. Sin embargo, la mayoría de los globos llenos de helio acaban aterrizando en algún lugar de la Tierra. Que sea en el patio de tu casa o en el de otra persona depende en gran medida de la altura a la que los lleve una corriente de aire antes de volver a bajar.

Los globos llenos de helio son una fuente de decoración increíblemente popular para las fiestas de cumpleaños y otras celebraciones.

Pero, ¿se ha preguntado alguna vez adónde van los globos una vez que se han escapado? Los científicos tienen algunas ideas.

¿Has visto alguna vez escapar un globo lleno de helio? En esta sección veremos cómo funcionan los globos y cómo afecta el helio a su comportamiento.

Los globos están hechos de látex o de plástico. El gas del interior del globo suele ser helio, que es más ligero que el aire y, por tanto, se eleva cuando se libera del globo.

El helio se libera del globo a medida que éste se eleva -el helio es más ligero que el aire- y este proceso continúa hasta que se ha perdido todo el helio o hasta que se alcanza una mayor altitud en la que no hay suficiente oxígeno para que se produzca la combustión (por encima de unos 30 km/20000 pies).

De hecho, si pudiéramos observar un globo flotante desde arriba en su viaje hacia arriba a través de nuestra atmósfera sin interrupción (es decir, si no hubiera ningún edificio), después de un tiempo veríamos que ha dejado de ascender porque ya no hay suficiente oxígeno alrededor de nuestro nuevo punto de observación; en su lugar, empezaría a moverse horizontalmente a través de cualquier superficie que estuviera por debajo de nosotros hasta que finalmente volviera a bajar en algún otro lugar de la superficie terrestre debido a la gravedad que tira de todo hacia el centro de masa de la Tierra.

La teoría predominante es que los globos quedan atrapados en las corrientes de aire.

Lo que significa que el globo terminará viajando largas distancias porque esencialmente es llevado por una corriente de aire.

Es fácil ver cómo un globo puede quedar atrapado en una corriente de aire y viajar largas distancias. Un globo lanzado en Los Ángeles, por ejemplo, podría ser arrastrado por la corriente de aire hasta Europa o incluso Asia. Esto no sería sorprendente si alguna vez ha visto el canal del tiempo o las noticias porque este tipo de historias suelen aparecer durante la temporada de huracanes.

Los globos también pueden atravesar los océanos por sí mismos sin ser arrastrados por los vientos si son lo suficientemente grandes o ligeros como para flotar por encima del agua y, al mismo tiempo, tener suficiente peso para no salir flotando hacia el espacio (lo que sería realmente malo). Si alguna vez quieres hacer un viaje alrededor del mundo sólo con tu globo, adelante, empieza a volarlo desde cualquier lugar y en cualquier momento, pero recuerda que la mayoría de los países no permiten la entrada de personas de otros países en sus fronteras a menos que tengan un visado, así que asegúrate de conseguirlo antes de salir.

Algunos investigadores creen que los globos casi siempre acaban flotando sobre el océano.

  • Se sabe que los globos recorren largas distancias.
  • Los globos pueden ser transportados por los vientos u otras fuerzas naturales como las corrientes de aire.
  • Los globos también pueden ser transportados por aves y peces u otros animales que pueden comerlos.

También es posible que una ráfaga de viento bien programada los envíe directamente hacia arriba y fuera de la atmósfera terrestre.

También es posible que una ráfaga de viento bien programada los envíe directamente hacia arriba y fuera de la atmósfera terrestre.

  • Un globo puede quedar atrapado en un tornado, que es como una aspiradora gigante (como la de tu casa, pero mucho más grande).
  • Un globo puede quedar atrapado en una tormenta eléctrica, que tiene muchos relámpagos y lluvia muy húmeda.
  • Un huracán es como una versión aún más grande de los tornados y las tormentas eléctricas, así que probablemente deberías alejarte de ellos si los ves venir.
  • Las tormentas tropicales no son tan grandes como los huracanes, pero siguen lloviendo mucho.

Muy poca gente ha estudiado este fenómeno, por lo que es difícil saber con certeza qué ocurre con los globos cuando los soltamos.

En primer lugar, el globo está hecho de látex, que es un material de goma más ligero que el aire. Por lo tanto, cuando soltamos los globos llenos de helio en el cielo, estos flotan en la atmósfera y acaban por estallar debido a las diferencias de presión.

Sin embargo, muy pocas personas han estudiado este fenómeno, por lo que es difícil saber con certeza qué les ocurre a los globos cuando los soltamos.

Lo que sí sabemos es que estos globos pueden ser peligrosos para las aves, los peces y otros animales salvajes.

La conclusión es que estos globos pueden ser peligrosos para las aves, los peces y otros animales salvajes. Sabemos que pueden matar a los animales y causarles asfixia si se quedan atrapados en la cuerda del globo o se lo tragan. También pueden atascarse en árboles, líneas eléctricas, redes de pesca y mucho más.

En resumen: lo mejor que puedes hacer ahora mismo es no soltar tus globos en la atmósfera de nuestro planeta.

Conclusión

Así que, aunque es bonito pensar que tus globos están flotando en el cielo, lo más probable es que acaben en el océano o en algún otro lugar de la Tierra. Si quieres hacer algo positivo por el medio ambiente y evitar dañar a los animales, prueba a utilizar globos biodegradables en lugar de los llenos de helio.

¿Que te ha parecido?

Deja un comentario