Definición de viaje – Qué es, Significado y Concepto

Si queremos conocer el origen etimológico del término viaje debemos descubrir que está en catalán. Así, concretamente, podemos saber que emana de la palabra viajeque a su vez deriva de la palabra latina a través deque se puede traducir como «camino».

Viaje y la acción y efecto del viaje (desplazarse de un sitio a otro por cualquier medio de locomoción). El concepto se utiliza para nombrar el propio traslado, el período en que se realiza este traslado y el viaje por todas partes.

Viaje Por ejemplo: «Tengo un viaje en avión de tres horas antes de llegar a casa de mis padres», «Dentro de quince días me voy de viaje y no tengo intención de atender ninguna llamada comercial», «Tengo que hacer cuatro viajes más antes de terminar el día».

El viaje implica un cambio en la posición del gentequé se puede hacer a pie oa través cualquier medio de transporte (un coche, una bicicleta, un animal). En cuanto a los motivos de un viaje, pueden ser muy variados: hay salidas que se realizan por ocio (los relacionados con turismo), otras que son específicas de cuestiones sociales o familiares (visitar una tía o un amigo) y algunas que se desarrollan por temas académicos o laborales (un viaje de estudios, asistir a una reunión de empresa).

Asimismo, también es importante establecer que, fundamentalmente, cuando se trata de viajes de ocio, se puede realizar de formas muy diferentes. Así, por ejemplo, hay gente que prefiere llevarlos con mochila, es decir, contar la mochila como único equipaje, andar mucho y quedarse en los alojamientos que están a punto de llegar.

Sin embargo, también hay personas que prefieren conocer otros rincones del planeta apostando por paquetes turísticos cerrados en los que las agencias les han buscado tanto los billetes del medio de transporte que utilizarán como los hoteles en los que se alojarán. o visitas guiadas.

Y todo ello sin olvidar que en los últimos años, y en los sectores más acomodados de la sociedad, los desplazamientos a los complejos turísticos se han puesto de moda. Es decir, en los hoteles en los que se ofrecen tratamientos de belleza ya que disponen de instalaciones como jacuzzis o balnearios.

Los viajes pueden empezar con una fecha de vuelta establecida o al menos estimada. Éste es el caso habitual de vacaciones: «Mi hermana está de camino el próximo viernes para ver las pirámides y vuelve a finales de mes», «Ya he comprado los billetes para el viaje: salimos el día 4 y volvemos el día 19».

Otros viajes, en cambio, no tienen fecha de regreso, como por ejemplo migraciones. Las personas que deben viajar para escapar de una guerra o deciden trasladarse a un país extranjero no saben cuándo volverán, o quizás no volverán nunca.

Además de todo lo anterior, podemos destacar que también existe lo que se conoce como libros de viajes. Se trata de publicaciones en las que los autores explican paso a paso las experiencias vividas en uno de sus viajes, los lugares que han conocido… Normalmente incorporan tanto fotografías como mapas o planos.

¿Que te ha parecido?

Deja un comentario