Definición de texto publicitario – Qué es, Significado y Concepto

El publicidad es el estado o la calidad de la audiencia, aunque el concepto suele referirse al difusión de anuncios con fines comerciales. Lo que es publicidad es lo que pertenece o está relacionado con la publicidad.

Texto publicitario Uno textopor otra parte, está en composición del signo codificado en un sistemaque forma una unidad de significado y que tiene intención comunicativa.

Estas dos nociones nos permiten definir el texto publicitarioqué es qué intente llamar la atención de los consumidores potenciales sobre el producto o servicio que desea promocionar.

En concreto, podemos decir que un texto publicitario persigue dos objetivos: promocionar un producto y fomentar la compra del público.

La copia del anuncio puede ser desarrollada por textos argumentativos (ya que exponen los motivos que deberían llevar al consumidor a comprar el producto o contratar el servicio), textos descriptivos (con detalles y características de lo que se pretende comercializar) y textos narrativos (cuando se cuenta una historia corta con la intención de presentar lo que se anuncia).

Además de estas características, cabe destacar que cualquier texto publicitario se basa en dos principios fundamentales: la proximidad al destinatario y la economía. Así consigue llamar la atención del ciudadano, de forma breve, directa e interesante.

Del mismo modo, no debe pasarse por alto que el mensaje que da forma a este tipo de texto puede realizar una o más funciones:
Complementario. Esta tarea la realiza la copia del anuncio cuando proporciona información o significado que no tiene la imagen que le acompaña.
De intriga. Ocurre en los casos en que lo que da más datos para posteriores entregas. De esta forma se atrae la atención del destinatario, ya que despierta la curiosidad.
Localizador. Ésta es la función del texto que pretende fijar determinadas imágenes.
Identificador. En este caso, esto es lo que hace cuando se trata simplemente de presentar el producto en cuestión.

Son muchos los recursos que se utilizan para realizar una copia publicitaria porque básicamente lo que se persigue es llamar la atención del público y ponerse en la cabeza. Por eso se utilizan a menudo elementos como la metáfora, la hipérbole, la sinestesia, los juegos de fonemas, el tono exhortativo y los neologismos.

El objetivo de un anuncio es siempre el persuasión. Por ejemplo: «Compra este chocolate con leche de vaca» es un texto que, en el caso de una ficción publicitaria, tiene poco poder de persuasión. Un texto que cita sería distinto «Compre el chocolate más rico, producido de forma natural con leche de vaca de nuestra granja y sometida a los más estrictos controles de calidad».

Es probable que el texto del anuncio incluya lema o eslogan. Ésta es una frase que se utiliza repetidamente para identificar una marca o corregir una idea. Un ejemplo de eslogan es «Piensa diferente» desde manzana o «Nada es imposible» desde Adidas.

¿Que te ha parecido?

Deja un comentario